may 21 2010

La herencia de Eszter

Artículo escrito por: Carmen Neke

La herencia de Eszter de Sandor Marái es un libro muy bien escrito y estructurado, el enfoque en primera persona es muy especial y el tema es interesante. Pero el final resulta insufrible, sobre todo un par de frasecitas del final. La trama es simple, y lo resumen muy bien en la contraportada: “Después de 20 años vuelve Lajos por un día de visita a casa de Eszter. Ella sabe que su amor de antaño la volverá a engañar, y que este engaño acabará con ella. ¿Qué es lo que los une? ¿Por qué no se resiste Eszter?”

Efectivamente: ¿por qué no se resiste Eszter? Según el autor (en boca de Lajos) la culpa del fracaso de su relación amorosa fue de ella, porque el amor es la responsabilidad de las mujeres, lo único en lo que las mujeres son grandes. No es verdad que los hombres sean responsables en una relación amorosa. El amor tiene que ser heroico por parte de la mujer, Eszter no pudo estar a la altura de las circunstancias e hizo lo peor que pueda hacer una mujer: huir ofendida. Por eso está en deuda con Lajos y tiene que hacer todo lo que él diga para saldar esa deuda…

Estas frases arruinan en mi opinión toda la novela. La filosofía detrás de estas afirmaciones tiene un cierto tufillo de “la maté porque era mía” que estropea todo el buen hacer literario que el autor demuestra en el libro. Una lástima, pero la mejor técnica literaria no va a salvar un libro basado en ideas tan peregrinas.

Calificación: Bueno pero insufrible.

Tipo de lector: Que sea capaz de comulgar con ruedas de molino.

Tipo de lectura: Se lee bien, pero no merece la pena hacerlo.

Engancha desde la primera línea.

Le sobra todo el final.

Argumento: Eszter tendrá que someterse a la voluntad de su antiguo amante. Porque sí.

Personajes: Muy bien perfilados y congruentes en toda su inverosimilitud.

¿Dónde puede leerse? No lo haga. Y si lo hace, al menos sea discreto al respecto.


Duke EllingtonCreole Love Call