abr 28 2011

Elogio de la locura

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Ensayo didáctico y esclarecedoramente interesante de uno de los  pensadores más revolucionarios y a la vez más irreverentes de su panorama histórico; desde la contemplación de lo miserable de la condición humana, a partir de la falsedad e hipocresía como premisas de toda verdad, por científica (hasta el momento) que fuera; muchos tacharon al autor de injusto, pues en este breve pero enjundioso texto, no deja títere con cabeza: monjes, reyes, novelistas.  Su franqueza no le excluye ni a él mismo ni por supuesto a las proles adocenadas por el poder reinante que, en este momento de transición que supone el humanismo, tanto dinero están haciendo con el pueblo, vendiendo prebendas y oraciones a cambio de un falso bienestar. Hasta cierto punto, y desmitificando también a filósofos y sabios, cada uno carga con el mea culpa de unos tiempos a la vista no tan distintos a los nuestros, quizás por la deuda que en el acerbo dejaron.
Para Erasmo de Rotterdam, locura es lo mismo que estulticia y de este concepto parte para, con serenidad, entregar un manuscrito escrito casi a vuela pluma que se iría corrigiendo, de intenciones claramente satíricas hacia todo lo que se mueve y parece un homínido. Desde el prólogo se nos insta a pensar que existió relación con Tomás Moro, por lo que quizás un buen complemento sea su Utopía; existe, sin embargo, una manera de proclamar de puertas adentro, explicaciones a fenómenos como la risa detonante de toda argumentación sesuda, la necesidad de autobombo como brote generador y que cierra el círculo vicioso de las alabanzas, lo que quita de fuste a toda actividad humana por digna que parezca.

Calificación: Lúcida.
Tipo de lector: Entretenido en sátiras, pero sabiendo que o sale humilde, o no sale.
Tipo de lectura: Aficionado a los clásicos del pensamiento que no son demasiado sesudos.
Argumento: Por muy superior que le parezca su oponente, no se preocupe, también caga.
Personajes: La condición humana.
¿Dónde leerlo? En Alemania o cerca de un lugar al que asociemos rigidez de costumbres.


abr 25 2011

Las ciudades invisibles

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Las ciudades invisibles son difíciles de clasificar y –aún así- Italo Calvino lo hace. Uniéndolas a la memoria y al deseo, a los signos, a los muertos y al cielo. Erige ciudades sutiles y continuas, desvela escondidas ciudades.
El género del libro es difícil de definir en cuanto participa de la novela, el cuento y el microrrelato, todo envuelto en lo fantástico.
El referente obvio está el El millione de Polo, pero también trasluce a Platón -Timeo y Critias- y a los historiadores bizantinos como Cosmas Indicopleustes.
Con todo ese material, Calvino elabora un pensamiento sobre las ciudades en el que lo urbanístico es símbolo de lo subterráneo –en las de hoy y en las del pasado-, sobre el paso del tiempo y su implacabilidad.
El texto es un cofre de tesoros construido con espejos y con dualidades, cofre paralelo y simétrico cuya cerradura es un símbolo, un emblema, una clave.
Italo Calvino es bárbaro. No hay escritor que no quisiera ser Italo Calvino ni lector que no sueñe con sus historias fabulosas, envueltas en imágenes especulares. Utiliza un lenguaje elegante y preciso sin deslizarse hacia lo refinado, colorista; e invita al lector a participar en su juego literario.
Título engañoso, en fin, porque no hay ciudades más evidentes, donde los deseos y los miedos de visitantes y moradores estén más cumplidos, no las hay mejor descritas aunque permanezcan invisibles.

Calificación: Estupendo.
Tipo de lector: Cualquiera con ganas de reflexionar un poco sobre su ciudad.
Tipo de lectura: Amena y divertida.
Argumento: Es una serie de descripciones de ciudades fabulosas.
Personajes: Marco Polo y el Gran Kan conversan en torno a las descripciones.
¿Dónde puede leerse?: Es ideal para el metro, o los trayectos cortos por la brevedad de los capítulos.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


abr 24 2011

Desmontando a Cela

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

El año 2.002, Ediciones Libertarias publicó esta obra de Tomás García Yebra. No creo que sea una obra necesaria. Francamente, no lo creo. Se trata de un ensayo escrito peor que mejor, que muestra desde la dedicatoria (A los amigos de Cela, para que pasen el rato) una inquina enfermiza. Si Cela tenía negros queda en el territorio de lo anecdótico puesto que sus grandes obras fueron escritas por él. Digo esto con toda seguridad. Además, no hace falta leer este libro para afirmar que no sólo Cela los tuvo (negros); hay unos cuantos autores que los tienen y no pasa nada porque la gente quiere leer lo que escriben esos pobres en la sombra y las editoriales quieren ganar dinero. Que Cela enviase libros dedicados a los académicos antes de su ingreso me parece más anecdótico todavía. Que se trabajara a los suecos es algo que hace todo escritor propuesto para el Nobel. Que la Xunta de Galicia pagara una pasta a Cela por promocionar la patata de allí es un problema que deberían solventar los políticos si es que hubo alguna irregularidad. Intentar desmontar a un buen escritor por este lado me parece absurdo. De verdad. Por supuesto, lo referente al matrimonio de Cela con la señora Castaño, no me interesa en absoluto. Y también está presente en la obra. Una obra que habla más de lo tangencial que de literatura.

Calificación: Prescindible.
Tipo de lectura: Se hace pesada por ser muy poco interesante.
Tipo de lector: Según el autor los amigos de Cela. Pero no. Ni siquiera van a ser lectores que asimilen este disparate.
¿Dónde puede leerse?: Pues no se me ocurre nada.
¿Dónde puede comprarse?: En internet se puede encontrar.


abr 24 2011

El malentendido

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El malentendido es un libreto de Albert Camus para el teatro, con el esquema clásico de una tragedia.
No es una pieza maestra porque la construcción dramática se queda escasa, y falta intensidad en los recursos actorales, aunque el hecho de que un personaje marginal precipite como el eje sobre el que gira la función –y el mundo- le da al final una vuelta de tuerca reveladora de gran intensidad.
Están ahí todos los grandes temas camusianos: la ausencia de dios, la soledad del ser humano, la añoranza de un lugar en el sur donde el mar y el sol reinan sobre todo, la paralización de los sentimientos que permite continuar viviendo en un mundo hostil, la condena.
Dice uno de los personajes principales: La vida es más cruel que nosotras, y ese nosotras es aquí la literatura y la invención.
Una joven Maria Casares estrenó la obra en el Téâthre des Mathurins, en París, en 1944, mientras las tropas aliadas desembarcaban en Normandía, y se debió de vivir la representación como metáfora y como trasposición.
Albert Camus incluyó esta pieza en lo que llamó ciclo del absurdo junto con El extranjero, Calígula y El mito de Sísifo; en él reflexionaba sobre lo absurdo de la condición humana.

Calificación: Buena.
Tipo de lector: Interesados en el teatro y en Camus.
Tipo de lectura: Cómoda para lo que es un texto teatral.
Argumento: Trágico.
Personajes: Sin describir, no demasiado marcados en su función.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


abr 23 2011

Escupiré sobre vuestra tumba

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Esta novela de Boris Vian no está bien escrita. Los personajes que aparecen en ella son construidos tan cercanos al estereotipo y al ridículo que llega a rechinar cada frase. Los excesos en la trama rozan lo morboso. Una trama que se construye con prisa, sin la más mínima reflexión necesaria para que la obra pueda madurar en cada página. Y, sin embargo, funciona. Abres el libro, te lo tragas de principio a fin, sin pestañear una sola vez y se acabó.
Tal vez esa invitación al morbo es lo que esperamos alguna vez. Y nos agrada su llegada. Tal vez sea lo facilón de esta literatura de trama que busca más el entretenimiento que otra cosa. Tal vez que nos remuevan la conciencia es necesario alguna vez que otra. O ¿es el escándalo? Esta novela fue prohibida en Francia el año 1.948 por inmoral, cosa que viste mucho y da un barniz maldito.
Yo no lo sé. Lo que es seguro es que la escritura de Boris Van (en esta obra) es justita. Que la trama es disparatada. Que el objetivo de derribar barreras racistas no se logra. Que, técnicamente, el libro presenta grandes carencias. Pero hay otra cosa segura: el libro funciona.
Yo lo leí, por primera vez siendo joven y me fascinó. Lo he vuelto a leer ahora que no lo soy y me ha entretenido. Seguramente no lo vuelva a leer nunca más (he de confesar que al abrirlo estaba predispuesto a perdonar lo que hiciera falta). El siguiente paso, la siguiente lectura, será una pequeña catástrofe y me gusta tener posos de los libros inmaculados aunque sean un error.
Si fuera joven me lanzaría a leer este librito de Vian. Y si no lo hubiera leído aún haría lo mismo. Porque funciona.

Calificación: Fascinante o entretenido dependiendo de edades o experiencia lectora.
Tipo de lectura: Muy fácil.
Tipo de lector: El que esté dispuesto a pasar un rato duro.
Engancha desde el principio. Eso es verdad.
Personajes: Casi ridículos por lo tópicos.
Argumento: La cosa va de venganza. Un disparate.
¿Dónde puede leerse?: Da igual. Será de un tirón.
¿Dónde puede comprarse?: En cualquier librería.


abr 22 2011

¡Indignaos!

Artículo escrito por: Augusto Prieto


¡Indignaos! Porque el librito Indignez vous! que ya se reseñó en éstas páginas como interesante, y que se vende en todas las librerías de Francia por tres euros, cuesta en España… cinco.
Un setenta por ciento más.
Sin motivo ni justificación posible.
¡Porque yo lo valgo!, que diría Lilian Betancourt.
Como ya se dijo es un opúsculo que ha conmocionado Francia por unas particularidades que no son extrapolables a nuestro país. Aquí hubiera sido más oportuno que alguien con una gran autoridad moral lanzara un nuevo grito de protesta y de movilización. Podría ser perfectamente José Luis Sampedro, que prologa la edición española de manera impecable, intentando continuar el engranaje creado en Francia.
Y que el texto original se hubiera puesto a disposición de los lectores como artículo en un diario, de izquierdas preferentemente, en vez de esos absurdos suplementos semanales que nos endosan.
¡Indignaros! Porque lo edita en España Destino, o sea el Grupo Planeta, o sea una de las grandes transnacionales de la edición; mientras que en Francia lo hizo una pequeña editorial que apuesta por los textos alternativos de aquellos que marchan contra el viento y, que nosotros sepamos, las multinacionales, con el Grupo Planeta entre ellas, van con el viento en popa puesto que esperaba cerrar el ejercicio de 2010 con un beneficio de entre 50 y 70 millones de euros, más de once mil millones de las antiguas pesetas.
¡Indignaos!, porque el Grupo Planeta, presidido por José María Lara, segundo marqués del Pedroso de Lara, es accionista de referencia de más de cien empresas, entre ellas el Grupo Antena 3, y los diarios ADN y La razón.
¡Los marqueses nos llaman a indignarnos!
¡Indignaos!, en fin porque me parece que nos están tomando el pelo.
Por cierto que a rebufo de la indignación de Monsieur Hessel, Aguilar saca a las librerías Reacciona -eso sí, previo pago de unos módicos 9,50 euros- en el que se mezclan artículos de José Luis Sampedro y de Baltasar Garzón con otros –por ejemplo- de Federico Mayor Zaragoza, que por si no lo saben fue Subsecretario de Educación y Cultura en el último gobierno de Franco, o sea, una mezcla singular de especialistas como dice el propio editor en su web, que nos van a clarificar y encauzar la pesadumbre.
Aguilar es de Ediciones Santillana, o sea el Grupo Prisa, está preparando un ERE para despedir a dos mil quinientos trabajadores, cuando aumentó su beneficio un 96% en los primeros nueve meses de 2010, según publicó el diario El País (suyo también), hasta los 91,53 millones de euros (más de quince mil millones de las antiguas pesetas), en un entorno económico adverso, dice también, ¡pobrecillos!
¡Indignaos!, porque el Grupo Prisa, cuyo accionariado comparte la familia Polanco con una decena de bancos y fondos especulativos es la izquierda… ¡imagínense lo que se nos viene encima por el otro lado!
¡Como reaccione yo, vamos a terminar como en el treinta y cuatro!

Calificación: Indignante la edición, que no el texto que ha sido debidamente reseñado
Tipo de lector: Incauto
Tipo de lectura: Hagan un esfuerzo e inténtenlo en francés. No voy a decir nada en cuanto a piratear la versión española.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte. Se lee en un momento.
¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería especializada en textos en francés, por ejemplo lalibrairiefrancaise.net en Madrid; o en la web del editor, www.indigene-editions.fr , donde también se puede consultar en línea su interesante catálogo.



abr 21 2011

Una vida en China (El tiempo del partido)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Segunda entrega firmada por Ôtié y Li Kunwu del cómic que repasa la historia china desde mediados del siglo pasado hasta nuestros días. Si el primer volumen fue una agradable sorpresa, este segundo no deja de ser, también, una bocanada de aire puro.
Esta vez, comprobaremos cómo millones de chinos (encarnados en el protagonista Xiao Li) vivieron la muerte de Mao, cómo un pueblo entero salía de la opresión delirante y se abría camino hacia la prosperidad. Pero, también, vamos descubriendo que en el camino el peso de una imposición cultural e ideológica anterior marca la vida de muchas personas que tienen que aprender a vivir, a disfrutar de placeres prohibidos hasta entonces, a rescatar las viejas tradiciones que ellos mismos destruyeron durante una época absurda. Los dramas nacionales se cuentan desde las tragedias personales. Los dramas de todos se concentran en los dramas de cada individuo.
El trazo de Li Kunwu es una maravilla. Mezcla la realidad (perfectamente representada) con la imaginería maoista que  todo lo intentaba ocultar. Pero esa realidad termina siendo tan terca como la propia historia y alcanza una posición que siempre mereció. Los textos iluminan esas imágenes tan evocadoras de forma rotunda. Y el conjunto es delicioso.
Ahora a esperar la tercera entrega, El tiempo del dinero, que, sin duda, rematará con brillantez la trilogía más fascinante sobre la China actual que uno puede imaginar.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Cómoda, muy amable aunque es muy convenienteno perder detalle de las ilustraciones.
Tipo de lector: Cualquiera. Los jóvenes tienen una alternativa fantástica en el cómic para descubrir la novela, la poesía o el teatro.
Personajes: Los chinos. Todos.
¿Dónde puede leerse?: Cualquier lugar es bueno aunque si se acompaña la lectura de unos rollitos de primavera mejor que mejor.
¿Dónde puede comprarse?: En cualquier librería especializada en el cómic.


abr 20 2011

Cumbres borrascosas

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Cumbres borrascosas es un melodrama. Una obra que pretende emocionar al público con situaciones en las que dominan sentimientos muy intensos. En la que se superponen el odio y el amor.
Fue acusada de paganismo, y de ferocidad en la expresión de los sentimientos, tras su publicación en 1847. Era cierto. La modernidad criticó la novela por su exceso dramático y su romanticismo. También era cierto.
Hoy es considerada una de las obras maestras de la literatura universal.
Por su innovador mecanismo narrador, en el que una serie de voces se van relevando para contarnos la historia desde la primera persona. Porque por encima de sus exageraciones, consigue excusar sus faltas a lo verosímil con la creación de una trama matizada e intensa; de una atmósfera opresiva, oscura y confusa que atrapa a los protagonistas en una pesadilla que se prolonga durante dos generaciones. Una obsesión, una maldición, un designio.
Pero lo que más ha inquietado a los estudiosos contemporáneos, planea sobre la novela desde fuera del texto. Emily Brontë, como sus hermanas Anne y Charlotte, dieron a la luz al mismo tiempo tres obras extraordinarias, con las que consiguieron escapar de un infierno de soledad, pobreza y aislamiento por medio de la literatura. Construyendo realidades que las ayudaron a continuar viviendo. Viviendo mediante la ficción.
Porque lo que traslada Emily a esos Whuthering Heighs es el análisis, sin duda, de un horror que la terminó sofocando. Los inmensos vacíos de aislamiento y la brutalidad de los ambientes rurales del Yorkshire en la era de la revolución industrial, la injusticia de una sociedad compartimentada en clases, el abismo de la incultura y de la ignorancia; el papel decisivo otorgado al hombre, como amo del universo a quien la mujer ha de estar sometida.
No intentó revelarse, ni reivindicar. Solucionó su grito de angustia con un final místico y extemporáneo.
Cumbres Borrascosas está compuesta con un lenguaje rebuscado y grandilocuente al que no cuesta acostumbrarse, propio de la época en la que se escribió y apropiado, hoy, para la historia que cuenta.
Brontë transgredió todos los límites, deslizó imperceptible a sus protagonistas hacia el lado más oscuro de la mente, el lugar donde están la crueldad, el adulterio, la alienación y el desorden, el masoquismo; se acercó a explorar la necrofilia, el abuso y el incesto; en un mundo donde la mujer era un objeto marginal que solo era capaz, como Pandora, de concitar los males en torno suyo.
Es revelador el lugar que ocupan los libros dentro del libro. Como arma de soborno, como algo sin lo que no se puede vivir, como consuelo.
Los momentos terribles que encierra la narración son tan poderosos que sobre su estructura se montaron una decena de películas de cine. La interpretaron Laurence Olivier y Merle Oberon para la versión de Wyller de 1939. La dirigió Buñuel en 1953, titulándola Abismos de pasión. Juliette Binoche y Ralph Fiennes dieron vida a sus personajes en la penúltima secuela filmada por Kosminsky en 1992.

Calificación: Excepcional.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Sencilla, una vez que el lector se adapta al lenguaje y a las claves narrativas.
Argumento: Olvidando lo que de peyorativo tiene el término, el de un culebrón.
Personajes: Desgarrados e intensos.
¿Dónde puede leerse?: Retirado en la campiña inglesa o en el llano castellano.
¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería.