jun 4 2010

Poemas de amor

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Cuidada edición de Linteo, llevada a cabo en su conjunto por Ben Clark, bilingüe y compuesta por casi treinta piezas largas y desgarradas, supone un hallazgo inaudito de lo que supuso el amor para esta mujer atormentada y suicida, mentirosa, sentimental y a la que se le criticó una vena confesional que le daba respiro. No son bellas palabras lo que busca pues, sino metamorfosearse en poema, convertirse en carne de imagen memorable, para borrarse a sí misma desde una negación de todo comportamiento constructivo, abandonándose a las sensaciones, y al dolor que éstas causan.

Hay que decir que este libro es posterior a “Vive o muere” por el que recibió el Pulitzer, y esto se nota fundamentalmente en la existencia de versos más elaborados y prolijos; había adquirido ya aquí Anne Sexton una suerte de confianza con su propia versión y mirada poética, que hoy la hace, si acaso, más lúcida y talentosa, definiendo más a una amante que se enfrenta al cotidiano devenir de sus taras y accidentes sentimentales y físicos (no en balde y como refiere Clark, durante su escritura se cayó por las escaleras de su casa y se hizo una luxación de rodilla que interpreta majestuosamente en “La fractura”, un canto al anti-glamour) que a una pobre loca sin más, con enorme grandeza y hondura dramática.

Se incluye aquí también la célebre “Balada de la masturbadora sola”, preciosa pieza de desamor y soledad, expresada también a través del abandono de lo corpóreo.

Es éste un libro de sensaciones y como tal se debe leer, pues quién no conozca el sexo, la relación entre padres e hijos y la necesidad de cariño injustificada más que desde uno mismo por lo exacerbada, no conoce la vida. Además, se consigue un poemario redondo, pulcro y sincero, en tanto que sus zonas oscuras quedan justificadas por un pálpito único, irrepetible.

SONG FOR A LADY

On the day of breasts and small hips

The window pocked with bad rain,

Rain coming on like a minister,

We coupled, so sane and insane.

We lay like spoons while the sinister

Rain dropped like flies on our lips

And our glad eyes and our small hips.

“The room is so cold with rain”, you said

And you, feminine you, with your flower

Said novenas to my ankles and elbows.

You are a national product and power.

Oh my swan, my drudge, my dear wooly rose,

Even a notary would notarize our bed

As you Knead me and I rise like bread.

Calificación: Extraordinario, eléctrico

Tipo de lector: Dispuesto a abandonarse a las sensaciones del cuerpo y el alma

Tipo de lectura: Intensa, profunda. Se recomienda no atragantarse y leerlo por piezas antes que como una obligación todo entero. No sobran versos.

Argumento: Historias de duelos y quebrantos en torno a la búsqueda de compañía sexual o sentimental.

Personajes: Muchos son elementos de la naturaleza como la pleamar, con más entidad que muchos amantes, maridos e incluso más que ella misma.

¿Dónde puede leerse? Un estado ideal sería algo ebrio, pues permitiría paladearlo junto a un buen bourbon, pero no necesita de estados alterados de la conciencia para ser disfrutado.


abr 22 2010

Vive o Muere

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala


Con un prólogo de Maxine Kumin y una supercuidada edición de Julio Mas, Ediciones Vitrubio entrega este prodigioso y lúcido poemario de esta atormentada mujer, amiga de Sylvia Plath y que se metió en esto de la poesía debido a un reportaje de televisión, llegando a alcanzar, tras veinte años de experiencia y puliendo su idea inicial de soneto, el Premio Pulitzer.
Imágenes surrealistas, delirios vistos desde una fiebre real que miente y referencias a Edipo y a los hombres como torturadores, aún son muchos quienes ven bajo los retazos de los más breves poemas, ecos de lesbianismo por los que la sensualidad la da el sol, la suavidad el contacto con la naturaleza y no así lo humano anestesiado y frío como una roca ante el frágil encanto de los niños o los animales.
Consta de 34 solventes piezas este Vive o Muere, donde practica desde la rima asonante y consonante, el verso libre, la balada,… A pesar de ser denostada en su tiempo por gran cantidad de críticos, debido al feísmo de su temática, ha sido casi un siglo después cuando se ha visto en su lírica un reclamo de fuerza y vitalismo ante el terror de la locura. Otros críticos sitúan lo salvaje en Anne Sexton dentro de lo que se llama eje geodésico de la creación. Sólo el loco crea, inventa y miente con la autenticidad de un cuerdo. Sexton pone algo más que datos encima de la mesa, la necesidad de un vehículo de expresión libre e indomable, tan fuerte que en ocasiones no es apto para todos los públicos.

Gone, I say and walk from church,
refusing the stiff procession to the grave,
letting the dead ride alone in the hearse.
It is June. I am tired of being brave.

We drive to the Cape. I cultivate
myself where the sun gutters from the sky,
where the sea swings in like an iron gate
and we touch. In another country people die.

My darling, the wind falls in like stones
from the whitehearted water and when we touch
we enter touch entirely. No ones alone.
Men kill for this, or for as much.

And what of the dead? They lie without shoes
in the stone boats. They are more like stone
than the sea would be if it stopped. They refuse
to be blessed, throat, eye and knucklebone.

Calificación: Excelente
Tipo de lector: Todo aquel que disfrute con el realismo sucio y la temática underground. También para amantes de Sylvia Plath.
Tipo de lectura: Cultivadora, desasosegante, quizás poco plácida.
Engancha desde el primer poema.
No sobra ni un verso.
Argumento: Pura lírica, susceptibles muchas de sus piezas de ser canciones de la radio.
¿Dónde puede leerse?: Cantado en el hilo musical de una gran superficie.