mar 15 2011

Océano, mar

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Novela posmoderna y poética del autor del long-seller Seda, Alessandro Baricco. Se trata de un ejemplo claro de lo que teóricos como Bobes entienden como un artefacto donde caben muchos tipos de escritura y cosmovisiones que no termina de implosionar más que desde la poesía y el relato, lo cual no es poco. Un tipo de escritura minimal, con aliento corto podría hacernos pensar en un narrador que cuenta desde el monólogo o el sueño, si bien parece una voz de ultratumba, la del mar como infierno que sosiega, la que habla. Por lo demás, los personajes son húespedes típicamente mediterráneos de un hotel que está pegado a ese mar y la premisa probablemente sea la pereza que, de vivir en un entorno tal, lleva a preguntarse por qué el arte es arte y cómo.
Viven en este hotel un catedrático universitario, una mujer a la que han recomendado el lugar para curarse de un adulterio cometido, un artista que en la ciudad no prosperaría y que aquí se rebela como más capaz que el catedrático y una especie de marquesa con la que juega a observar. No son dobles parejas ni nada por el estilo. A cada cuál más solo e indolente, se empeñan en tareas inútiles como examinar desde el más estricto academicismo la nada simbolizada a través de lienzos con nubes y velas, o bien no se comprenden, constituyendo un vano intento de trascender. Se ven también muchas interferencias mezcladas con estados de ánimo intensos provocados por un aura mágica en torno a la cual el mar nos hace iguales ante la muerte.
Baricco bien podría haberse buscado un esquema dramático del que partir, pero prefiere jugar con el lenguaje en aras de no repetirse y a sabiendas que todo es incompleto, y lo primero, el ser humano.
Calificación: Hermosa.
Tipo de lector: Tendente al abandono, capaz de relativizar.
Tipo de lectura: Sencilla, descansada.
Argumento: De los abrojos del sueño en la vigilia.
Personajes: Compactos.
¿Dónde leerlo?: Contemplando un horizonte distinto.


mar 14 2011

Detritus

Artículo escrito por: Augusto Prieto

¿Qué es un libro? ¿Un editor, es autor? Son las primeras reflexiones que nos produce el conocimiento de Detritus.
Francis Bacon murió en 1992. En su estudio del número 7 de Race Mews, en Londres, quedó la confusión de objetos propia de un artista grande, caótico, maldito. En 1998 el estudio permanecía intacto, congelado en el tiempo; entonces entraron en él la editora de arte Elena Ochoa con su marido el arquitecto Norman Foster; John Edwards, que fue amante del artista y Brian Clarke, presidente del legado de Bacon. De ese instante (mágico), surge la idea de un libro que se convirtió en una maleta que quizás es un libro.
Bajo ese título apropiado, se han editado veinticinco ejemplares, cada uno de los cuales reproduce con fidelidad extrema, una maleta de piel encontrada en ese estudio, que contiene setenta y seis objetos facsímilados y minuciosamente recreados de entre los que se encontraron en un marasmo de detritus (fotografías, páginas de revistas, dibujos, instrumentos, facturas, cartas y notas). Se acompaña cada ejemplar con unos textos realizados por Martin Harrison.
Como no podía ser de otra manera, con un objeto-libro que salió a la venta en 2006 al precio de setenta y cinco mil dólares, cada edición está numerada y se acompaña de un certificado de autenticidad firmado por Clarke y el sincero agradecimiento de Lady Norman Foster. No sé si me siguen.
El resultado transmite cierto oportunismo y sensación de tiempo perdido en recrear papeles que no merecían ser facsímilados, porque no todo vale. La maleta, conseguida después de complejos trabajos de recreación y envejecimiento, no convence. No resulta auténtica, porque no lo es. Y la investigación –y la publicación- de esos detritus se intuye que hubiera sido más honesta en algún otro formato. Hubiera sido más interesante documentalmente pero menos mediático y menos rentable.
Parece interesante, en cambio, el análisis de Harrison sobre las influencias iconográficas en Bacon y la completa documentación archivística y fotográfica que generó el vaciado del estudio y que no deja de ser parte de la obra (aunque no está en la maleta).

Calificación: Equivocado.
Tipo de lector: Sádicos, fetichistas y baconianos.
Tipo de lectura: Interesante documentalmente.
¿Dónde puede verse?: En www.ivorypress.com
¿Dónde encontrarlo?: En www.ivorypress.com y colecciones particulares.


mar 13 2011

Tala

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Tala es una novela que es un monólogo interior que hace el efecto de un roman à clef.
Susceptible de provocar, por lo tanto -y lo hizo- en el momento de su publicación, polémica; y es comprensible. Mediaban los últimos años 80.
El escritor austriaco Thomas Bernhard hace un retrato implacable de los círculos artísticos vieneses, de la sociedad que en torno a ellos crece para magnificarlos en su vanidad. Utiliza para esta relación una repetición provocada e impertinente de los nombres propios para enemistar al lector con ellos. Es un recurso irónico e inteligente, que extiende, según avanza el relato, a las frases hechas y a los pequeños detalles de lo narrado, creando una atmósfera obsesiva que envuelve muy bien la narración. Esto le sirve para trabajar sobre los códigos sociales, sobre el paso del tiempo en la visión de los otros y con este material va hilvanando una cadena de resentimiento.
Es una conversación interior en forma de reflexión improvisada, trufada de referencias culturales.
El resultado de todos estos recursos es –sorprendentemente- un retrato del narrador, que se hace protagonista por la mera existencia de su voz; que poco a poco va transformando esa sociedad de la que habla en un estanque en el que él mismo se refleja, en un accesorio de su discurso, en un pretexto para revelarse contra la estupidez humana.
La acción se reduce a unos salones elegantes en los que se recibe para una cena artística. Una cena que solamente será divertida para los lectores.

Calificación: Genial.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: Ausente y a la vez complejo.
Personajes: Tremendos y muy bien dibujados.
¿Dónde puede leerse?: Esperando a los invitados para una cena de ARCO.
¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en www.uniliber.es o en tu librería habitual.


mar 12 2011

1280 Almas

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Sobrecogedora novela policíaca firmada por Jim Thomson que destaca sobre todo por la utilización de un narrador personaje que no es ni más ni menos que el sheriff corrupto, cínico y cobarde Nick Corey, dueño del orden moral y cívico del pequeño condado de Potts, racista impertérrito, asesino y holgazán, que vive con Myra, una mujer que vive con la pata quebrada, harta de sus devaneos y escarceos sexuales con otras mujeres, y que se mantiene así debido a que Corey mantiene también a su hermano discapacitado, que por otro lado, también le odia.
Abunda el diálogo como forma brutal de hacer empujar la acción; tal vez este personaje esté tan bien trazado como el de Jack La Motta en Toro Salvaje o Tony Soprano, no tanto por su actitud testosterónica hacia la mujer y el trabajo, si no porque gracias a él se entiende una realidad a la vez nueva y distinta, no por poco común. Efectivamente Nick Coreys hay muchos y no sólo en el interior hipotético de cada uno de nosotros, sino en ayuntamientos y jefaturas de Policía, seguros de sí mismos y dispuestos a ser reelegidos como políticos.
Ponernos de primeras en su lugar resulta desagradable, es por ello ésta una novela de antihéroes donde las mujeres tampoco callan, sino que pelean, algunas como gallinas cluecas, otras como auténticas víboras, en su condición de generosas amantes, como él las llama.
Se dice que Thomson escribió este relato basándose en diversos trabajos precarios que tuvo antes de dedicarse al periodismo. El testimonio de un agente de la ley que lo mismo hace la vista gorda ante un caso de proxenetismo ilegal con tal de pillar cacho, que se quita la culpa ante asesinatos, definen no sólo un carácter temerario, sino pasivamente negligente y ponen a esta criatura en abismos morales dignos de mención.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector:  Conocedor del género negro.
Tipo de lectura: Inconcebible en mayor número de páginas.
Argumento: El mismo que las películas de mafiosos, con otro enfoque.
Personajes: Redondísimos.
¿Dónde leerlo? Lejos de un periódico.


mar 10 2011

Atlas de filosofía

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Excelente volumen que recorre lo fundamental de la historia de la filosofía con claridad, brevedad y sencillez suficiente como para que sea una ayuda imprescindible. Jóvenes estudiantes que aún no se enteran de nada, los que quieran conocer la filosofía por primera vez, estudiantes avanzados que necesiten un buen resumen de una corriente o un autor (las cosas se olvidan con el tiempo). Cualquiera es un lector potencial de este Atlas de filosofía que editó Alianza en su colección Atlas.
Es algo caro, pero merece la pena. Por ejemplo, Platón la escolástica y Nietsche son temas tratados especialmente bien. El resto no queda muy atrás.
Acompañan a los textos un gran número de ilustraciones y esquemas que resumen las ideas de forma concisa y precisa.
La encuadernación es sencilla aunque el papel es de una calidad estupenda por lo que se puede subrayar con tinta y no se deteriora.
Magnífico libro de ayuda o consulta.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Dificultosa para no iniciados aunque apasionante.
Tipo de lector: Proyectos de filósofos o interesados por este mundo que vivimos.
Personajes: El conocimiento.
¿Dónde puede leerse?: Más que leerse se consulta. Pueden leerse partes por separado.
¿Dónde puede comprarse?: No debería existir problema alguno.


mar 7 2011

A Hombros de Gigantes

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Este volumen recoge las obras de Nicolás Copérnico, Galileo Galilei, Johannes Kepler, Isaac Newton y Albert Einstein que, según la editorial, Stephen Hawking califica como imprescindibles.
Precede a cada libro una pequeña reseña sobre la vida del autor correspondiente. Y eso es lo único que se puede leer con comodidad si el que lo intenta no es físico, matemático o un verdadero genio. La lectura, desde la primera página, es dura y requiere un grado de conocimientos más que importante.
Sobre las revoluciones de los órdenes celestes de Nicolás Copérnico es la obra que inaugura el volumen. Junto a Diálogo sobre dos nuevas ciencias de Galileo es, tal vez, lo más asequible de las 1.126 páginas que suman la obra. Las armonías del mundo de Johannes Kepler es duro aunque fascinante. Los Principios matemáticos de la filosofía natural de Isaac Newton es para enterados y El principio de relatividad de Albert Einstein se hace imposible para quien no sabe mucho sobre matemáticas y física.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Recopilación para los que entienden de matemáticas y física. Para el resto está prohibido.
Tipo de lectura: Muy exigente.
Personajes: El cosmos convertido en numeritos, fusas e ideas geniales.
¿Dónde puede leerse?: En casa, a solas y con una puerta de emergencia cerca.
¿Dónde puede comprarse?: En cualquier librería. Cuidado, es caro y muy técnico.


mar 6 2011

Historia de Carmen. Memorias de Carmen Díez de Ribera

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Escribir sobre una persona para la hagiografía, desde la empatía o la complacencia, nunca es justo con el lector, que busca en las páginas lo crítico y lo contrastado.
Si ese personaje no ha estado, además, en la primera línea de la historia, pero es interesante, si está cercano en el tiempo, esa vida novelada puede convertirse en algo imprudente y manipulado que nos hurta su verdad.
Eso ocurre con estas Memorias de Carmen Díez de Ribera, que presenta la periodista Ana Romero.
Además de parciales, están vagamente escritas, no entran en la profundidad de las cosas, presentan lagunas inexplicables y se exceden en comentarios sobre otras, justo tal y como parece haber deseado la protagonista de esta biografía autorizada.
Es una pena porque es un personaje interesante en un momento crucial de nuestra historia reciente y faltan muchas voces en ese retrato.
Pero no todo es negativo. Ésta Historia de Carmen, que nos acerca a una mujer decisiva, no puede evitar el deslizar los trazos de una personalidad difícil, manipuladora; y podemos intuir bajo la tinta de las páginas bastante más de lo que autora y personaje hubieran querido.
Carmen Díez de Ribera fue nombrada por Francisco Umbral musa de la Reforma, de la Transición. Nació en el seno de la aristocracia, hija adulterina del cuñado de Franco, Serrano Suñer; fue hermosa, elegante, magnética, inteligente y preparada, utilizó todas esas armas para ocupar un lugar, aunque fuera empujando con los codos, en la transición política española. Fue amiga y colaboradora del rey y de Adolfo Suarez, la sombra de ser amante de ambos la persigue aún después de la muerte.
Una biografía más crítica, una visión menos sesgada, pero con más fuerza literaria, la hubiera favorecido aún a su pesar.
Ninguna, la mantendría en el olvido.

Calificación: Interesante por lo que rescata.
Tipo de lector: Interesados en política de la transición.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: La invención de una vida.
Personajes: Carmen Díez de Ribera.
¿Dónde puede leerse?: En un parque.
¿Dónde encontrarlo?: En una biblioteca pública. Curiosamente la edición está agotada y no existen ejemplares en el mercado de segunda mano.


mar 5 2011

Manhattan Transfer

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Esta novela nos recuerda que Manhattan fue un día una isla en construcción vertical, que por primera vez en la historia, una obra humana, una maravilla del mundo, fue fruto de un esfuerzo colectivo, pero involuntario. Una acumulación de ambiciones, mezquindades, sueños y traiciones, miedos y esperanzas que construyeron el icono de la modernidad.
Una nueva Nínive como la de Jonás: grande sobremanera, recorrida en sus tres días de extensión por bombas de incendios, por trenes elevados, por barcos a vapor que hacen sonar sus sirenas en la niebla, por vehículos automóviles que desplazan sobre el macadam a los transportes de tracción animal. Urbe habitada por hombres con sombreros de fieltro y mujeres con ondulación permanente. Cosmópolis apresurada.
Como reflejo de esa ciudad nueva que surge, John Dos Passos construye una novela infinita, fragmentada por historias que se entrecruzan y se separan, con personajes descritos con la eficacia de un vistazo, con pinceladas impresionistas de imágenes y sonidos, de olores y de meteoros que muestran/simbolizan una sociedad cambiante; descripciones inteligentes y sagaces. Un lugar en el que cada vez conocemos a más gente y poco a poco la conocemos mejor, o la perdemos de vista, o la olvidamos porque ya no cuenta en nuestras vidas.
Como los incipientes rascacielos de Manhattan, la narración es prismática, poliédrica, formada por caras que varían dependiendo de su exposición a la luz, pero también de nuestro movimiento en torno a sus moles, que lo ensombrecen todo. Vértice del mundo la llama el escritor.
Puede ser que por primera vez en un relato ambicioso, la literatura se nutra de un lenguaje que acaba de aparecer y que lo transformará todo, el cinematógrafo, en el que el montaje de las imágenes en movimiento crea una nueva realidad que se sorprende de sí misma.
La estación ferroviaria de transferencia, Manhattan Transfer, revolucionó el sistema de transportes y aceleró la ciudad, Dos Passos utilizó su nombre como metáfora del movimiento que no cesa, de un lugar físico donde todo converge, corazón del sistema circulatorio de la nueva capital del mundo.
Es, sin duda, una de las novelas que ha contribuido a crear el mito de la Gran Manzana.

Calificación: Muy buena.
Tipo de lector: Atento.
Tipo de lectura: Se complica por la ambición y la desmesura del mundo que encierra, más que por su lenguaje, hermoso, pero accesible.
Argumento: Intenta la creación de un mundo.
Personajes: Definidos repentina, perfecta, paradójicamente.
¿Dónde puede leerse?: En Nueva York.
¿Dónde encontrarlo?: Deberían tenerlo en cualquier librería y en las de segunda mano, en infinitas traducciones y ediciones.