dic 31 2011

La hija de Robert Poste

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Impedimenta presenta en castellano La hija de Robert Poste, una novela publicada en 1932 por la autora británica Stella Gibbons; fue un éxito premiado en el momento de su publicación que se ha mantenido durante un siglo, y que  convirtió a su autora en una novelista de culto.
Porque se tiende a considerar –y se erra- que la literatura con claves de comedia ha de tener menos calidad y que es menos profunda, así que cuando una de estas obras está implacablemente bien escrita deviene un fenómeno.
La hija de Robert Poste es definitivamente metaliteraria, juega constantemente con la crítica acerva y la impostación de géneros y autores contemporáneos, acercándose –voluntaria o involuntariamente (o ambas)- al spoof; en algunos momentos es el positivo de los oscuros relatos de las hermanas Brönte, de Cumbres Borrascosas, pasados por el filtro de ese tipo de humor astuto y perverso que comparten Saki, Wodehouse y Waugh.
No agradará a los que detesten los relatos ambientados en la campiña inglesa, las señoritas razonables que siguen las normas de El sentido común de índole superior, del Abbé Fause-Maigre, y las imponen para cambiar el mundo; y sobre todo no gustará a quienes no tengan un sentido del humor algo peculiar.
Con la subversión de los clichés, Gibbons consigue transmitir un mensaje importante de modernismo, una crítica de la tradición que nos sorprende hoy por lo adelantada y lo liberada que vemos a Flora, La hija de Robert Poste, que no ha perdido la frescura con los años.
Es al mismo tiempo una farsa y la desmitificación de la novela romántica victoriana, de los hábitos y las costumbres construidos por la literatura; trazada con desternillantes conexiones mentales y una visión corrosiva de la trampa familiar y social. Ingeniosa, divertida, brillante.
Su autora se contuvo en la manera de rematarla, sacrificando una apoteosis final en aras del realismo y el mensaje.
El diseño de la colección –papel, cubiertas, maquetación, tipografía- es un regalo del editor que el lector agradece.

Calificación: Buena.
Tipo de lector: Cualquiera, aficionados al humor inglés.
Tipo de lectura: Juguetona y curiosa, entretenida.
Argumento: Levemente delirante.
Personajes: Geniales.
¿Dónde puede leerse?: En Highgate (donde está enterrada la autora), o en Hampsted Head. En la campiña de Sussex donde sucede.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual o en Méndez, en Madrid, calle Mayor, www.libreriamendez.net


dic 30 2011

La pipa de Marcos

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Lo inesperado, si es bueno, se hace delicioso. Y en el mundo del cómic eso es algo habitual: encontrar y disfrutar.
Recuerdo con gran agrado el día que cayó en mis manos, casi por casualidad, la primera entrega de Los viajes de Juan sin tierra firmada por Javier de Isusi. El título de ese volumen es La pipa de Marcos. Y recuerdo que me gustó mucho el texto. Inteligente, conciso, irónico. Era el pilar fundamental de la obra. El dibujo es notable (a mitad de camino entre el expresionismo y la caricatura), pero de Isusi tiene una habilidad especial para decir exactamente lo necesario. Aunque lo que más me llamó la atención fue la cercanía de Vasco (personaje principal) y Corto Maltés. Desde las primeras páginas no pude evitar pensar en el personaje de Pratt, porque Vasco es un personaje grande. Aparece en escena con un registro muy particular desde el que crece, viñeta a viñeta, con una solvencia imponente. Un registro que, enfrentado al de otros personajes, funciona como un explosivo de creatividad.
Todo en La Realidad (escenario en el que se desarrolla la trama) queda en entredicho. Otro de los grandes logros de este tebeo. La Realidad podría ser cualquier lugar y podría estar poblado por cualquiera. Y esto que en otras ocasiones sería suficiente para cerrar un libro y no leer una página más, en La pipa de Marcos se convierte en un gran logro. Porque lo que sucede es que todo se perfila como universal y no como cualquier cosa. Sólo el interés (personal) del autor hace que la aldea sea un microcosmos en el corazón del zapatismo. ¿Recuerdan Chiapas? Porque, aunque este cómic es universal por su calidad, en él se tratan asuntos muy concretos.
Excelente cómic. Con una carga ideológica muy exacta aunque contenida. Con una carga humana descomunal. Con una carga artítica impecable. Una excelente ocasión para hacer  de la lectura un acto importante.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Muy divertida.
Tipo de lector: Cualquiera.
Argumento: La búsqueda imposible.
Personajes: Excelentes.
¿Dónde puede leerse?: No se me ocurre un solo lugar en el que no pueda leerse.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


dic 29 2011

Apuntes del subsuelo

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Pensamientos lúcidos en torno al hombre moderno en literatura; el decimonónico escritor ruso, Dostoyevski, recorre la vida de un anti-héroe y lo hace, como no, desde la conciencia, una conciencia que ya desde el principio es germen de una enfermedad. Porque, como en Camus, el gran creador de seres como Raskolnikoff (Crimen y castigo) o El idiota sabe que todos somos siquiera algo culpables de lo que nos sucede; a diferencia del Premio Nobel francés, todo crimen o pecado sucede en una especie de memoria engañosa, escondida en el subconsciente colectivo o individual. Reconforta saber que la culpabilidad no es algo tan moderno y que existe sin necesidad más que de elucubrar o mirar el mundo de determinada forma. Leer estos apuntes nos hace reflexionar sobre lo que supone estar disconforme con la vida y el mundo, y aunque esto pudiera parecer una idea adolescente en este caso, la genialidad comprendida en su contexto, nos hace remitirnos a la soledad y sus resquicios más involuntariamente nefastos.
Como en Kafka, el personaje es un funcionario que quiere ser insecto sin necesidad de recurrir al alcohol, un tipo que se siente inmundo desde el mismo momento en que mantiene poco tiempo la mirada fija en el otro. Se prodiga un malestar que termina por hacernos pensar en torno a la valentía y cobardía, la pereza y la diligencia, el pesimismo y el optimismo o grandilocuencia.
Dividido en dos partes, resulta emocionante recobrar este pequeño libro incompleto, que es declaración de intenciones honorífica de toda una forma de entender la novelística simultánea.

Calificación: Hermosa.
Tipo de lector: Familiarizado con lo peor y lo mejor del ser humano.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: Mínimo.
Personajes: Grandiosos todos ellos.
¿Dónde leerlo?: Cerca de una iglesia moscovita.


dic 28 2011

Pollo con ciruelas

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Marjane Satrapi es natural de Irán. Nació el año 1969. Pero ya hace tiempo que vive fuera de su país. Además, es una excelente autora de cómics. Muchos la conocen por la publicación de Persépolis, una serie de cuatro volúmenes que ha traspasado fronteras con gran éxito.
Pollo con ciruelas es un tebeo magnífico. El texto es preciso, económico, sugerente. El dibujo es sencillo, profundo, expresivo hasta la saciedad. Pollo con ciruelas es un cómic asombroso.
Lo que cuenta Satrapi es eso que ocurre cuando algo se queda atrás, cuando parte de nosotros se condena a vivir en un espacio muerto en el que el tiempo no corre. Y lo hace a través de un vehículo exquisito que le da un juego imponente: la muerte de un músico (un suicidio algo extraño e inquietante) que pierde el tono y es incapaz de hacer sonar su instrumento decentemente. El lector no sabe la razón por lo que eso ocurre. Pero la autora va aclarando aspectos, página a página, de modo que todo aparece con claridad y contundencia. Cada viñeta explica la anterior, cada viñeta hace que el personaje crezca con violencia, cada línea de diálogo se pega al dibujo para que el movimiento de la acción se acomode al mundo creado por la autora.
Es uno de los mejores cómics que he leído en algún tiempo. Conviene echar un vistazo a la obra. Y, por supuesto, cualquier jovencito puede hacerlo sin miedo a encontrarse con algo espeso o sesudo. Le gustará.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Muy agradecida.
Tipo de lector: Jóvenes y adultos. Sin distinción.
Argumento: Algo queda detrás y la vida con ello.
Personajes: Muy bien diseñados. Su evolución es estupenda en un uso del tiempo magnífico por parte de la autora.
¿Dónde puede leerse?: Conviene estar tranquilo para poder saborear cada página.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual. Si no está, te lo pueden encargar.


dic 27 2011

Tratado de ateología

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Los monoteísmos surgen de las arenas del desierto, de la necesidad de crear un mundo alternativo y futurible, del cual éste -en el que vivimos- sea un pretexto transitorio, y no una realidad disfrutable.
Partiendo de esa idea, Michel Onfray, pensador, ensayista francés, nos ayuda a articular el discurso de pensamientos y actitudes arraigados firmemente en lo más profundo del ser humano, -negados con pertinacia también- pero acosados siempre por lo pernicioso de la religión.
Con una exposición categórica y razonada, Onfray revela como los hombres fantasean para no enfrentarse a lo real -la muerte- inventando todo tipo de subterfugios, y como otros hombres –mulás, rabinos y sacerdotes- aprovechan esta debilidad para someter y dominar mediante la impostura y el engaño.
La ateología viene para ser, entonces, el corpus razonado del ateísmo militante y posmoderno, la negación de la existencia de dios salvo como ficción fabricada por los hombres a su propia imagen y semejanza.
Es un recorrido apasionante por la filosofía de la metafísica, sobre la historia del conflicto de la razón y el pensamiento contra el mito y la farsa.
Michel Onfray se extiende en la deconstrucción de los monoteísmos e intenta la descolonización de la falsa laicidad judeocristiana que marca nuestras sociedades neuróticas, para soñar unos individuos y unas comunidades definitivamente nuevas, liberados de los lastres de las consignas contradictorias y dementes del Libro, liberados por fin de toda alienación. Avanza el ensayo como diatriba implacable y sienta las bases de una actitud vital conscientemente hedonista, activa contra la superstición, militante y combativa, centrada en la superación de una fase teológica o religiosa de la civilización de la que no hemos salido. Una utopía deseable por la que conviene luchar.
Una obra valiente y necesaria que es además informativa y amena.

Calificación: Excelente
Tipo de lector: Cualquiera interesado en la metafísica
Tipo de lectura: Amena con algunos escollos puntuales, palabras técnicas o referencias filosóficas
¿Dónde puede leerse?: En un templo, sinagoga o mezquita, cómodamente instalado
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual o búscalo de segunda mano en www.uniliber.com


dic 26 2011

Canción de navidad

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Leer a Charles Dickens significa algunas cosas más que importantes. Por ejemplo, acercarse a un tipo de literatura que hoy nadie se atrevería a publicar, pero que explica el lugar en el que se encuentra la creación literaria actual. Otro ejemplo; los narradores son otros, los personajes se construyen desde lugares muy retirados a los que se utilizaban en el siglo XIX y la presencia del propio autor en la narración (hoy un pecado casi mortal) habitual y casi necesario.
Pero, sobre todo, leer a Charles Dickens significa conocer la inmortalidad de una obra literaria, lo universal de unas líneas. Porque Dickens es un autor que funcionará mientras el mundo sea mundo.
Sus personajes somos todos, sus tramas son creíbles desde lo verosímil de la ficción por siempre jamás. Una novela de Dickens es un mundo que encaja perfectamente en la realidad (sea cual sea el momento histórico que viva el lector). Ni el lenguaje victoriano y decimonónico, ni la candidez e inocencia en lo narrado que hoy no encontramos en ninguna publicación, ni ese olor a folletín del que los autores modernos escapan como si fuera la peste; nada, puede hacer de una obra de Dickens algo sin valor.
Canción de navidad es una narración llena de matices que la convierten en un territorio común para cualquier occidental. Todos podrían ser Ebenezer Scrooge. Cualquiera de nosotros podríamos dar la espalda a una realidad que nos llevara a cumplir con nuestra misión en este mundo. Lo que le sucede a ese personaje es algo habitual aunque esté disfrazado de esto o aquello. En navidad, en verano o dentro de una caverna. Porque lo que cuenta Dickens es cómo un ser humano se olvida de sí mismo, cómo lo material suele ganar la batalla a lo espiritual, cómo el hombre deja de ser hombre.
Mezcla realidad y fantasía; pasado, presente y futuro; bondad y maldad; generosidad y avaricia. Todo se contrapone a su contrario en este pequeño relato para que el lector se pueda situar ante algo tan cotidiano como extraordinario.
Por si era poco, Canción de navidad es una obra muy divertida, inquietante, llena de valores que antes eran el pan nuestro de cada día y que hoy parecen ser despreciados por muchos.
Los jóvenes encontrarán en este relato una forma de acceder hasta la lectura de obras clásicas. Cómodo e infalible. Los adultos que ya saben lo que supone un libro, recordarán la importancia de los clásicos.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Amena y sencilla.
Argumento: Un hombre olvida lo que es.
Personajes: Muy bien diseñados y desarrollados.
¿Dónde puede leerse?: A solas. Para poder pensar.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


dic 25 2011

Del asesinato considerado como una de las bellas artes

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Thomas de Quincey fue un inglés que vivió entre el siglo XVIII y XIX. Obsesivo y misterioso, este tratado que sería posterior objeto de estudio de los más grandes, entre ellos Jorge Luis Borges, recorre en lo que parece una disertación sobre el mal mayor, los antecedentes del homicidio como juego; y es que son varios los aristócratas y filósofos que aplauden un golpe por su desaparición, ejecutado con la suficiente maestría como para que las huellas del delito queden borradas o silenciadas.
El prologuista Luis Loayza encuentra rastros de la ironía de Jonathan Swift, y si bien con Los viajes de Gulliver aprendíamos Historia, aquí el autor nos hace remontarnos a textos sagrados por otros motivos: se ensalza El paraíso perdido de Milton, para contemplar la naturaleza de Caín padre, se busca su correlato en Chaucer y se explora la idea de asesinato como poco semejante en Occidente y Oriente. Abundan las notas a pie de página interesantísimos, avisamos, y sin cuya lectura se pierde gran parte de la enjundia y sentido del texto.
Entre la voluntad de dandismo y de crítica a lo excesivamente vulgar, el texto se vuelve particularmente intenso en cuanto al horror a partir de Post Scriptum de 1854, capítulo añadido a posteriori y que parece fraguarse como arrepentimiento a la frivolidad anteriormente expuesta, ya que trata de responder a un por qué, que será siempre insuficiente.
Resulta particularmente cómico o trágico el hecho de disertar sobre el asesinato como si de la crítica de un cuadro o un libro se tratara y se insiste en que el artista puede no dejar huellas sobre el papel, pero éstas quedan irremisiblemente en su conciencia.

Calificación: De cierto interés.
Tipo de lector: Bibliófilos y rastreadores de sendas perdidas en otros libros.
Tipo de lectura: Compleja, compacta.
Argumento: Ensayo para ser leído ante un auditorio.
Personajes: Con ganas de abundar en ellos, nos deja.
¿Dónde leerlo?: Cerca del Sindicato del Crimen.


dic 20 2011

Jorge Luis Borges: Su estilo según él mismo

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano
Imagen de previsualización de YouTube