may 24 2010

La última noche en Twisted River

Artículo escrito por: Carmen Neke

El adjetivo que mejor califica La última noche en Twisted River, el último libro de John Irving, es: melancólico. El autor ha elegido situar su historia en seis fechas diferentes, y partiendo de la circunstancias personales de los personajes en el momento elegido se narra cuáles fueron los acontecimientos que los llevaron hasta allí, y cuáles son los planes, intenciones y sueños que tienen para el futuro. Cada año elegido es una encrucijada en la vida de estos personajes, un momento en el que el pasado ha dejado de existir y el futuro se presenta incierto y amenazador. La felicidad, que la hay, siempre se encuentra en un recuerdo borroso del pasado o en una dudosa esperanza para el futuro. Pero a pesar de todo la esperanza seguirá ahí hasta el final, la melancolía nunca dará paso a la desesperanza.

Esta manera de narrar confiere a la novela un realismo inigualable, que no se ve sino aumentado por la maestría absoluta de Irving en la caracterización de sus personajes. Y no solamente los protagonistas o los caracteres principales: John Irving es un demiurgo que tiene el poder de conceder la vida a todas sus criaturas, grandes y pequeñas. De esta manera, sus libros están poblados por una cantidad innumerable de seres inolvidables, personajes que apenas intervienen en los hechos pero que merecerían haber sido los protagonistas de su propia novela.

Alguien me preguntó hace años: ¿los libros de John Irving son literatura? Y no supe qué decir, a pesar de mi enorme admiración por este autor. Sus novelas solían dejar la carpintería interna bastante al aire, y buscaban demasiado el efectismo y el shock del lector. Pero La última noche en Twisted River presenta a un Irving maduro, calmado, capaz de jugar con el lector con referencias metaliterarias al alcance de todo el mundo, sin olvidarse de construir al mismo tiempo un gran relato. Este libro hace lo que la mejor literatura tiene que hacer: convencer al lector de que la historia que está leyendo le atañe personalmente.

Calificación: Inolvidable.

Tipo de lector: Si solamente piensa leerse un libro en toda su vida, léase éste.

Tipo de lectura: Compulsiva y conmovedora.

Engancha desde la primera línea, y no desengancha ni siquiera al final.

No le sobra ni una letra.

Argumento: La vida del cocinero Dominic y su hijo Danny a lo largo de cincuenta años.

Personajes: No son personajes, son seres humanos de carne y hueso atrapados en las páginas de un libro. Cuando termine la lectura serán sus amigos para el resto de su vida.

¿Dónde puede leerse?: Da igual, con esta lectura olvidará el mundo a su alrededor.


Nat King ColeI love you for sentimental reasons