dic 4 2010

Erté

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Romain de Tirtoff, conocido artísticamente como Erté, fue uno de los más destacados dibujantes y diseñadores de vestuario de los años veinte del pasado siglo y su trabajo exquisito, minucioso, extravagante y refinado, ha influido notablemente en las manifestaciones de la iconografía y la moda hasta hoy.
Roland Bathes es un intelectual de referencia inevitable cuando se habla de las letras francesas o sobre la escritura, en una postmodernidad que colaboró en definir, adscrito a la escuela de los estructuralistas; escritor, ensayista, semiólogo; desarrolló una sociología de los símbolos, los signos y las representaciones.
La conjunción de dos personalidades tan sugerentes solo podía ser causada por Franco Maria Ricci, editor parmesano, coleccionista de arte. Y el pretexto es, como no podía ser de otra manera, superfluo para las masas y necesario para los estetas: el alfabeto que Erté comenzó a pintar à la gouache más oro y plata metálicos en 1927, con la exégesis de Barthes sobre esas imágenes y sobre símbolos presentes en otros dibujos del artista.
Se añaden diseños del dibujante ruso para ballets o musicales y retazos de sus memorias, salpicadas de nombres míticos como los de Cléo de Merode o la Bella Otero. Por si todo esto no fuera suficiente, la detallada cronología de Erté se alterna –página, contrapágina- con los iconos que creó para los números.
Los que hayan leído en estas páginas –porque páginas son al fin y al cabo- las recensiones del Zötl, de los Tarots, de la Tamara de Lempika, conocerán ya todo lo relativo al editor y a sus colecciones así que se evita repetirlo aquí, para no saturar al lector con la reiteración de tantos esplendores.

Calificación: Exquisito.
Tipo de lector: Esteta.
Tipo de lectura: Refinada.
¿Dónde puede leerse?: En la oscuridad de una biblioteca, en el silencio de la noche.
¿Dónde encontrarlo?: Es difícil, la edición se agotó rápidamente y es muy buscada. Se puede intentar en librerías anticuarias o en www.uniliber.com


may 4 2010

Tarots

Artículo escrito por: Augusto Prieto


En el colmo del refinamiento, el exquisito editor parmesano Franco María Ricci, reconstruyó para nosotros la baraja que Bonifacio Bembo minió para los Visconti, señores de Milán y vicarios del Imperio, que está repartida entre la Morgan Library de Nueva York y la Accademia Carrara de Bérgamo. Las cartas son bellísimas, muestra única de la pintura en miniatura en la transición de la Edad Media al Renacimiento. Las acompaña un estudio de Sergio Samek Ludovici sobre el análisis iconográfico y la autoría de esta baraja así como una breve historia de los orígenes y la historia del juego del Tarot.

Por si fuera poco Ricci encargó una serie de relatos a Italo Calvino, que bajo el título El Castillo de los Destinos Cruzados se encadenan a la manera de Bocaccio en torno a una partida de cartas. Participan de lo mágico, de lo fantástico, y juegan con el azar y con lo simbólico en una multilateralidad a la que Calvino invita al lector que a partir de cada jugada teje las historias y los enigmas.

Una serie de cuentos de ambiente medieval en los que los hilos de la narración dependen de la disposición de las cartas y como esta, son infinitos y multiformes.

Como todos los libros de la colección Los Signos del Hombre: encuadernación en seda negra con estampaciones en oro, estuche de biblioteca y papel exclusivamente hecho a mano en Fabriano para una edición numerada e impresa con tipografía Bodoni.

Calificación: Extraordinario.

Tipo de lector: Exquisitos

Tipo de lectura: Simbólica y compleja en el cuento de Italo Calvino.

Argumento: Críptico

¿Dónde puede leerse?: En una biblioteca propia o ajena.

¿Dónde encontrarlo?: La edición está agotada. Se puede intentar en www.iberlibro.com


Michael BubleYou`ll Never Find Another Love Like Mine