dic 23 2013

Quiéreme bien (Una historia de maltrato)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano


El problema es que piensas demasiado; tú no pienses, haz lo que tengas que hacer y punto. Dicho así podría parecer algo inofensivo. Sin embargo, estas son dos frases, tan sólo un ejemplo, que podrían ser la señal de lo que llega en una relación. Mañana se podrían convertir en no pienses; haz lo que te digo y punto. No cambian tanto las palabras, pero si el estado de las cosas. Cuidado con las señales. Conviene fijarse en ellas y tratar de comprender.
Quiéreme bien es un cómic de Rosalind B. Penfold. Cuenta la historia de una relación de pareja. Un desastre absoluto en el que el maltrato aparece como protagonista desde el primer momento. Primero como un detalle, como lo que podría parecer una confusión o un arrebato circunstancial; finalmente como algo físico, violento. Mientras, maltrato psicológico con el que ella termina odiándose, siendo una mujer insegura. Mientras, infidelidades y celos. Mientras, mentiras y una actitud amenazadora con la mujer, con los niños.
Brian, el marido, dice que una vez que la persona se siente insegura, puedes hacer con ella lo que quieras. Eses es el proceso, una evolución hacia el maltrato, hacia una descomunal tragedia que podría terminar con la vida de las personas.
El dibujo de la autora es sencillo. A veces, casi infantil. Aunque expresa muy bien los sentimientos, cómo fue lo que pasó. Pone los pelos de punta algún pasaje y, desde luego, el libro es un relato espeluznante de lo que supone una situación como la que se relata.
Se trata de un libro que deberían leer los jóvenes, los adultos, todo tipo de personas, sea cual sea su situación social o sentimental. Porque en él quedan reflejadas todas aquellas señales visibles o no que anuncian lo que llamamos violencia de género, maltrato en el matrimonio o noviazgo.
En la página www.friends-of-rosalind.com hay información muy útil para personas que tengan alrededor una situación sospechosa o conocida.

Calificación: Muy bueno.
¿Tipo de lector?: Mujeres y hombres con un mínimo de sensibilidad ante este problema.
¿Tipo de lectura?: Pone los pelos de punta.
Argumento: El proceso habitual de un caso de violencia de género.
Personajes: Redondos.
¿Dónde puede leerse?: En compañía de tu pareja, en el sofá de casa.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


dic 11 2013

Conversación de sombras en la villa de los papiros

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Acostúmbrate a pensar que la muerte es nada para nosotros. Porque todo bien y mal reside en la sensación, y la muerte es privación del sentir. Por lo tanto el recto conocimiento de que nada es para nosotros la muerte hace dichosa la condición mortal de nuestra vida, no porque le añada una duración ilimitada, sino porque elimina el ansia de inmortalidad.
(Carta de Epicuro a Meneceo)

Max (Francesc Capdevila) presenta su cómic Conversación de sombras en la villa de los papiros, una obra breve, muy bien contada que se acompaña de la carta de Epicuro a Meneceo y las dos que envió Plinio el joven a Tácito.
La historia, que incluye aspectos relevantes de los textos que se incluyen al final de la obra, narra una última conversación entre Graco y Filodemo; aprendiz frente a hombre experimentado y amante de la sabiduría. La razón gobierna por encima de todas las cosas. Los sentidos, los sentimientos, ganan en el caso del joven. La consciencia del otro.
El dibujo es sencillo y cuidadoso con los detalles. El uso de la tinta muy apropiado para crear el clima que quiere representar el autor. Se presenta a los personajes como sombras que pueden oírse al contemplar la belleza de las ruinas ubicadas en las afueras de Herculano en las que se encontraron mil ochocientos rollos de papiro.
El diseño de página es dinámico y se modifica dependiendo de la trama y del estado de ánimo de los personajes y de lo que ocurre en el entorno.
Las reflexiones de Graco y Filodemo son expuestas con gran simplicidad aunque conservan la esencia de lo que significan. Por todo ello, los diálogos son especialmente atractivos.
Acompañan el trabajo de Max, tres textos maravillosos que sirven de explicación y dan profundidad al tebeo. El de Epicuro es, posiblemente, uno de los textos de la literatura clásica más bellos para el hombre actual.
Sin ser un trabajo en el que el gráfico sea extraordinario, Max sí ha sabido compensar las partes para conseguir un resultado final impecable.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Fácil aunque conviene reflexionar y, una vez leídos los documentos de Epicuro y Plinio el joven, regresar al tebeo para paladearlo.
Tipo de lector: Jóvenes desde 16 años, adultos y abuelos.
Argumento: Cómo afrontar la vida y la muerte.
Personajes: Complementarios. Muy bien trazados.
¿Dónde puede leerse?: Lejos de los volcanes.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


nov 26 2013

Los misterios de Udolfo

Artículo escrito por: Augusto Prieto

No puede ser que yo no defienda aquí lo que afirman con rotundidad los editores y las enciclopedias: que Los misterios de Udolfo, de Ann Radcliffe, publicada en 1794, es uno de los más destacados ejemplos de la novela gótica.
Porque es cierto que presenta las características del género: la atmósfera de misterio, los castillos tenebrosos, la incursión en lo incierto. Y que lo inicia, puesto que lo más destacado de ese género vendrá después.
Pero por encima de todo es una novela que bascula entre lo romántico y lo racional, y sí que cumple, por tanto, con esa función de bisagra literaria entre el racionalismo de la Ilustración y la necesidad de mantener viva la llama de lo ulterior, tan típica del Romanticismo.
A la vista de hoy, podríamos decir que Los misterios de Udolfo es un culebrón, una historia melodramática de amor y negación, enrevesada hasta el enmarañamiento, en la que lo sobrenatural termina explicado, y la protagonista se mueve encorsetada por la razón y las conveniencias sociales. Una novela en la que todos los personajes viven en castillos, donde las grandes montañas, los paisajes agrestes y grandiosos, marcan el correlato con la reflexión sobre lo variable y lo insignificante de la condición humana; en medio de esas montañas el villano Montoni es la encarnación del mal, y la heroína se desvanece varias veces en cada capítulo.
Se hace presente también ese curioso trampantojo por el que los ingleses buscaron el misterio en cierto exotismo meridional, idealizado y bandidesco, cuando lo tenían en su isla envuelto en nieblas Tudor.
La información se le da al lector cuidadosamente dosificada para mantener su atención, dificultada hoy por lo farragoso de algunos diálogos y la de ciertos explicativos.
La Radcliffe destaca por una búsqueda prematura en la historia de la literatura, la de unos asideros psicológicos para el terror en vez de sostenerlo únicamente en lo sobrenatural. Una búsqueda de la verosimilitud.
Y quizá sea esa transversalidad de novela gótica, romántica, moralizante y realista, la que ha hecho de Udolfo una historia influyente y destacada.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Voluntarioso, aficionado a los folletines.
Tipo de lectura: Algo espesa.
Argumento: Enrevesado.
Personajes: Románticos y arquetípicos.
¿Dónde puede leerse?: En un castillo.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


nov 12 2013

Piscina Molitor / La vida swing de Boris Vian

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Piscina Molitor narra la vida de Boris Vian centrándose en sus últimos momentos y agarrando retazos de la niñez, juventud y plena madurez, que sirven para explicar algunas cosas. Vemos a Boris Vian aquí y allá, siendo un niño o estando enamorado; pero, sobre todo, le podemos ver amenazado por la muerte desde el principio. Una dolencia cardiaca le tuvo en jaque siempre.
El cómic, firmado por Christian Cailleaux y Hervé Bourhis, intenta ir al grano y elimina todo aquello que sea superfluo o irrelevante. A veces se resuelve una etapa con cuatro trazos y un puñado de frases. Es un cómic en el que la economía de recursos es absoluta. Así, afortunadamente para el lector, el que se acerca a esta obra tiene su espacio y cierta libertad para componer un cuadro lleno de matices.
El dibujo tiende a la caricatura. El color se distribuye con talento en cada viñeta. Los tonos nos acercan al estado de ánimo del personaje o al clima que vive en cada momento.
Tal vez, este cómic flojea en algunas zonas expositivas de la trama. Tanta economía hace que los personajes secundarios queden planos en exceso cuando alguno de ellos podía haber iluminado más y mejor al principal.
La gran ventaja de esta obra es que cuenta en nómina con Boris Vian. Magnético, interesante, brillante, oscuro, poliédrico. Fue trompetista, crítico de jazz, ingeniero, escritor, columnista y más. Fascina su forma de mirar las cosas y ese miedo que le provocaba enfrentarse con la realidad; como si sólo se encontrase cómodo dentro de sus creaciones. Boris Vian es uno de esos autores que pueden poner al lector no avisado patas arriba. Sus novelas y poemarios desprenden una magia difícil de conseguir.
Un buen cómic que aclara algunos asuntos y permite entender a un hombre que dejó tras de sí una leyenda poderosa.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Fácil aunque el asunto que trata no interesará a todos.
Tipo de lector: Amantes del cómic, de la literatura y de la figura de Boris Vian.
Argumento: La muerte acechando desde el principio y sus consecuencias.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier club de jazz. Aunque ya no se pueda fumar dentro.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


nov 12 2013

Farenheit 451

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Farenheit 451: la temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde.

Farenheit 451 es -en parte gracias al cine- una de las distopías más célebres de la literatura. Una novela de terror, porque su aproximación a la realidad del siglo XXI es mayor si cabe que a la del XX, en el que se escribió. Terror a una sociedad deshumanizada y controlada por un estado totalitario. Terror creado por el escritor con el lenguaje, un lenguaje hostil, amenazante, compuesto con extrañas metáforas y comparaciones, con imágenes oníricas y oscurantistas, con asociaciones poéticas. Miedo que nos trasmite un narrador indeterminado y sus incursiones en la mente de Guy Montag, el héroe de la novela.
En una reflexión sobre la literatura y su poder.
Sobre la desaparición de los libros.
Resulta evidente que Ray Bradbury escribió esta parábola en 1953 como un toque de atención, influido por la caza de brujas y las amenazas de la guerra fría. Hoy, con la desaparición gradual de los libros en papel, la manipulación a la que gobiernos y mass media someten a los ciudadanos, el descontrol de la privacidad en la sociedad digital; con la deshumanización de la vida en las grandes ciudades y la tele-realidad, adquiere nuevas e inquietantes lecturas.
Y para no ponernos apocalípticos debemos meditar siempre en lo que nos separa de esa ficción: la democratización del conocimiento, la posibilidad de huir de una realidad manipulada por la publicidad, y la de abandonar el conformismo gracias al acceso al mundo de las ideas; la libertad de conciencia. Y todo eso se lo debemos a los libros, y estamos obligados a luchar por preservar esos logros y por exigirlos para toda la humanidad.
Para cualquier amante de los libros Farenheit 451 es una novela asfixiante y angustiosa. Profundamente perturbadora.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Perturbadora.
Argumento: Inquietante.
Personajes: Desconcertados.
¿Dónde puede leerse?: En el metro.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


oct 27 2013

Hablando pronto y mal

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Amando de Miguel siempre ha tenido una relación interesante con el uso que hacemos los españoles del lenguaje. En este libro, apunta errores comunes, formas nuevas que se adaptan a los tiempos nuevos, significados olvidados y construcciones absurdas que podemos escuchar o leer a diario en cafeterías, oficinas, programas de televisión o emisoras de radio. Una de las gracias de este libro es que, el más pintado, se encuentra en él, antes o después. Hablar castellano es muy difícil y es, por ello, por lo que cometer equivocaciones es muy habitual.
Cómo no, el politiqués tiene un lugar privilegiado en el libro. Le acompaña la demotización como segunda estrella invitada. Y una larga nómina de aspectos divertidos, vergonzantes o sorprendentes.
El libro está editado por Espasa, es manejable y debería leerlo más de uno. Desde luego, los jóvenes encontrarán un apoyo magnífico en él para no terminar como buena parte de los españoles maduros; eso si es que aún hay remedio dado el desgaste y el atropello que está sufriendo la cultura española en la actualidad. Decía que los jóvenes tendrán que regatear la posibilidad de convertirse en analfabetos funcionales. Este asunto lo trata el autor con tino.
Recomendable para casi todos y necesario para gran parte de trabajadores poco cualificados, universitarios (poco cualificados, también, si la cosa sigue por el camino que han obligado a tomar), políticos (de unos años a esta parte sin cualificación alguna), locutores de radio, etc. Es decir, debe leerlo todo el mundo. Y hago esta recomendación sabiendo que en las páginas de Hablando pronto y mal hay cosas con las que muchos no estarán de acuerdo (por ejemplo, yo mismo). Al autor se le escapan algunas cosillas con tufo ideológico que no pegan ni con cola. Pero habrá que perdonar esto a cambio de leer otras cosas muy interesantes.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera con un mínimo interés en no hacer el ridículo al hablar o escribir.
Tipo de lectura: Muy amena.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier lugar. Preferiblemente, antes de abrir la boca para hablar o escribir alguna línea.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


oct 20 2013

Vivir de Noche

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala
Ambientada en Boston y en Cuba, nos encontramos ante una novela rica en detalles, profusa y bastante caótica que próximamente será llevada al cine interpretando su papel principal Ben Affleck. El autor es el mismo que pergeñó las tramas de Mystic River y Shutter Island, protagonizadas por Sean Penn y Leo di Caprio, respectivamente.
Partiendo de una premisa poética, el protagonista es un mafioso que opta por enfrentarse a la corrupción política y policial de frente durante la época de la Ley Seca, mientras contrabandea con ron. Por si esto fuera poco, tiene al Klu-Klux Klan en su contra, una organización que por aquel tiempo no distinguía entre afroamericanos y latinos.
La novela empieza y termina con el motivo principal de perdición de Joe Coughlin; su nombre, Emma Gould, especie de Paris Hilton descarnada, que acaba desmaquillando su rostro en nombre del oficio más antiguo del mundo. Las intenciones nacen, mueren y se interrumpen. Por Emma se cumple una estúpida condena que se podía perfectamente haber evitado y que cambiará el modo de ver el mundo del protagonista que se niega a irse con su hermano a Los Ángeles a trabajar al cine, porque dice preferir a los intermediarios antes que a quienes roban a manos llenas, y así le irá.
Porque cuando no hay bancos, hay usura y cuando vivir de noche es la regla, hay que tener cuidado donde pisas, pues la hierba no vuelve a crecer; con esta especie de metáfora, el escritor, Dennis Lehane, juega a que su criatura nade en aguas enfangadas, creyendo que está en lo correcto; es por ello una suerte de Sam Spade trotamundos al que no le conviene ciudad alguna, un perdedor marrullero y poco dado a concesiones, capaz de todo y nada al mismo tiempo.
De este modo y antes que recurrir a una melancólica canción desesperada, Vivir de noche debe mucho a las cloacas, pero también a la necesidad de aferrarse a algo (aunque sean éstas mismas) para creer que se está vivo de algún modo.
Calificación: Buena.
Tipo de lector: Aficionado al género negro.
Tipo de lectura: Obsesiva.
Argumento: Coughlin y su también necesidad de ser desmaquillado.
Personajes: Camaleónicos e impredecibles.
¿Dónde leerlo?: Paseando por cualquier zona deprimida de Boston.


oct 2 2013

La verdad de las mentiras

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Las ficciones las pueblan gentes, tanto desde el punto de vista de quién las hace, las lee, las protagoniza o las vive, según sea esta experiencia así viviremos el acto de leer, que en cualquier caso nos convertirá en diferentes o indiferentes. El Premio Nobel peruano, Mario Vargas Llosa, nos presenta su propio canon literario (que diría Harold Bloom) en forma de curso de lectura crítica inolvidable, ya que cuando son las imágenes las que narran, parece que nos encontramos con la secreta objetividad que las pueblan; llevar este ideario a la necesidad de contar con palabras lleva a una lucha entre antagónicos por el que vemos deslizarse lo sombrío y lo brillante de una forma subjetiva; se invita de este modo a ver todo relato escrito como una decisión escogida desde la ideología y la moral, describiendo una trayectoria que va de fuera hacia dentro y desde la que se trata de practicar el humanismo, esa historia de las ideas y el pensamiento practicable según la vida de persona(je)s escogidos.
A lo largo de treinta y seis ensayos que tratan de no hacer la vista gorda sobre lo más significativo, se nos presentan en orden cronológico, desde la vetusta y modernísima El corazón de las tinieblas, antecediéndonos en los orígenes que van más allá de la locura del viaje de un occidental al Congo, tierra subabastecida que hace nacer por el clima y la aventura los horrores de lo considerado salvaje, hasta Sostiene Pereira del ya fallecido escritor Antonio Tabucchi, una fábula sobre el poder de lo pequeño y sencillo, a través de las que se evoluciona hacia maneras más globales de contar.
Son dos los autores sobre los que repite ensayo: Graham Greene y Ernest Hemingway; del primero se concluye que tuvo la mala fortuna de, a pesar de haber escrito mucho y bien, no culminar en obra maestra algo que tuvo bien cerca con El fin del romance; Hemingway, en cambio, considerado a sí mismo hombre de acción que escribía, asociaba el éxito literario al personal, sin tener en cuenta sus oprobiosos esfuerzos más en París era una fiesta que en The sun also rises.
Tampoco se obvia la importancia de obras más vanguardistas o experimentales, como Nadja de André Breton, u otras de rango intermedio como los de la feliz hada madrina Isak Dinesen o las magníficas novelas corales, Un mundo feliz, American Transfer o La rebelión de los animales de Orwell, todas ellas corresponsables de la disipación de ideologías que quizás en ciertos casos no eran las de su autor.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Amante de la literatura y otros puntos de vista.
Tipo de lectura: Agradable, además.
Argumento: Clásicos de a partir del siglo XX convenientemente desmenuzados.
Personajes: Todos y uno.
¿Dónde leerlo?: Dando la vuelta al mundo en avión.
¿Dónde se puede comprar?: Pídelo en tu librería habitual.