jun 18 2012

La civilización del espectáculo

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Primer ensayo del reciente Premio Nobel peruano, Mario Vargas LLosa, desde que obtuvo esta condecoración. Existe realmente poco material nuevo en él; aprovechando sus ya comentados artículos en prensa, se hace partícipe del pesimismo imperante alguien que cree todavía en el poder hipnótico de las palabras, que abomina de los avances derivados del libro electrónico, haciéndose partícipe de lo que un día dijo Molina Foix, alguien que por otra parte desecha el cómic como literatura, sobre la sensualidad que supone leer en papel. No es al primero que se lo oigo, Varguitas. Y probablemente no sea el último. Otros capítulos interesantes asocian la cultura con mayúsculas (aunque aquí no tan mayestáticas) con la religión y, en concreto, con el cristianismo del que tanto se protesta y al que debemos, al menos en España, gran parte de nuestra nefanda y gloriosa historia.
La cultura de Dostoievski, Chéjov o Ibsen se hizo ligera hace años y hoy es un ectoplasma; lo lamenta el novelista porque estos libros, poemas o piezas han pasado a ser minoritarias, la mediocridad del espectáculo imperante ha podido con ellas de forma inefable, y no porque exista mayor analfabetismo en la ciudadanía, pues ya se sabe que, según él, la democracia está en plena forma. Existe una nostalgia tontorrona y plañidera (no te enojes, Varguitas) en estas tesis clasificadas por temas y que utilizan a veces de relleno el corolario reseñado de Piedra de toque. No es éste el primer escritor que se jacta de citarse a sí mismo, y es que a pesar de que las tesis de T.S. Eliot han quedado obsoletas, ¿quién no busca entretener con lo que escribe a pesar de todo?. Los fieles, después de recorrer algunos de sus ensayos, le seguiremos prefiriendo como novelista.

Calificación: Más de lo mismo.
Tipo de lector: Descontento, arrugado.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: La cultura-espectáculo.
Personajes: Sus libros, sus opiniones.
¿Dónde leerlo?: Donde leer no sea un acto de fé.


nov 13 2011

¿Qué es la libertad?

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Este es un libro que se encuadra en la colección Súper preguntas de la editorial edebé. Podría parecer excesivo este título para niños de 9 a 12 años, pero no lo es porque las ilustraciones de Fréderic Rébéna ayudan a canalizar la atención con sus colores vivos y lo divertido del gráfico y porque el sistema de preguntas es ameno. Los textos los firma Oscar Brenifier. Se logra la atención del lector a base de plantear asuntos de interés y enseñando a tolerar lo que otros dicen. El libro se distribuye por temas y al final de cada uno de ellos se plantean ideas que deberían servir para que los lectores acomodasen su forma de pensar con criterio. Interrogar a los niños de esta edad sobre si pueden o no hacer lo que quieran o si el resto de las personas les arañan parte de su libertad no puede ser malo. Lo malo es que queramos (los adultos) que un libro forme a nuestros hijos sin nuestra ayuda. Es importante estar cerca e, incluso, compartir la experiencia de la lectura, intentar que comprendan (eso no significa imponer nuestra forma de ver las cosas y menos si se trata de un libro con una finalidad tan alejada de eso). La lógica de los niños no es tan sofisticada como la de los mayores, pero hay que respetar su estructura. No son más listos si piensan como los padres. Sólo son mejores actores o grandes repetidores de frases o viejos prematuros.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Entretenida aunque exige que el lector se centre en lo que está haciendo.
Tipo de lector: Niños de 9 años. Hasta los 12.
Argumento: La libertad personal.
Personajes: El lector.
¿Dónde puede leerse?: Con papá y mamá. En casa.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.