ago 8 2010

Historia de la literatura gay

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Siempre me ha parecido una tontería la discusión sobre si se puede hablar o no de una literatura gay. ¡Claro que se puede hablar!

Son las obras literarias en las que los homosexuales de todo el mundo se han reconocido y las que han utilizado para manifestarse. Son la piedra angular de los movimientos reivindicativos que arrancan en los años cincuenta. Algunas son obras en las que son gays los personajes y otras son los autores los que desvelan, voluntaria o inconscientemente su tendencia sexual o su voluntad de tocar ese tema. Ese corpus literario es la piel de la visibilidad.

(Hablamos, claro está, de la tradición masculina, la femenina, la lésbica, está desgraciadamente más oculta en la historia y doblemente estigmatizada. Una vez más, y el que escribe lo lamenta, no se habla de ella aquí)

Gregory Woods es Profesor titular de Estudios gays y lesbianos de la Trent University de Nottingham, en Inglaterra, que, sospechamos, está situada a años luz de las universidades españolas.

Hace un repaso pormenorizado y exhaustivo de lo gay en la historia de la literatura y no se queda solo en Proust o en Leavitt; en Maurice o en Las Amistades Particulares. No. Woods se arremanga y escarba a fondo en Virgilio y en Dante y en Conrad y en James y en Woolf y en Fleming (Ian) y así hasta completar un imprescindible índice de nombres que llena cinco de las cuatrocientas veintiocho páginas del volumen. Investiga sobre las lagunas de lo gay en la poesía del África postcolonial y en lo escrito sobre el holocausto. Revuelve en las literaturas periféricas.

Es minucioso y riguroso. Este ensayo debería ser de lectura obligatoria para gays y lesbianas y también para profesores de literatura. Para los que no son ninguna de las tres cosas, es una obra interesantísima de consulta e información. Está estructurado por temas que se suceden en secuencia temporal.

Puede ser una guía de lectura fabulosa. El que escribe esta breve reseña siente una gran admiración por el autor a causa de este ensayo.

Calificación: Interesantísimo.

Tipo de lector: Aficionados a la literatura. Gays.

Tipo de lectura: Amena aunque prolija y minuciosa.

¿Dónde puede leerse?: En una biblioteca bien surtida.

¿Dónde encontrarlo?: En www.libreriaberkana.com


jul 27 2010

Alejandría historia y Guía. Faros y Farallón

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Escribió Durrell en Clea: “Una ciudad se convierte en un Mundo cuando se ama a uno de sus habitantes” y posiblemente lo escribió, hablando en la misma ciudad, sobre la experiencia personal de E.M. Forster, autor de Howard´s End, Habitación con Vistas, Pasaje a la India o Maurice.

Forster viajó a Alejandría en 1915 para colaborar con la Cruz Roja y esa ciudad se convirtió para él en “un Mundo” tras conocer al joven Mohamed el Adl. Iba a vivir por vez primera una relación sentimental plena y a través de ella se enamoró de la ciudad. El resultado fueron dos obras menores que quiso que fueran un homenaje a la ciudad fundada por Alejandro.

La primera de ellas: Alexandría, A history and a guide, es una breve historia de que interactúa con una interesante guía, es resumen de muchas otras obras y destaca por la lucidez con la que pasa revista a las formas heréticas en la que germinaron las religiones en esta parte de levante. La guía es breve, precisa y bastante irónica. La primera edición salió en 1922 y ardió casi completa, en ella Forster descubría a Constantino Cavafis para los europeos con la feliz publicación de su poema El dios abandona a Antonio. La edición se acompañaba de planos y diagramas.

Pharos and Pharillon, se publicó posteriormente y se compone de una colección de relatos breves, de atmósfera histórica los primeros y los otros de crónica contemporánea, muchos de los cuales habían sido colaboraciones periodísticas del literato británico. Algunos del último grupo son cínicamente divertidos. La editó la Howard Press de Leonard Wolf.

Ambas obras se publican, juntas, por vez primera en castellano. Las acompaña la publicación de la carta emocionada que Forster escribió a su amante muerto, unas curiosas anotaciones con las que el escritor quiso recordar la forma de hablar del joven y numerosas notas del autor y de los editores como prólogos a las distintas ediciones. También retazos de una conferencia, un extenso estudio introductorio, anotaciones y bibliografía.

El proyecto es encomiable y la labor de Miriam Allot que la prologa y anota (en el original inglés) habrá sido severa. Se hace -no obstante- en mi opinión, fastidiosamente reiterativa. Tenemos pues una publicación valiosa como consulta por inédita, pero es de lamentar que se haya perdido la frescura y la intención de las pequeñas obras de Forster que en un libro de gran envergadura como es este, se hacen inmanejables y pierden valor cuando se les concede una importancia desmesurada.

Otra forma de editarlos, quizás en una colección de libritos, hubiese sido más consecuente y oportuna. Esto no le quita valor a la publicación, ni mérito a editores e investigadora, a los que disculpa el mito que rodeaba a estas dos obras por lo destacado de su autoría y lo limitado de su distribución. Sería ingrato no reconocer su tesón.

Los espíritus de los fantasmas ilustres siguen escondidos en Alejandría: Alejandro Magno, la Biblioteca y el Faro, Antonio y Cleopatra, Atanasio e Hipatia, Calímaco, Ptolomeo…  se unen al coro las hermosas presencias del viejo poeta, del gran escritor que fue Edward Morgan Forster y del joven el-Adl que ya le acompañará siempre.

No digas que fue un sueño.

Calificación: Muy interesante.

Tipo de lector: Curioso

Tipo de lectura: Amena

¿Dónde puede leerse?: Sentado en los viejos cafés de Alejandría.

¿Dónde encontrarlo?: La edición que se reseña en tu librería favorita. El lujo de pasear las ediciones originales eventualmente en www.ilab.org