ene 26 2014

El faro por dentro

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La prosa de Menchu Gutiérrez es distinta a todo y a todos, nos la muestra en poetisa. Lo es.
Y aplica los recursos del género a sus relatos: las extrañas asociaciones, el aliento de lo maravilloso, las inquietantes atmósferas.
Son dos historias. El protagonista es El faro.
En Basenji todo es fantasmal: la voz narrativa, el interior del edificio, los nebulosos recuerdos del narrador. Una acumulación de símbolos, de imágenes, de sensaciones, convocada por una sensibilidad introspectiva y prodigiosa, capaz de recorrer unas habitaciones recorridas por la luz intermitente del faro y por el sonido del mar.
Es una novela críptica y precisa que tiene algo de autopsia y que hay que pensar desde el final.
Un juego sobre la transmigración que es un thriller psicológico.
El faro por dentro acoge los recuerdos que permanecen flotando en el aire en el momento de abandonar un espacio físico. Reflexiones en las que la narradora habla del interior de una biblioteca cuyos libros nunca he leído. Tal vez los libros estén escritos en una lengua desconocida, o tan remota que se han perdido las claves de cualquier posible traducción. Parece que Menchu Gutiérrez intenta acercarse y acercarnos a ese saber desconocido mediante la escritura, actuando como un médium.
En el prólogo la escritora habla de su experiencia personal: Vivir en un faro es muy distinto de habitarlo. Ella sabe de lo que habla.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Aficionado a los enigmas.
Tipo de lectura: Inquietante.
Argumento: Evanescente.
Personajes: Transparentes.
¿Dónde puede leerse?: En un faro o frente a un faro.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


ago 31 2013

La niebla, tres veces

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La niebla porque aparece siempre, tres veces porque son tres novelas cortas las que se presentan. Ya habían sido publicadas por separado.
Cada una de ellas es una gran metáfora.
La escritora se delata al hablar de un acertijo al borde del significado.
Menchu Gutiérrez utiliza la visualidad en su escritura, la capacidad de usar las palabras para contar una historia con imágenes. El lector deberá dejarse llevar y buscar similitudes con su vida, parecidos sucesos a ese mundo simbólico.
La soledad, el miedo, el aprendizaje, la carga culpable de la religión. Todo eso está en Viaje de estudios, un relato que consigue desasosegarnos.
En La tabla de las mareas se habla sobre el bien y el mal, lo oscuro y lo luminoso, las dos orillas de la vida, las edades del hombre y de la mujer. Son visiones poéticas que nos transmiten sensaciones en un mundo dual.
La mujer ensimismada es un juego zodiacal. Un libro de horas lleno de miniaturas. Vidas, situaciones, intimidades. Interiores. Se basa en una tradición de símbolos. Abre para nosotros la puerta hacia prodigios que se producen sin que haya ojos para contemplarlos. Como espejos abandonados.
La de Menchu Gutiérrez es una de las prosas más bellas de la literatura. Diferente, independiente, imaginativa.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Cualquiera con cierto espíritu poético.
Tipo de lectura: Singular.
Argumento: Intimista.
Personajes: Sensibles.
¿Dónde puede leerse?: En la niebla.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual


abr 11 2011

Disección de una tormenta

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Esta es una novela enigmática y hermosa. Un juego con las ideas, con los símbolos y con el lenguaje, en el que -por virtud- cualquiera de las tres cosas se sostiene, aislada en su desarrollo, por el propio poder de su construcción; las tres están bien casadas.
Hay también un enfoque literario novedoso y una escritura transparente.
Menchu Gutierrez, nacida en Madrid en 1957, es poetisa, novelista y traductora; despliega en Disección de una tormenta un simbolismo de raíces psicoanalíticas, quizás freudianas, y lo conecta hábilmente con poderosas imágenes culturales, que están en el Tanaj, y en los Puranás del Indostán, en el impresionismo musical europeo y en los fetiches de los prerrafaelitas, en la pintura de Hyeronimus Bosch. Y el mayor logro de la escritora, consiste en la sencillez con la que incorpora estos referentes y quizás en que disuelve en una prosa poética e intimista su simbolismo profundo.
Tormenta de ideas. Disección de los más profundos miedos y deseos del ser humano.
¿Es significativo que sea obra de una mujer? Dejamos aquí la reflexión.
Para la narradora es una obra taumatúrgica y balsámica, cabría preguntarse si lo es también para la autora aunque esto, hablando de literatura, quizás no viene al caso, porque lo trascendente es que es lector (¿la lectora?) lo percibe como tal.
La creación de una atmósfera mágica, de una geografía de cuento de hadas, de un lugar de iniciación. La brevedad de los capítulos y algunas de sus características (naturalidad, sencillez, el paso de las estaciones, lo cotidiano, el contraste de imágenes) nos hacen pensar en el haiku.
Toda la novela es metáfora y fábula inquietante.

Calificación: Excelente ejercicio literario.
Tipo de lector: Cualquiera que busque algo detrás de la escritura.
Tipo de lectura: Sencilla, con profundas cargas simbólicas.
Argumento: Tenue.
Personajes: Fantasmales.
¿Dónde puede leerse?: Esperando en la peluquería.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual, edita Siruela.