jun 26 2012

Perros, gatos y lémures, los escritores y sus animales

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Si este libro fuese anglosajón se llamaría Pets o Mascotas; ya Nietzsche dijo algo sobre los animales y la necesidad de buscar afecto en ellos y de cómo es virtuoso que así sea. Muchos autores que conviven diariamente con sus animales nos hablan desde diferentes generaciones de su experiencia a través de un proyecto que debe su génesis más al editor de Errata Naturae. Es un libro curioso, por momentos tierno y dulce, otras salvaje. También hay autores que prefieren recrear de un modo bastante creativo experiencias de los grandes, quizás por timidez. De esta forma, Cortázar, Lord Byron, Paul Bowles y su esposa, Truman Capote o Virginia Woolf son material de historias situadas a medio camino entre el cuento y la memoria, el ensayo y la necesidad de desetiquetar lo etiquetable en ellos, legendarios unos, enfermos otros, excéntricos los más, inimitables todos.
¿Sabía usted quién dijo aquello de que desde que conozco a los hombres quiero más a mi perro?, en este libro es posible que no encuentre la respuesta exacta a esta pregunta, pero ¿acaso importa? Soledad Puértolas, Andrés Trapiello, José Carlos Llop, Antón Castro, Martínez Pisón, Andrés Ibáñez, Marta Sanz, Félix Romeo, Berta Marsé, Pilar Adón y Carlos Pardo son los actores y actantes de esta atractiva propuesta que innova más que arriesga. Tal vez mi pieza favorita es la dedicada a Theodoro Adorno, gato de Cortázar, que es convertido aquí en parte del engranaje poético que marcó tanto y a tantos lectores a partir de Rayuela, alguien decisivo en su vida, como lo fue Alejandra Pizarnick o la estimada ciudad de París.
Por cierto, sólo hay un lémur.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionado a mitos literarios y animales de compañía.
Tipo de lectura: Agradable.
Argumento: De cómo la convivencia con no humanos marca también nuevos caminos entre las letras.
Personajes: Algunos muy ricos y decisivos, como la gata de la señora Bowles.
¿Dónde leerlo?: Cerca de un zoo pero sin entrar en él.


jun 25 2012

La metamorfosis (adaptación de Peter Kuper)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

La metamorfosis es uno de los libros más trágicos y, a la vez, divertido de la historia de la literatura. Está lleno de símbolos que el lector debe interpretar para saber lo que tiene entre manos. Un trasfondo religioso, la importancia del número tres, la figura paternal o el punto de vista ácido del autor, son aspectos fundamentales para entender la obra. Kafka consiguió con este libro ingresar en el universo literario como un genio de la escritura.
Peter Kuper, excelente autor de cómics, adaptó la obra de Kafka en el año 2003. Si bien es verdad que no busca en las profundidades de la novela, logra un trabajo visual preciso y muy en el tono de lo que cabía esperar. Esta adaptación es una especie de espejo en el que podemos observar un reflejo bastante exacto. Lo hace Kuper con un trazo al que nos tiene acostumbrados, un diseño de página creativo y riguroso con el ritmo narrativo o el estado en el que se encuentra el personaje, con una fuerza expresiva que arrastra al lector hasta donde debe estar para interpretar lo que se le dice. Eso sí, el trabajo de Kuper es extremadamente literario, está excesivamente arrimado a la obra original, para ser un cómic.
Esto, en sí, no es malo ni bueno, pero al conocedor de la obra de La metamorfosis le puede ocurrir que no encuentre nada nuevo en la adaptación, y sobre todo, una obligación a fijar una imagen (la de Gregorio Samsa) que Kafka evitó.
Por supuesto, no hay una sola gota de color en todo el cómic. Blanco y negro casi agotador.
En definitiva, una buena adaptación que servirá a unos y a otros no. Pero a tener en cuenta por su calidad de su propuesta visual.

Calificación: Buena.
Tipo de lectura: Amena. Agobiante a veces.
Tipo de lector: Cualquiera.
Personajes: Son los de Kafka y eso significa que son perfectos.
Argumento: Para ser persona hay que buscar sin parar.
¿Dónde puede leerse?: En Praga, of course.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual. Las bibliotecas públicas son una excelente opción para poder leer esta y muchas más obras de todo tipo.


jun 20 2012

The Art Of Rockefeller Center

Artículo escrito por: Augusto Prieto

En 1930, John D. Rockefeller Jr. dio inicio a las obras de uno de los proyectos constructivos más imponentes del siglo XX. El Rockefeller Center es hoy uno de los highlight de la ciudad de Nueva York, un proyecto urbanístico visionario y memorable, una acumulación de exquisitas obras de arte, y -su plaza famosa- el paradigma del invierno y las fiestas de la navidad en el occidente capitalista.
Empresario y filántropo, Rockefeller fue heredero del fundador de la Standar Oil, y se consideraba a su padre el hombre más rico de la Historia, el Tío Gilito de los tebeos de Walt Disney. Con la ayuda de su esposa Abby, John Jr. comisionó un comité para desarrollar un proyecto iconográfico integral para lo que fue -en su día- el mayor proyecto de una construcción privada en el mundo.
The Art of Rockefeller Center es el catálogo de los detalles ornamentales de ese conjunto que incluye edificios y espacios públicos, destacados murales y esculturas, lámparas, textiles y mosaicos, además de relieves dorados o polícromos.
Seguramente la estatua Prometeo, de Paul Manship, o el Atlante de Lee Lawrie y Rene Chambelan sean las más conocidas; pero están también los murales de José María Sert -El progreso de América-; los de Diego Rivera que destruyeron los promotores por motivos políticos, y los excepcionales relieves en arenisca y en cristal de Attilio Piccirilli, así como los terminados por Isami Noguchi en acero, que convierten al conjunto en una de las obras maestras del Art Decó.
Cada una de esas obras es estudiada minuciosamente por Christine Roussell, tanto en su aspecto artístico como en su gestación, significado y procedimientos constructivos, y se acompaña de numerosas fotografías -algunas de época- de calidad, que ayudan a comprender un conjunto lleno de alusiones alegóricas entre las que destacan por su número las de Mercurio, dios del comercio, de los negocios y –curiosamente- del robo.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Aficionados al arte, estudiosos.
Tipo de lectura: Informativa.
¿Dónde puede leerse?: En cualquiera de los establecimientos de la plaza, en el mismo Centro Rockefeller.
¿Dónde encontrarlo?: Puede intentarse en librería especializadas en arte como www.panta-rhei.es


jun 18 2012

¡No pasarán! (Las aventuras de Max Fridman)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

A finales del año 2011, Norma Editorial, publicó el tomo integral de ¡No pasarán! (Las aventuras de Max Fridman) que reúne las tres partes de la historia (Desaparecido, Río de sangre y Sin ilusión); además de un dossier, algunos episodios extras, documentos y el prólogo de Pepe Gálvez.
El autor de este cómic, Vittorio Giardino, logra una potentísima narración ambientada en la Cataluña de final de guerra. Servicios secretos, espionaje, contraespionaje, política, valentía, idealismo, muerte, maldad, amistad; todo ordenado para hablar del ser humano cuando se enfrenta a las situaciones límites y de vuelta a la normalidad.
El dibujo es cuidadoso y detallista; el color magnífico y la estructura de las páginas idoneo para que la narración avance sin altibajos.
Los personajes se perfilan desde uno o dos rasgos y crecen desde allí mientras que el entorno dibuja el resto (la forma que los personajes tienen de percibir y asimilar lo externo es muy importante en este cómic).
Max Fridman, excombatiente de las Brigadas Internacionales, viaja desde Suiza a España, buscando a su amigo Guido. Tendrá que aprender a vivir en un enjambre difícil de soportar en el que todos tienen intereses contrapuestos y en el que todos quieren utilizar a Max en beneficio propio. Junto a viejos y nuevos amigos, se moverá por la zona republicana llegando al frente del río Ebro para volver a Barcelona.
¡No pasarán! es un cómic estupendo que desarrolla algunas ideas de importancia sin entrar a tomar partido claro desde un punto de vista político.
Merece la pena leer esta obra. Los diálogos son precisos y el dibujo forma un conjunto excelente con esas intervenciones de los personajes.
Atención a la conversación de Max con el general Galgo en una terraza barcelonesa en la que se puede ver el puerto de la ciudad al fondo.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Jóvenes, adultos.
Tipo de lectura: Muy divertida y enriquecedora.
Argumento: El final de la guerra. Lo poco que importa la vida de un ser humano.
¿Dónde puede leerse?: En Barcelona sería maravilloso. Pero, por ejemplo, en Toledo también lo es.
¿Dónde puede comprarse?: En tu tienda habitual.


jun 18 2012

La civilización del espectáculo

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Primer ensayo del reciente Premio Nobel peruano, Mario Vargas LLosa, desde que obtuvo esta condecoración. Existe realmente poco material nuevo en él; aprovechando sus ya comentados artículos en prensa, se hace partícipe del pesimismo imperante alguien que cree todavía en el poder hipnótico de las palabras, que abomina de los avances derivados del libro electrónico, haciéndose partícipe de lo que un día dijo Molina Foix, alguien que por otra parte desecha el cómic como literatura, sobre la sensualidad que supone leer en papel. No es al primero que se lo oigo, Varguitas. Y probablemente no sea el último. Otros capítulos interesantes asocian la cultura con mayúsculas (aunque aquí no tan mayestáticas) con la religión y, en concreto, con el cristianismo del que tanto se protesta y al que debemos, al menos en España, gran parte de nuestra nefanda y gloriosa historia.
La cultura de Dostoievski, Chéjov o Ibsen se hizo ligera hace años y hoy es un ectoplasma; lo lamenta el novelista porque estos libros, poemas o piezas han pasado a ser minoritarias, la mediocridad del espectáculo imperante ha podido con ellas de forma inefable, y no porque exista mayor analfabetismo en la ciudadanía, pues ya se sabe que, según él, la democracia está en plena forma. Existe una nostalgia tontorrona y plañidera (no te enojes, Varguitas) en estas tesis clasificadas por temas y que utilizan a veces de relleno el corolario reseñado de Piedra de toque. No es éste el primer escritor que se jacta de citarse a sí mismo, y es que a pesar de que las tesis de T.S. Eliot han quedado obsoletas, ¿quién no busca entretener con lo que escribe a pesar de todo?. Los fieles, después de recorrer algunos de sus ensayos, le seguiremos prefiriendo como novelista.

Calificación: Más de lo mismo.
Tipo de lector: Descontento, arrugado.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: La cultura-espectáculo.
Personajes: Sus libros, sus opiniones.
¿Dónde leerlo?: Donde leer no sea un acto de fé.


jun 17 2012

Lo que Maisie sabía

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Me temo que ningún lector llegará a averiguar exactamente Lo que Maisie sabía, y creo que esa ha sido la intención del autor.
Maisie es una niña, no sabemos su edad.
Un narrador, al que no conocemos pero que se parece mucho a Henry James, nos cuenta desde el punto de vista de esa niña los inquietantes sucesos que tienen lugar en su entorno tras el divorcio de sus padres.
Pasa por ser una de las obras fundacionales de novela psicológica, de la utilización de un narrador apoyado –el punto de vista- y del uso de la ambigüedad.
Estamos en 1897, fecha de su publicación.
Así que Henry James introduce al lector en un laberinto por el que debe ir avanzando, haciendo deducciones, retrocediendo en sus errores para emprender un nuevo camino. Una y otra vez. Un virtuosismo que desespera al lector y le convierte en una cotilla entrometida que intenta saber lo que está sucediendo, a quien hay que creer, y cuál es el significado exacto de las conversaciones que mantienen unos personajes con otros.
Lo más fácil sería decir que el escritor intenta reproducir la confusión interior de Maisie ante su maduración como persona y sus relaciones con los adultos que la rodean –y de estos entre sí- pero no podemos estar seguros de ésta afirmación, y en algunos momentos tenemos la sensación de que algo perturbador, que no se dice, merodea por la mente infantil, y que en cierta medida es la propia Maisie la que provoca ciertas situaciones.
Porque Maisie tampoco es tonta.
Destaca la actualidad del argumento: el daño psicológico recibido con frecuencia por los niños, utilizados como arma arrojadiza, y también la astucia del narrador que consigue que en ningún momento de la novela podamos ponernos de parte de ninguno de los personajes, porque de la misma manera que en la vida real, ninguno se reserva la razón absoluta.
Reconozco que me fascina Henry James pero, Lo que Maisie sabía –o no- me ha desbordado, quizás sea necesario que lo lea otra vez.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Aficionado a los enigmas.
Tipo de lectura: Compleja y desesperante.
Argumento: Enredoso.
Personajes: Encubiertos por el narrador.
¿Dónde puede leerse?: En Regent´s Park.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.machadolibros.com


jun 12 2012

Nietzsche

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Extraordinario y apasionante cómic este que firman Michael Onfray y Maximilien Le Roy, siendo el primero el que aporta los guiones y parte del pensamiento del filósofo y el segundo el que ilustra esta biografía gráfica.
No sólo se centran los autores en la vida Nietzsche. Las ideas fundamentales de su filosofía, la relación con los editores, con la familia, con los amigos y su más íntimo punto de vista sobre cuestiones que más tarde se convertirían en un estigma, están presentes en la obra. Es más que interesante esa vuelta de tuerca que da Onfray cuando habla de las ideas antisemitas del filósofo. En vida, Nietzsche dijo, por activa y por activa, que él hablaba de unos judíos ya muertos dos mil años antes, de un Dios desaparecido con ellos, de la tortura en que consistía arrastras durante tanto tiempo unas ideas anacrónicas. Sin embargo, sus ideas se convirtieron en un arma arrojadiza que muchos utilizaron contra un pueblo entero, contra las clases más débiles. Parece ser que fue su hermana la que ayudo a que eso pasara, entre otras cosas porque no eliminó todo aquello que el filósofo escribió estando completamente loco.
Es destacable cómo los autores del cómic nos muestran al hombre asomándose al abismo, la imposibilidad del retorno.
Desde un punto de vista gráfico, el cómic es impecable. Las tonalidades se distribuyen en cada página haciendo que las viñetas tomen fuerza; la composición de las páginas es inteligente y busca, siempre, un ritmo demoledor e, incluso, los cambios en el trazo corresponden a estados de ánimo extraordinarios del personaje. Todo ello hace que la comprensión de la consciencia de un hombre tan difícil de entender sea asequible hasta para los que no conozcan la obra de Nietzsche.
La técnica narrativa se soporta en el gran número de elipsis que se utilizan por parte de los autores. Es verdad que se tienen que apoyar en avisos sobre fechas porque de no ser así sería imposible de encajar la gran cantidad de material narrativo y, sobre todo, la evolución de las ideas que se presentan.
En definitiva, una obra extraordinaria que merece la pena tener a mano.

Calificación: Imprescindible.
Tipo de lectura: Reposada.
Tipo de lector: Cualquiera que esté interesado en la vida y obra de Nietzsche. Cualquiera interesado en el pensamiento moderno.
Personajes: Perfectos en todas las facetas.
¿Dónde puede leerse?: Venecia, Basilea…
¿Dónde puede comprarse?: En tu tienda habitual de cómics.


jun 10 2012

Crónicas de Jerusalén

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Después de Pyongyang, Shenzhen y Crónicas Birmanas, Guy Delisle entrega Crónicas de Jerusalén en las que nos cuenta cómo fue su estancia en Israel durante dos años acompañando a su mujer.
Delisle se integra en el escenario y logra desde la ironía o la gravedad (dependiendo de los casos) mostrar un país lleno de contradicciones, injusticiasy situaciones completamente delirantes.
Con un trazo sencillo (al que nos tiene acostumbrados) aunque no exento de detalles suficientes y una técnica narrativa muy cuidadosa con el ritmo del conjunto y de cada página, nos enseña Israel en todo su esplendor y decadencia.
El tebeo es estupendo. Más en la línea narrativa de Pyongyang y de la madurez de las Crónicas Birmanas. Se acerca a una guía de viaje vital en la que impera el sentido común de una mirada que sabe reposar sobre lo importante que no siempre es lo más pomposo.
Los colores, aunque discretos en su mayor parte, se utilizan con gran acierto. No sólo matizan la luz escénica sino que sugieren esa luz que el autor maneja de forma emocional al contar lo que vio. Sólo las estridencias (todo en amarillo) resaltan sobre el conjunto.
Aporta el autor algunos datos curiosísimos a lo que ya sabemos sobre Israel; otras veces, tan sólo constata lo que ya es conocido o intuido, y deja algunas páginas que reproducen las opiniones de los palestinos y de los israelitas, de los judíos, cristianos o árabes, de los militares y sacerdotes.
Excelente tebeo de un dibujante que está empeñado en hacerse más grande cada día.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Más divertida no puede ser.
Tipo de lector: Esto puede leerlo cualquiera. Y le gustará.
Argumento: La madre de todos los desastres se llama Israel.
Personajes: Episódicos y deslumbrantes. Y él mismo. El autor digo.
¿Dóde puede leerse?: Frente al Muro de las Lamentaciones para entender lo que pasa.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.