abr 9 2012

El contable hindú

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Srinivasa Ramanujan es El contable hindú, un autodidacta indio que fue considerado por su mentor británico, G. H. Hardy, como uno de los matemáticos más importantes de todos los tiempos, y comparado con Euler, Newton o Arquímedes; ésta novela está basada en las vidas de ambos y situada en los ambientes académicos de Cambridge en el periodo de la Gran Guerra.
El escritor norteamericano David Leavitt ha realizado un trabajo monumental para novelar el momento histórico y encarnar literariamente a un grupo de intelectuales que confluyeron en el tiempo, y que han sido decisivos en la historia del conocimiento, el pensamiento, y la economía: Maynard Keynes, Bertrand Russell, o Lytton Strachey, entre otros. Una reconstrucción notable, basada en numerosas fuentes documentales que utiliza como un esqueleto sobre el que da vida a su ficción, retrotrayéndola a la realidad que fue por medio de astutos detalles, de conversaciones sabiamente elaboradas, con unas voces narrativas y unos personajes creíbles, y una construcción formal de novela ortodoxa y precisa.
Es un planteamiento muy arriesgado porque los razonamientos que se desarrollan en torno a las investigaciones matemáticas en las que colaboraron Hardy, Littlewood y Ramanujan, son imposibles de seguir para alguien que no sea un especialista, y porque las existencias que se cuentan no avanzan con grandes impulsos dramáticos, pero Leavitt consigue que no nos desinteresemos de la historia, que podamos comprender someramente el sentido de los estudios de los protagonistas aun sin conocer nada sobre la materia –la función zeta de Riemann, el teorema de los números primos- y que asumamos las pequeñas tormentas emocionales que van creando unas vidas y unas relaciones difíciles.
El contable hindú es el retrato de una sociedad elitista, edificada sobre unas convenciones estrictas, en la que las relaciones humanas están filtradas por las apariencias y la clase social, pero bajo la que hay otra sociedad, secreta y oculta, de donde fluyen subterráneos comportamientos heterodoxos: homosexualidad, pacifismo, infidelidad, racismo, antipatías, prejuicios sociales; esos son los verdaderos temas de una novela incrustada en el ámbito del poder colonial británico, la posición de los intelectuales ante la guerra, y la dificultad de mantener el mundo del conocimiento ajeno a la realidad, abstraído en una Atenas utópica.

Calificación: Notable.
Tipo de lector: Educado.
Tipo de lectura: Minuciosa.
Argumento: Sólido.
Personajes: Interesantes.
¿Dónde puede leerse?: En Cambridge.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.libreriamendez.net


jun 11 2010

El ángel más tonto del mundo

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Si quieren saber de qué va esta novela, basta con leer contraportada, es casi lo mejor del libro. De hecho gracias a ella, uno puede adquirirla esperando algo disparatado, ácido, divertido. Primer error.

En la mencionada cotraportada encontrarán lo siguiente:

“Falta una semana para Navidad, pero no todo el mundo es feliz en el pueblecito de Pine Cove (California). El pequeño Joshua Barker necesita con urgencia un milagro navideño. Y no es que esté moribundo, ni que su perro se haya escapado de casa: es que Josh ha visto cómo a Santa Claus le abrían la cabeza con una pala. Ahora solo anhela una cosa: que el viejo barbudo regrese de entre los muertos. Lo que no puede imaginar es que alguien esté escuchando sus plegarias… Aunque no destaque por ser, precisamente, el más listo de los ángeles.”

Una vez leído lo anterior, toca adentrarse y ahí es donde empiezan a aparecer los peros.  Argumento tonto, como el ángel, los personajes disparatados (como el ángel tonto), la estructura tonta. En fin todo muy tonto.

La obrita en cuestión fue ensalzada por la crítica anglosajona y la colocaban en el mercado anunciándola como una mezcla de humor y terror navideño que, por lo visto, provocaba  que algunos se murieran de la risa al leerla. Sin embargo, otros, los que no podían aparecer en las críticas oficiales,  decían no entender nada de la novela y la calificaron de auténtico bodrio.

Pero eso es precisamente lo que pasa con Moore, o gusta mucho o es ampliamente detestado. A mí, particularmente, esta novela me dejó muy fría. No negaré que consiguió arrancarme alguna que otra sonrisa pero, desde luego, no me arrancó ni una sola carcajada y más que terror me pareció leer un delirio. Una de las pocas gracias de la novela un murciélago frugivero de nombre Roberto.

Este libro no es, para nada, lo mejor que en humor podemos encontrar. Recibió el Quill Book Award, lo cual no deja de poner de manifiesto lo muchas veces repetido,  que genialidad y premio no van de la mano.

Sinceramente una novelita, que puede proporcionarles un rato agradable, si el lector tiende al optimismo, pero poca cosa más. Sólo de una cosa pueden estar seguros,  el ángel es tonto, pero muy tonto. Ahí no hay error.

Una historia que se podía haber aprovechado muchísimo y que termina siendo una narración absolutamente prescindible.

Calificación: Novela de ¿humor?

Tipo de lector: Cualquiera, que no tenga muy alto el sentido del humor.

Tipo de lectura: Entretenida.

Argumento: El asesinato de Papa-Noel.

Personajes: Excéntricos.

¿Dónde puede leerse? Una estación de autobuses, con una huelga de transportes en marcha. Estaría bien.


may 8 2010

Las Palmeras Salvajes

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Dos relatos van alternándose en esta novela. Por un lado Palmeras Salvajes que narra un amor imposible, lejano, doloroso, casi inhumano. Por el otro, El Viejo, la historia de un amor posible, pero no querido por una de las partes que prefiere cualquier otra cosa en su vida. Lejos de los que muchos han dicho, la novela no es la suma de dos relatos. Es verdad que la estructura podría confundir aunque Las palmeras Salvajes de William Faulkner es el resultado de investigar el territorio del amor. Un solo tema para una sola novela. Porque, al final, el amor es algo imposible y doloroso, efímero y destructivo.

Se me ocurren un millón de cosas sobre esta novela. Aunque apuntaré unas poquitas. ¿Quiere leer una obra de arte? Aquí la tiene. ¿Quiere saber lo que significa utilizar un tono altísimo en la narración sin que por ello se convierta en un tostón? Aquí puede encontrar un ejemplo. ¿Quiere descubrir la diferencia que existe entre una buena novela y un best seller? Desde la primera página comprenderá que existen y que son muy serias. ¿Quiere descubrir en qué se diferencia un gran autor de otro mediocre? Lea la novela. ¿Son las ventas de libros indicativas de más o menos calidad de la obra? Lo comprobará rápido.

Un solo consejo. No dejen de leer Las Palmeras Salvajes. Den a la novela una oportunidad. Ustedes, queridos lectores, también necesitan la suya.

Calificación: Obra maestra.

Tipo de lector: Dispuestos a dar la mano a un autor que les enseñará lo peor del ser humano desde la belleza de una escritura inigualable.

Tipo de lectura: Exigente aunque gratificante.

No le sobran páginas.

Argumento: El amor es el horror y cosas así.

Personajes: Perfectos.

¿Dónde puede leerse?: Intenten que sea en un lugar tranquilo, con una copa cerca y tabaco si fuman. La noche será larga.


Tete MontoliuI Surrender Dear


may 7 2010

Reunión Tumultuosa

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Graciosa, delirante y entretenida novela del autor de “Wilt”, Tom Sharpe. Centra la acción en Piembuco (Sudáfrica), colonia inglesa por excelencia, donde los enfrentamientos entre zulúes negros y blancos liberales deja ver todo un escenario vivido por su autor. El comandante van Heerden es el protagonista, un agente de las autoridades estatales que oficia de policía, junto con Els y otro teniente. En concreto, nos presentan el caso del asesinato de un cocinero negro, llamado Cinco Peniques, que trabaja en una casa aristocrática llamada Jacarandá Park, donde viven dos peculiares hermanos, pertenecientes ambos a la familia Hazelstone: ella es una aparente mujer fatal que por simplicidad es autora de su muerte, pero que debido a que es su amante, el Policía lo rechaza como móvil por principio; él es un obispo la mar de creyente que va a su aire y debe someterse al poco tacto, indiferencia y malas pulgas de una patrulla de incompetentes que se ponen nerviosísimos a la mínima, debido a que desde unos matorrales les disparan, siendo la nómina inicial de diez de ellos muertos.

Hay que decir que la crítica social a la burguesía como clase media, que prolifera desde la entrada de unos anglosajones a un territorio salvaje, aquí cumple su función; el subcomandante Els, como no puede creer que unos matorrales estén vivos, acaba en el frenopático por alucinaciones, si bien se repondrá. Gracias al primer contacto con la señorita Hazelstone, el protagonista descubrirá que el cocinero negro sufría de eyaculación precoz y, sin nunca dárselas de apenada, reconoce su predilección en el juego sexual por las formas y por intentar espabilar a sus novios con una inyección de novocaína en el pene.

Calificación:  Divertida.

Tipo de lector: No demasiado exigente, dispuesto a pasar un buen rato, aficionado a la comedia como género también en los libros.

Tipo de lectura: Amena, dispuesta para conflictos donde el movimiento no sólo se demuestra andando.

Argumento: Realismo delirante al servicio de unos personajes algo desquiciados, pero muy tiernos.

Personajes: Muy bien perfilados

¿Dónde puede leerse? En casa tranquilo, pues una lectura ruidosa puede contribuir a no disfrutar debidamente el texto.


Mayte Martin-Tete MontoliuContigo aprendi