may 10 2010

La muerte de un viajante

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Arthur Miller consiguió con este drama el premio Pulitzer. Y al que escribe esto le consiguió enredar para siempre entre los escenarios, los personajes y los diálogos de las buenas obras de teatro. Mi viejo ejemplar de La muerte de un viajante, editado el año 1952 por Ediciones Alfil, siempre está colocado en un lugar privilegiado de mi librería.

Willy Loman es un viajante que ha dedicado toda su vida a tratar con los clientes, a vender. Pero se ha convertido en un fantoche. Sus hijos son justo lo que nunca hubiera querido que fuesen. Su esposa le ama mientras él en uno de sus viajes conoce a una mujer y se ve obligado a mentir para salvar la situación. Todos los que tiene alrededor han podido triunfar de alguna forma. Él es una risión. Sus sueños, tan americanos como los de cualquiera se ven reducidos a la nada.

Con todo esto, Miller consigue una obra emocionante, llena de un ritmo incansable que lleva al lector de la mano de sus personajes (sin violencia, cuidando de él) hasta un final esperado por ser el único posible, una obra que destroza la estúpida idea de un sueño colectivo que esta al alcance de cualquiera.

Siempre que comienzo una novela o un relato, agarro el ejemplar de tapas negras, el número doce de la colección (extra), para recordar cómo se debe trabajar el diálogo en una narración. Leo con detenimiento la obra entera. Dejo, otra vez, el libro en su sitio sintiéndome pequeño, casi enano ante ese talento y comienzo mi escritura. Les recomiendo que lean esta obra. Es sencillamente excepcional.

Calificación: Una obra maestra indiscutible.

Tipo de lector: Cualquiera, aunque los que no quieren creer que el mundo es otra cosa distinta a lo que aparece en las revistas del corazón deberían pensárselo.

Tipo de lectura: Fácil y muy amable. Aunque triste.

Argumento: Fácil de seguir.

Personajes: Si sobresale por algo este drama es por el dibujo que hace Miller de sus personajes a través de sus voces.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.


Ray CharlesWhen A Man Loves a Woman