jul 15 2010

Anti kamasutra. Manual de uso para personas normales.

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Dicen por ahí que existe un “lobby Kamasutresco” que vela para que, pese a los 1500 años que tiene el Kamasutra, se matenga como El Libro, el único válido en materia de sexualidad, el Gran Hermano del sexo moderno. Dicen los del lobby que el que no conoce las sesenta y cuatro posturas que contiene el libro no tiene ni idea sobre lo que es sexo. Y es que lo que huele a oriente, a exótica sexual, desbanca todo lo demás.

Sin embargo, ha aparecido en el mercado el Anti Kamasutra. Manual de uso para personas normales escrito por Arthur de Pins y Maïa Mzaurette.  Escrito con un sentido del humor desternillante nos explica, paso a paso y acompañado de unas ilustraciones la mar de chulas, los inconvenientes de tener el libro escrito por Vatsyayana como manual de cabecera para tener relaciones sexuales placenteras.

Los autores de manera muy ingeniosa pretenden terminan con el mito del Kamasutra, relatándonos los riesgos, inconvenientes e inutilidad de las posturas que en él se contemplan. Por ejemplo, uno de los riesgos para la salud es la habitual “fractura de pene”, amén de arañazos, contusiones y distensiones varias al forzar hasta límites olímpicos para los que nuestros cuerpecitos serranos no están preparados. Dicen De Pins y Mzaurette que es de dominio público que la postura de la “unión suspendida” es una de las pruebas de ingreso en los GEO (Grupos Especiales Operativos) con la que se demuestra fuerza física y motivación, y que la postura de la “gamba” genera unas tortícolis tan espectacular que uno necesita tratamiento médico para recuperarse de un envite sexual

Dicen los autores del libro que de las 64 posturas que recoge el kamasutra sobran 59 pues son tres las que habitualmente practican los comunes de los mortales: la de la amazona, el misionero y el perrito. El resto, sólo sirven para hacer chistes tales como: “Por favor ¿No querrás que te coja la cabeza  por ahí abajo?”, relegando el famoso 69 a los preliminares y sin que pueda ser considerado una postura de ninguna clase.

Como dicen sus autores  de su libro, a modo de lema, “algún día habrá que matar al padre y quemar el kamasutra. Porque queremos disfrutar sin que nos pongan trabas. Porque los consejos preparatorios para el sexo son la mejor forma de no sentirse nunca, preparada”. En sus capítulos encontrarán, además, cómo la ciencia se ha cargado la idea romántica del amor al desvelarnos que cuando nos enamoramos o sentimos atraidos por otros sólo estamos ante un baile hormonal y poca cosa más.

En este libro, absolutamente divertido,  encontrarán una guía para que las personas normales (ni acróbatas, ni nobles, ni cortesanas), gente nada perfecta, mal depilada e incluso ocasionalmente embriagada disfruten de su sexualidad. Como dicen sus autores, este libro está pensado “para gente feliz, harta de que le expliquen cómo es su vida”. En él encontrarán, entre otras cosas,  la numerología en la sexualidad: Penes de 15 cm. que hacen el amor durante 5 minutos y 33 segundos en vaginas extensibles de 13 cm. de media, la historia de los gatillazos, de la necesidad de edulcorarnos visualmente y otras cositas chulas.

Un libro para morirse de la risa mientras se desmitifican las prácticas sexuales y nos las deja a la altura de lo que somos, tipos sencillitos, con barriguita, celulitis, agujetas, y esas cosas que pretenden tener una sexualidad divertida, cachonda incluso tierna, si así se tercia. Desmitificar para disfrutar.

Calificación: Libro de entretenimiento.

Tipo de lectura:  Facilona y muy divertida

Tipo de lector: Adulto normalito, de esos que andamos por la calle y no se ve en los anuncios de la tele.

Engancha: Del principio al final.

Argumento: Desmitificación del sexo.

Donde leerse: En cualquier sitio en el que pueda reírse sin molestar al vecino.

Donde adquirirlo: Tiendas “Natura”.


jun 15 2010

Kamasutra

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

El Kamasutra o Los aforismos del amor es una codificación realizada por Vatsyayana, religioso y escritor hindú, cuyo nacimiento, sin poderlo precisar con exactitud, se sitúa entre el S. I y IV D.C., por algunas de las referencias al Satakarni Satavahana, Rey de Kuntal, de quien sí se sabe vivió durante el S.I. Poca cosa más se conoce sobre su autor.

El Kamasutra es una codificación de aproximadamente mil doscientos cincuenta “slokas” o versos que están divididos en partes, estas en capítulos y estos, a su vez, en partes. Una división extravagante. Vatsyayana lo compuso como parte de sus ejercicios doctos mientras era estudiante religioso en Varanasi (Benarés). No es un libro pornográfico, ni una recopilación de ilustraciones subidas de tono para alcanzar la satisfacción sexual. Como los hindús refieren, hay que conservar el “Dharma” (la virtud o mérito religioso), su “artha” (la riqueza mundana) y su “kama” (el placer o la satisfacción sensual) para, de esa manera, obtener el dominio de los sentidos evitando convertirse en un esclavo de las pasiones.

Para los entendidos, el Kamasutra, es menos un tratado del sexo que un tratado de conducta. Vatsyayana consideraba que la sexualidad femenina y masculina eran completamente distintas y atribuye a cada uno de ellos un papel distinto en las relaciones. Sin embargo todas irán encaminadas a que el hombre se sienta unido a la mujer, y ella a ese hombre.

En el Kamasutra es fundamental la intervención de los cinco sentidos junto con la mente y con el alma.

Por lo general, el Kamasutra se presenta ilustrado con dibujos explícitos de actos sexuales, pero estos, pese a tener un bonito colorido y mostrar posturas dignas del más prodigioso de los contorsionistas, no son gran cosa si no se presta atención al texto que los acompaña. Textos muy curiosos y hasta medianamente poéticos, si no fuera por las malas traducciones que del Hindi se han realizado. Una de ellas, la siguiente:  “Cuando una mujer aferrándose a un hombre como una enredadera se retuerce alrededor de un árbol, con su cabeza debajo de la suya con el deseo de besar y ligeramente hace el sonido de sut-sut , lo abraza y se une amorosamente a él, se llama un abrazo de retorcer enredadera”.

Calificación: Bueno.

Tipo de lector: Cualquiera, si además es flexible física y mentalmente pues mejor.

Tipo de lectura: Curisosa.

¿Dónde leerlo? En su casita junto a un partenaire con quien practicar.

¿Dónde comprarlo? En tu librería habitual.