oct 21 2010

Fantasmas

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Libro de cuentos de terror escrito por Joe Hill, hijo de Stephen King, supone el reconocimiento de una obsesión sobre personajes y situaciones sobrenaturales, que prolongan un imaginario común al de su padre. Consciente de ello, Hill entrega quince relatos, algunos de los cuales son pequeñas nouvelles, tras los que culmina en el apartado de agradecimientos con una pieza que es más Hill y menos King, en que la máquina de escribir de su viejo, una vez éste ha muerto, sigue tecleando con profusión historias de las que toda la familia se siente deudora. Titulado La máquina de escribir de Sherezade, en este relato encontramos toda una declaración de intenciones, sobre lo que significa ser hijo de escritor y verse convertido a sí mismo por las ideas que pueblan su imaginario como un fantasma más, dentro de los muchos que pueblan sus relatos; en este sentido, existe originalidad y la misma forma de resolver enigmas y plantear conflictos.
Ya en El mejor cuento de terror, sabe Hill introducirse en el mundo de los fanzines del género sobre un caso que tiene las mismas dosis de realidad que de ficción. Escalofriante. Comienza a partir de aquí un periplo de tres cuentos en los que el autor juega con lo sobrenatural en los personajes, potentes en su rareza, pero con narraciones tan centradas en ellos, que pierde algo el diapasón.
El esquema que siguen sus narraciones es, más o menos, el siguiente: hijo jodido por sus padres o el sistema tiene un hermano con problemas mentales, capaz de hacerle ver lo que no llega a comprender sobre un problema. Este esquema es inmutable en unas piezas y variable en otras; de los cuentos más abstractos (o peor traducidos) debemos destacar Oirás cantar a la langosta, que me gustaría que se pareciese menos a La metamorfosis de Kafka; de los otros, adquiere clarividencia y cierto estilo, Bobby Conrroy regresa de entre los muertos.

Calificación: Recomendable.
Tipo de lector: Aficionado a King y a su vertiente más descriptiva (La zona muerta, El talismán).
Tipo de lectura: Sencilla y moderna; a veces los conflictos pierden eficacia si no te metes en una mentalidad típicamente USA.
Argumento: Sobre la necesidad de sobrevivir como y entre fantasmas.
Personajes: Algunos carentes de espontaneidad, otros más logrados.
¿Dónde leerlo? Lejos del sol.


may 29 2010

Donde el corazón te lleve

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Donde el corazón te lleve o Cómo hacerse millonaria y famosa escribiendo un pestiño de aquí te espero. Esa es la novela de Susanna Tamaro. ¿He dicho novela? Un fallo lo tiene cualquiera.

Muchos de mis alumnos (y son muy malos escribiendo aunque al lado de esta mujer podríamos decir que son los Masters del Universo) lograrían mejores resultados con la idea que maneja Tamaro. Una abuela le cuenta sus cositas a la nieta que vive lejos. Con cartitas horteras, aburridas, lacrimógenas y llenas de una ternura prefabricada a base de ingredientes como el cariño, el gran amor de las abuelas, un mundo maravilloso y palabras bonitas. Olvida la señora Tamaro que la literatura es otra cosa. Es ese territorio en el que se construye un mundo de ficción para intentar enmendar o explicar el mundo real. Tamaro hace justo lo contrario. Intenta pinar el universo de color rosa pálido, lo envuelve en algodón de azúcar, lo llena de niñas y amor (eso no falla para gustar a unos cuantos) y luego nos cuenta que eso es literatura. En fin, son cosas que pasan.

El lenguaje que utiliza es ramplón. Eso no sería nada malo si estuviera justificado con la intención de una voz narrativa (la que aparece en el relato es lo peor que he leído en años, a la altura de Espido Freire o Lucía Etxebarria). La historia es simple y aburrida. Los personajes podrían ser cualquiera de nosotros (y nosotros no formamos parte de mundo de ficción). Podría seguir, pero me aburre hablar de estas cosas.

Era por avisar. Sólo.

Calificación: El horror.

Tipo de lector: Pues no sabría decir sin faltar el respeto a unos cuantos.

Tipo de lectura: Mejor planchar. Con eso digo todo.

Engancha justo en la última línea. Justo en el punto final.

En este libro sobra todo. Qué pena de árboles.

Argumento: Una memez.

Personajes: Pero si no hay…

¿Dónde puede leerse? No lo hagan. En serio.


La UnionNegrita