jul 2 2010

Soy un escritor frustrado

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Novela del escritor José Ángel Mañas, autor de Historias del Kronen y Mensaka. Situada en un entorno muy distinto al de los jóvenes destroyers, nihilistas y hedonistas de otras de sus historias, narra la vida de J., un profesor de literatura de la Universidad Autónoma y crítico literario, que siente no tener el talento de escribir que Dios o el destino han dado a otros de su misma condición; y es que, para hablar de otros, J. está dotado, pero toda su vida le parece una impostura desde el momento en que ve que no le salen las palabras para escribir un relato o una novela; esta incapacidad, lejos de amilanarle, le hace enfrentarse a sus fantasmas, hasta el punto que cabe cuestionarse si es o no cobarde, pues a lo que aspira es al talento, cualidad que siente, ni sus artículos de opinión ni su semiológica tesis doctoral, le han reportado.

Casado con Ana, una mujer que se enamoró de él por una igualitaria tendencia a sentirse un ser mínimo, J. acude diariamente a dar clases a la Universidad, y allí se encuentra con tres personajes fundamentales en su futura existencia: de un lado, Marta, otra profesora que como él se refugia en el alcohol, aunque tiene asumida su condición de funcionaria torpe y desastrada; Mozart, otro profesor que ha publicado ya diferentes novelas y al que llaman así por ser el cerebrito del Departamento, una suerte de hombre de éxito y suerte, prolífico y del que J. será su Salieri particular; por último, Marian, una alumna de cuarto de Filología que ha escrito una novela, de familia humilde, y que  quiere que J. lea y corrija su manuscrito. A su vez, Mozart está casado con Carmen, una nueva rica con piso en la Castellana y ambos tienen un hijo. Entre ellos, de momento, las relaciones son amables, aunque Mozart asegura que los únicos días que no escribió en su vida, fueron aquellos en que la conoció y se enamoraron.

Calificación: Interesante

Tipo de lector: Aficionados al género negro y al proceso vital de la escritura.

Tipo de lectura: Sencilla, amena, quizás a veces un poco facilona. No sobran páginas, pero algunas podrían registrarse con menos tópicos.

Argumento: Consecuencias trágicas de un escritor atormentado con su propia mediocridad.

Personajes: Hay de todo, pero J. es un hallazgo.

Dónde puede leerse: En el jardín de la Autónoma, esperando ser rechazado, otra vez, para una plaza en oposición.


jun 8 2010

No me gustaría palmarla

Artículo escrito por: admin

Magnífico volumen editador por Demipage que reúne veintitres poemas de Boris Vian para recordar al autor después de pasar cincuenta años desde su muerte. Cada poema traducido por alguno de sus seguidores más ilustres (desde Javier Krahe hasta Santiago Auserón, pasando por Fernando Savater) e ilustrados por profesionales de primera línea (Jochen Gerner o Emmanuel Pierre, por ejemplo). Todo un reto para los traductores (el lenguaje de Vian es difícil e incluye palabras inventadas o al menos palabras que recogen significados distintos a los habituales, lo que hace muy difícil poder dar el sentido a cada poema) y, supongo, un verdadero placer para los ilustradores.

Boris Vian habla de la muerte en No me gustaría palmarla. Pero lo hace desde el humor y desde una irreverencia absoluta. Juega a escapar de lo que sabe seguro con un lenguaje transgresor y divertido. Los fans de Vian no pueden perderse algo así, los que no conocen al autor tienen una oportunidad inigualable de acercarse a él por la vía más rápida, los jóvenes encontrarán un hueco en el que pueden dar rienda suelta a su rebeldía y los temerosos ante la muerte lo pueden tomar como un curso intensivo con el que perder el miedo ante lo seguro.

Los más miedosos pueden estar tranquilos si quieren echar un vistazo a este libro. No sólo se habla de muerte. También se habla de la literatura, del oficio del escribir y de esas cositas. Una forma de hablar de la muerte más amable, más llevadera.

Una muestra. El poema está traducido por Luis Antonio de Villena (francamente brillante).

No ando muy ganoso

No estoy con la conveniente alegría

Para escribir pohesías

Si fuera como antaño

Las haría más de grado

Pero me siento aviejado

Me siento muy serioso

Y más bien conciencioso

Y sobre todo me siento perezudo.

Calificación: Maravilloso en su conjunto.

Tipo de lector: Fans de Vian, jóvenes. Abstenerse los que buscan las formas de siempre.

Tipo de lectura: Divertida.

Tema: Estamos muertos nos guste o no.

No sobra un verso. Y las ilustraciones son estupendas.

¿Dónde puede leerse? En uncementerio. O en la mesa de trabajo. Es lo mismo.