mar 1 2012

En la bahía

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Novela de experiencias sensoriales a través de la naturaleza, pergeñada por Katherine Mansfield, escritora neozelandesa a la que se ha emparentado con el grupo de Bloomsbury por su experimentalismo formal, tendente a dar al mar, los pájaros y la vegetación salvajes que circundan unas casas urbanizadas en forma de bungalows, algo más que un carácter de atmósfera, un impasse a través del que se llega también por medio de unos personajes casi rurales por su primitivismo, a un estado de calma chicha y rutina placentera tras un episodio trágico. El lector asiste, mientras tanto, a un sentido de las cosas que acaban a través del ocaso del paisaje que es paisanaje y a su vez es vida.
Con influencias de Virginia Woolf, el punto de vista se hace si acaso más poético que en la autora de Las olas, y también quizás por ello, más incognoscible y complejo. La bahía adquiere algo más que protagonismo, evolución y los seres que la pueblan son meros adjetivos muchas veces.
Como en El corazón de las tinieblas, se utilizan vivencias espectrales, voces deslumbrantes y el movimiento de una forma bien distinta a la que estamos acostumbrados. Sumergirse en sus páginas requiere a la vez agudeza e imaginación visual, así como comprensión ante el abandono.
Novela donde las palabras adquieren proporción a través del temor a los espacios abiertos, ofrece una visión desmesurada de los elementos que da todo tipo de tonalidades: desde la luz que ciega la vista hasta una opacidad que igualmente y desmereciendo menos de lo que parece, celebra a Faulkner.

Calificación: Muy buena.
Tipo de lector: Debe buscar algo más que entretenimiento.
Tipo de lectura: Difícil, exigente.
Argumento: La familia en un entorno que estalla y se apacigua.
Personajes: No necesariamente humanos.
¿Dónde leerlo?: Lejos del mundanal ruido.


dic 19 2011

La expedición de Ursúa y los crímenes de Aguirre

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Nos entusiasman las introducciones del editor Javier Marías, del prologuista Pere Gimferrer, y de la traductora Soledad Martínez de Pinillos, a quienes se ve apasionados por ésta historia novelada.
Nos emociona la referencia a los hechos legendarios, la expedición en busca de El Dorado.
Agradecemos la edición porque es necesario conocer las diferentes visiones de los hechos, rescatar a su compositor, Robert Southey, reivindicar el género.
No es oro todo lo que reluce.
La expedición -iniciada por Pedro de Ursúa y concluida por Lope de Aguirre- que atravesó el continente americano desde el Perú hasta la desembocadura del Orellana, terminó como el Rosario de la Aurora, su crónica es espeluznante, una sucesión de crímenes innecesarios y de actos de tiranía que convirtieron la marcha en un despropósito, sus líderes han pasado a la Historia como grandes infames, insertando en ella una página negra, que desborda lo cuestionable de las hazañas de Cortés, Pizarro o Alvarado y se adentra en el lado oscuro, porque nos muestra –solamente- el envés descarnado de la conquista, la codicia desenfrenada, el ansia de poder y la crueldad extrema de unos hombres alienados por la grandeza de lo que estaban viviendo y por la naturaleza pesadillesca que los envolvía, pero sobre todo por su propia maldad, enfrentados a su dios, despóticos, levantiscos y traidores.
Robert Southey toma la historia de Piedrahita, de Garcilaso, de Ulloa, de Simón, la convierte en una novela de aventuras, Gimferrer ve en ella acentos de tragedia shakespeariana y los ve con razón. El tono y el leguaje trascienden el ochocientos porque la novela se podía haber escrito hoy, y no hubiera sido desacertado restituir las fuentes castellanas que cita el texto original, aunque fuera en un apéndice, lo que hubiera sumado en vez de restar.
Dice Southey de Aguirre que había en su carácter algo notable a la vez que monstruoso.

Calificación: Curioso.
Tipo de lector: Interesados en la historia de la conquista.
Tipo de lectura: En algunos momentos se hace algo monótona por la sucesión de crímenes y la reproducción de los levantamientos.
Argumento: Intenso.
Personajes: Detestables y crueles.
¿Dónde puede leerse?: Hamacándose en uno de los barcos que cubren el servicio amazónico.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual, o en Méndez, en la calle Mayor de Madrid www.libreriamendez.net