mar 30 2011

Sunset Park

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Hay una mujer de edad indefinida en el gesto teatral de levantar la mano y los ojos al cielo, viste de negro. La fotografía está borrosa y el fondo parece un irreconocible paisaje urbano. Es la instantánea de Mark Yankus elegida por el editor para la portada de la última novela de Paul Auster.
Es acertada porque transmite algo del espíritu de la obra, que es el retrato de seis vidas que Auster con su escritura va matizando, completando, seis vidas a las que va infundiendo espíritu, pero que cuando terminamos el libro aún no vemos totalmente nítidas, porque es parte de su tarea de escritor conseguir que no las veamos así.
Paul Auster es Paul Auster. Escritor carismático, de prestigio y de moda. Genial creador de historias fascinantes. Domina la narración. Pero sus lectores habituales no encontrarán esta novela a la altura de La Noche del Oráculo o de Brooklyn Folies, por poner solo dos ejemplos; le falta algo del misterio que sí está en las otras, concentración en la mirada literaria; y no hay ninguno de los juegos narrativos a los que nos tiene acostumbrados, salvo las páginas de un diario, en uno de los últimos capítulos, extrañamente escrito en segunda persona.
No es una novela demasiado compleja en el fondo ni en la forma y se desenvuelve lineal, con un excesivo recurso a los trucos, en forma de las anécdotas de figuras del beisbol, en torno a un filme, para hacer avanzar la narración, que no consiguen darle el realce suficiente.
Una escritura pulcra para unas vidas que naufragan en la fragilidad y la incertidumbre, con guiños políticos a la libertad del escritor y reivindicación de uno de los temas recurrentes de los literatos americanos del siglo XX, la incorporación del combatiente a la sociedad, aunque solo lo trae como referente y no afecta a los personajes.

Calificación: No me parece una de las mejores novelas de Paul Auster.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: Bien formulado, fluye bien.
Personajes: Bien construidos, levemente borrosos.
¿Dónde puede leerse?: Sentado en un parque.
¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería, por ejemplo http://labuenavidaweb.wordpress.com/


abr 19 2010

La Noche del Oráculo

Artículo escrito por: Carmen Neke

Como todas las novelas de Paul Auster que conozco, La noche del oráculo también trata sobre un novelista desgraciado, con bloqueo y residente en Brooklyn, que se compra un cuaderno donde escribe la historia de un editor literario al que le dan un manuscrito y que se lo abandona todo tras ocurrirle una desgracia. En conjunto resulta un libro malogrado, aunque tengo que admitir que la segunda mitad gana mucho con respecto a la primera. La novela dentro de la novela que aparece al principio es enormemente mala, por suerte al escritor se le atascan las ideas y la deja inconclusa.

La idea de la novela y la trama sin embargo son buenas, y Auster escribe realmente bien. El problema de Auster como escritor es que no sabe cómo contar una historia, y mucho menos dos historias paralelas. La estructura de la novela es pésima, hay saltos, vacíos, repeticiones, incongruencias, que van robando fuerza a la magnífica prosa del autor y a la tensión de la trama. Auster es como un malabarista que ha lanzado demasiadas bolas al aire y no sabe qué hacer con ellas, de manera que se le van cayendo una tras otra al suelo.

Calificación: Flojo.
Tipo de lector: Solo para los seguidores fanáticos de Auster.
Tipo de lectura: Entretenida, sin más.
No llega a enganchar por lo enrevesado de la trama.
Le sobran hilos narrativos.
Personajes: Los mismos de todas las novelas de Auster.
¿Dónde puede leerse?: De viaje en un país de idioma desconocido, siendo este el único libro comprensible que se tiene a mano.


Stan GetzIt Might As Well Be Spring