may 8 2010

Las Palmeras Salvajes

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Dos relatos van alternándose en esta novela. Por un lado Palmeras Salvajes que narra un amor imposible, lejano, doloroso, casi inhumano. Por el otro, El Viejo, la historia de un amor posible, pero no querido por una de las partes que prefiere cualquier otra cosa en su vida. Lejos de los que muchos han dicho, la novela no es la suma de dos relatos. Es verdad que la estructura podría confundir aunque Las palmeras Salvajes de William Faulkner es el resultado de investigar el territorio del amor. Un solo tema para una sola novela. Porque, al final, el amor es algo imposible y doloroso, efímero y destructivo.

Se me ocurren un millón de cosas sobre esta novela. Aunque apuntaré unas poquitas. ¿Quiere leer una obra de arte? Aquí la tiene. ¿Quiere saber lo que significa utilizar un tono altísimo en la narración sin que por ello se convierta en un tostón? Aquí puede encontrar un ejemplo. ¿Quiere descubrir la diferencia que existe entre una buena novela y un best seller? Desde la primera página comprenderá que existen y que son muy serias. ¿Quiere descubrir en qué se diferencia un gran autor de otro mediocre? Lea la novela. ¿Son las ventas de libros indicativas de más o menos calidad de la obra? Lo comprobará rápido.

Un solo consejo. No dejen de leer Las Palmeras Salvajes. Den a la novela una oportunidad. Ustedes, queridos lectores, también necesitan la suya.

Calificación: Obra maestra.

Tipo de lector: Dispuestos a dar la mano a un autor que les enseñará lo peor del ser humano desde la belleza de una escritura inigualable.

Tipo de lectura: Exigente aunque gratificante.

No le sobran páginas.

Argumento: El amor es el horror y cosas así.

Personajes: Perfectos.

¿Dónde puede leerse?: Intenten que sea en un lugar tranquilo, con una copa cerca y tabaco si fuman. La noche será larga.


Tete MontoliuI Surrender Dear


abr 16 2010

La Elegancia del Erizo

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

No voy a decir que la novela de Muriel Barbery sea un pestiño. Pero me niego a entrar en la dinámica absurda de hablar bien de las cosas que me parecen aseadas y poco más. La Elegancia del Erizo es una novela con algunos problemas que en literatura no se pueden consentir. Por ejemplo, intentando ser original, la autora inventa dos personajes que, por mucho que intente justificar con detalles propios de la psicología de cada uno de ellos, se hacen imposibles. Las cosas funcionan de una forma mucho más simple de lo que parece. En literatura se representan lugares comunes que el lector da por buenos (un niño piensa como un niño). Si el autor decide salirse de ese territorio la justificación no pueden ser unos detalles en forma de inventario porque no funciona (soy portera de una finca, pero como he leído mucho soy igual que Platón). Eso no funciona. No voy a decir que una niña superdotada sea muy, muy lista. No voy a decir que una portera de finca no pueda leer mucho y ser muy lista. Ese no es el problema. Si lo es intentar colar un personaje con una estructura que no soporta una personalidad que el autor intenta colocarle por narices.

Lo que pasa con esta novela es que maneja una muy buena idea. Y el lector que no es muy exigente lo da por bueno sin más (cosa, por otra parte, que está muy bien y garantiza unos ingresos maravillosos al afortunado autor). Por eso se convierte en novela de éxito. Pero las cosas son como son.

A mí, el discurso de una de las protagonistas (la portera) me aburrió soberanamente, no por lo que dice, sino por estar mal dibujado. La otra protagonista me parece una mina (literaria) sin explotar. Y el rsto de los personajes me parecen muy planos cuando, alguno de ellos, debería no serlo.

Pero vaya, la cosa se queda en decepción. Una pequeña decepción. La cosa hubiera sido más grave si hubiese firmado la novela Faulkner. Eso no lo hubiera sabido perdonar.

Calificación: Pasable.
Tipo de lector: Cualquiera menos (por lo que se ve) un servidor.
Tipo de lectura: Entretenida aunque para filosofías prefiero a los que dijeron ya todo lo que había que decir y mejor.
Engancha a ratos. En otros momentos es como si alguien pulsara la tecla eject.
Sobran bastantes páginas.
Personajes: Podría ser peor.
¿Dónde puede leerse?: Cualquier sitio.


Burt Bacharach and Elvis CostelloThe Look Of Love


abr 4 2010

Mientras agonizo

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Un genio de la literatura. William Faulkner.
Una maestra de la literatura. Mientras agonizo.
A través del monólogo interior de cada uno de sus personajes, Faulkner nos cuenta la historia de una familia que quiere enterrar a su madre. Lo quiere hacer en la ciudad. Cada uno de estos personajes tiene una motivación concreta para hacer el trayecto desde el campo a la ciudad. Y ninguna de esas motivaciones tienen que ver con el entierro. Fantástica novela aunque de lectura dura. Sólo después de “aprender” cómo se lee a Faulkner se puede sacar el jugo que guarda la narración.
Dos momentos son fundamentales en la novela. Atención cuando lleguen al momento en que se incendia un granero. Entenderán mucho mejor lo que está pasando porque aparecerá con claridad el personaje en el que recae la tensión narrativa. Y atención con la historia personal de la hermana de la familia. Lo que le sucede en la botica de la ciudad es una de las escenas más tragicómicas de la literatura de todos los tiempos.

Calificación: Obra maestra.
Tipo de Lector:  Experimentados y con ganas de ir más allá.
Tipo de lectura: Complicada.
Engancha si se sabe leer a este autor.
No sobra ni una sola palabra.
Argumento: Colosal.
Personajes: Perfectamente dibujados y con perfiles interesantísimos.
¿Dónde puede leerse?: En casa y tranquilo.