oct 12 2012

Lo que Maisie sabía

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Perteneciente a la última etapa de James, quizás la más compleja y sabia a la vez que prolífica, la edición de El cuenco de plata de esta maravillosa obra es impagable; de ella han hablado grandes como Ezra Pound y Jorge Luis Borges, y es que la densidad en las elucubraciones de un narrador que parece que se ha colado por casualidad y que inconsecuentemente sabe más de lo que Maisie imagina, ha dado y dará para volcar sobre el papel ríos de tinta.
Norteamericano y buen conocedor de lo que se hacía en Gran Bretaña, ese país por el que jamás diremos con la boca llena que Europa es vieja, Henry James juega con las expectativas del lector y lo convierte en un sesgo más de su narración; ¿a quién va dirigida esta novela? A todos y a ninguno; a los que observan demasiado y actúan otro poco; es decir, a los que viven sabiendo que dones y prejuicios quizás sean la misma cosa. En tiempos donde el pensamiento y la cultura a la vez se masifican en cantidad y menguan en calidad, recibir este libro es toda una bendición, a mitad de camino entre la inquietante verosimilitud de Otra vuelta de tuerca y la necesidad de vehicular lo sentimental como en Washington Square.
Es esta también novela de campiña y flema y a la hora de tratarla desde el género de terror, vemos cómo una niña que empieza pivotando entre padrastros egoístas e institutrices desalmadas que son un castillo de naipes psicológicos a salvar. Eso empieza siendo Maisie, para convertirse en algo más que un elemento dramático, una niña de carne y hueso.

Calificación: Prodigiosa.
Tipo de lector: Dispuesto a todo.
Tipo de lectura: Rica, exhuberante.
Argumento: De cómo la lluvia fina vital que a todos nos cala aparece en la mente de una niña.
Personajes: De gran interés.
¿Dónde leerla?: Despaciosamente en casa.


jun 17 2012

Lo que Maisie sabía

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Me temo que ningún lector llegará a averiguar exactamente Lo que Maisie sabía, y creo que esa ha sido la intención del autor.
Maisie es una niña, no sabemos su edad.
Un narrador, al que no conocemos pero que se parece mucho a Henry James, nos cuenta desde el punto de vista de esa niña los inquietantes sucesos que tienen lugar en su entorno tras el divorcio de sus padres.
Pasa por ser una de las obras fundacionales de novela psicológica, de la utilización de un narrador apoyado –el punto de vista- y del uso de la ambigüedad.
Estamos en 1897, fecha de su publicación.
Así que Henry James introduce al lector en un laberinto por el que debe ir avanzando, haciendo deducciones, retrocediendo en sus errores para emprender un nuevo camino. Una y otra vez. Un virtuosismo que desespera al lector y le convierte en una cotilla entrometida que intenta saber lo que está sucediendo, a quien hay que creer, y cuál es el significado exacto de las conversaciones que mantienen unos personajes con otros.
Lo más fácil sería decir que el escritor intenta reproducir la confusión interior de Maisie ante su maduración como persona y sus relaciones con los adultos que la rodean –y de estos entre sí- pero no podemos estar seguros de ésta afirmación, y en algunos momentos tenemos la sensación de que algo perturbador, que no se dice, merodea por la mente infantil, y que en cierta medida es la propia Maisie la que provoca ciertas situaciones.
Porque Maisie tampoco es tonta.
Destaca la actualidad del argumento: el daño psicológico recibido con frecuencia por los niños, utilizados como arma arrojadiza, y también la astucia del narrador que consigue que en ningún momento de la novela podamos ponernos de parte de ninguno de los personajes, porque de la misma manera que en la vida real, ninguno se reserva la razón absoluta.
Reconozco que me fascina Henry James pero, Lo que Maisie sabía –o no- me ha desbordado, quizás sea necesario que lo lea otra vez.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Aficionado a los enigmas.
Tipo de lectura: Compleja y desesperante.
Argumento: Enredoso.
Personajes: Encubiertos por el narrador.
¿Dónde puede leerse?: En Regent´s Park.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.machadolibros.com