sep 29 2011

Taras Bulba

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Nicolas Gógol fue un autor muy discutido. Estar colocado en la época romántica haciendo de nexo con el realismo, hizo que no todos los críticos y lectores de su obra entendieran su mensaje, su humor seco y el sarcasmo contra la burocracia rusa.
Con Taras Bulba intenta una historia de Ucrania desde la novela, pero la poética del autor transforma el proyecto alejándola de esa intención. Todo se deforma entre un lenguaje tendente a la lírica. Pertenece la obra a la época más romántica del escritor y, por ello, termina siendo un relato algo atacado. La novela se llena de personajes convertidos en mitos (o casi), la lírica exagerada desdibuja lo histórico, los diálogos pierden credibilidad casi siempre a causa del uso de frases demasiado rebuscadas tratándose de personajes con una fisonomía muy concreta.
Cuenta las batallas entre ucranianos y polacos, entre ucranianos y tártaros. Cuenta la defensa de la fe ortodoxa, la defensa cosaca del cristianismo. Y cuenta los excesos de los cosacos con los enemigos (militares y civiles) aunque Gógol lo maquilla con justificaciones de todo tipo.
A pesar de los defectos apuntados, Taras Bulba es una novela que se lee con facilidad y que, incluso, puede entusiasmar al lector que se acerca sin prejuicios y sin buscar una estructura de relato moderno que está muy alejado de lo que escribió Gógol. Tiene un buen ritmo narrativo ganado desde una voz cuasi omnisciente y es muy entretenida. No es lo mejor de Gógol. Ni el poco humor de la narración ni la cercanía (en algunos tramos del relato) al realismo parece suficiente para igualar novelas como Las Almas Muertas. Pero se deja leer.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Muy sencilla.
Tipo de lector: Amantes de la época romántica rusa.
Argumento: Las batallas cosacas.
Personajes: Algo atacados por la lírica.
¿Dónde puede leerse?: En casa y con una botella de vodka cerca.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


abr 27 2010

Las Almas Muertas

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Nicolai V. Gogol era ruso y un genio de la literatura. Sabiendo que un ruso que es un genio ha escrito una novela, las opciones son pocas. Hay que leer ese libro.

Dividida en dos partes antagónicas, Las Almas muertas habla del capitalismo y su acomodo en un mundo rural mezquino, explotado por unos pocos y trabajado por muchos hombres y mujeres que ven el horizonte debajo de sus pies. Más allá no hay nada. Chíchicov, el personaje principal, es un pícaro que nos irá desmenuzando una lucha de clases violenta e injusta. Y lo hará desde un lirismo que, hoy en día, podríamos calificar de cósmico. Pero, también, desde la ironía, desde el sarcasmo y desde la profundidad de una narración que se hunde en la realidad para hacerla verdadera. Son las cosas de las buenas novelas. Gogol intenta, así, dibujar lo que él mismo calificó como “héroes de la bondad”.

Novelón en todos los sentidos (excepto en su medida puesto que no acumula un número exagerado de páginas). Imprescindible.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Que los amantes de la generación Nocilla ni se acerquen.

Tipo de lectura: Muy amable.

Argumento: Más que divertido.

Personajes: Con alma. Vivas y muertas.

¿Dónde puede leerse?: Brindando, cada dos por tres, en honor a la literatura.


Norah JonesIn The Morning