may 9 2011

Confabulario definitivo

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Los relatos recopilados en el Confabulario definitivo, brevísimos muchos de ellos, son un descubrimiento feliz para cualquier lector.
No es tarea fácil buscar un denominador común porque temas, técnicas e intención varían y se cruzan, pero un aire de incertidumbre, una ironía sutil y un tono farsesco se encuentran en casi todos ellos.
Hay parábolas inquietantes que desarman el funcionamiento de las sociedades materialistas, y en algunos, los animales aparecen como símbolos de una sociedad que se ha extraviado, en su caminar de espaldas a la naturaleza. En general escoge un ambiente de pesadilla que se prende en lo subconsciente mediante la palabra con finales desconcertantes.
Juan José Arreola escribe sobre las profundidades de la obsesión amorosa y la implicación en el adulterio, desde diferentes puntos de vista, pero también reflexiona sobre lo metafísico y el hecho religioso, sobre el acto definitivo de la condenación. Gusta por lo herético y lo heterodoxo.
Recurre continuamente el escritor a lo patafísico, introduciendo autoridades en la ficción, para legitimarla, que rescata de lo histórico y lo erudito a la manera de Borges; y trabaja desde la psicología de narradores engañados o engañosos.
Juan José Arreola es considerado, uno de los escritores mejicanos más peculiares y brillantes, su obra es escasa. El primer Confabulario, origen de éste, apareció en el año de 1952.

Calificación: Brillante.
Tipo de lector: Cualquiera con ganas de reflexión.
Tipo de lectura: Amena e intensa.
Argumento: Diferentes.
Personajes: Excepcionales.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


feb 25 2011

Los Anillos de Saturno

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Es realidad y es ficción, que en agosto de 1992, el escritor alemán W.G. Sebald, realizara un viaje por el condado inglés de Suffolk, en la costa oriental de la Gran Bretaña.
La descripción de ese recorrido por unos parajes solitarios y desanimados le sirve como marco para un libro, Los Anillos de Saturno, que es una especie de cuaderno de bitácora en el que lo anotado son retazos literarios e históricos, más que incidencias físicas o antropológicas.
Como una larga cuerda llena de nudos para medir la profundidad, con el paisaje y el paseo, se enlaza la memoria de Thomas Browne, de Borges, y de Chateubriand; la evocación de las ciudades sumergidas en el Mar del Norte, de fabulosas mansiones arruinadas, de la corte de los últimos emperadores chinos; la crónica de la incursión de Joseph Conrad en las profundidades de África o unas reflexiones en torno a La Lección de Anatomía, de Rembrandt o al retrato de El Joven Louis Tripp, de Bol.
Son cuentos en los que todo son fantasmas; relatos irreales en los que se enredan la historia, la fantasía y la literatura, hasta que cuesta separar el punto en el que comienza la ensoñación y finalizan los encuentros y las miradas del viaje.
El solapamiento de los temas, la densidad de la escritura que los traba, las referencias que se suceden, oscurecen –por momentos- el seguimiento de la narración, aunque eso precisamente parece haber sido buscado por el autor para crear una atmósfera de niebla que unifica.
El editor de la versión española, ha considerado oportuno mantener sin traducir los pasajes que estaban en inglés en la versión original, una decisión cuestionable cuando no se añaden notas aclaratorias.
Ninguna visión crítica puede –no obstante- disminuir la grandeza narrativa de Sebald, que con esta obra alcanza en algunos momentos el dramatismo y la belleza de una epopeya.
Con el título mismo nos invita a la reflexión.

Calificación: Magistral.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Densa de temas.
¿Dónde puede leerse?: Navegando por el Mar de Norte para vencer a la soledad.
¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería, puesto que es un libro de reconocida calidad y reciente publicación.


dic 10 2010

Londres

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Viajamos hacia atrás en el tiempo.
Los nueve artículos editados ahora bajo el título de Londres fueron enviados desde esa ciudad por Henry James a diferentes publicaciones periódicas de Norteamérica, con las que colaboró en las últimas décadas de mil ochocientos.
Son crónicas literarias, en un tono que a un lector habituado a los artículos periodísticos de hoy, pueden resultar espesas, a causa del lenguaje y de la disgresión. Giran alrededor de los tópicos y las curiosidades sobre las que suponemos a los americanos ávidos de información; topoi que han creado una idea de la tenebrosa y moderna Babilonia y de la idiosincrasia británica: la niebla, el humo y el hollín; las casas de campo y la temporada social, el pintoresquismo de los cockneys, el esplendor de los parques y el sport, Oliver Twist.
James se muestra a través de las líneas como un gran observador y un gran solitario, con una visión muy subjetiva de la realidad social y usando de una exageración admirativa por esa ciudad en la que se acogió en adopción y en la que falleció en 1916.
Algunos artículos son inconexos y desarticulados; otros, como el dedicado a la regata Oxford-Cambridge, se centran en el apunte del natural y en los de más allá se revela su autor como un improvisado crítico de arte, caprichoso y parcial.
Brillan sorprendentes conexiones que retuercen los epítetos: espaldas intensamente gremiales, descripciones reducidas a la mendicidad, suburbios ingeniosamente vulgares; ahí es en dónde  destaca el genio y la mordacidad del autor de Los Papeles de Aspern y Retrato de una Dama.
James nos da noticia –por lectores interpuestos- de la gran exposición londinense de Gustave Doré y de la erección del Albert Memorial. No deja de interesarnos.
Una guía necesaria para reconstruir parte de un laberinto roto que Borges vio en El Aleph.
Era Londres.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Jamesiano.
Tipo de lectura: Subjetiva y pintoresca.
¿Dónde puede leerse?: En el vuelo de ida o de regreso.
¿Dónde encontrarlo?: Por ejemplo en Madrid, en La Buena Vida, Café del Libro: http://labuenavidaweb.wordpress.com/


sep 18 2010

Los amigos de mis amigos

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Hablamos de Literatura.
Los Amigos de mis Amigos es uno de los más celebrados cuentos de Henry James. En él, el autor usó de la reducción, la condensación del texto, la cristalización mediante la brevedad de una idea brillante. Algo sobre lo que trabajó siempre, apremiado por las revistas periódicas en las que publicaba y que no siempre consiguió, porque no pudo o no quiso. Es también un cuento fantástico. Es también una historia de amor.
James entendía la aparición de lo fantástico como algo que debía acompañar a un hilo conductor real y posible, con el que se enredara y al que se opusiese, para crear una historia insólita; porque considera que así, adquiere lo sobrenatural su carácter. El resultado, como aquí, es un juego de confusión que nos fascina, entre lo real y lo soñado, lo extraordinario y lo anecdótico; todo se conjura para provocar un serio terror.
El cuento fue coleccionado por Borges para su Biblioteca de Babel, editada en España por Jacobo Siruela en los años ochenta, y hoy motivo de disputa entre bibliófilos y  fetichistas.
Le acompañan tres cuentos más. La Vida Privada es proustiano avant la lettre y denso, con un lenguaje y una situación provocadamente formales y preciosistas, de manera que  cuando se revela lo sobrenatural, hemos caído ya en la trampa y continuamos leyendo cautivos de un hechizo. De un engaño.
Aparece el juego de dobles (también), porque la duplicidad es un asunto inseparable del mundo Jamesiano, en La Humillación de los Northmore, solo este cuento no es fantástico pero si malvado, sarcástico y revelador de lo hipócrita del brillo de lo intelectual en las sociedades (que comenzaban a ser) mediáticas. Es la historia de una venganza callada y perversa.
Owen Wingrave es, en otro cuento, un joven cuyo valor se pone a prueba en las circunstancias más extremas. Un retrato firme y atractivo con el que simpatizamos. El relato finaliza de una manera contundente que desesperó a Mark Twain por su recurso a lo sobrenatural. Sobre su trama construyó Benjamin Britten una ópera.
Los cuentos son cuatro facetas de un prisma que transforma la visión del mundo en algo solemne y misterioso. Son fruto de un trabajo implacable con el lenguaje.
Este texto solo quiere ser un agrupamiento de notas que acalle la voz de quien escribe. No se puede hacer otra cosa cundo prologa Borges.

Calificación: Extraordinarios.
Tipo de lector: Amantes de James y de la literatura fantástica.
Tipo de lectura: Algo compleja en La Vida Privada. En los otros, no.
Argumento: Concluyen, inesperadamente, en lo fantástico.
Personajes: Apresados en su honor y en las convenciones sociales.
¿Dónde puede leerse?: En el bar del Ritz, en Picadilly (o en El Prado).
¿Dónde encontrarlo?: La edición de Siruela es buscadísima. Puede intentarse en www.iberlibro.com; el prólogo de Borges está recogido también en recopilaciones.


sep 14 2010

La Isla de las voces

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Vivimos asaltados por las novedades que se despliegan en los estantes de las librerías y nos gritan desde los suplementos culturales, entonces, nos olvidamos de aquellos escritores que iluminaron nuestra infancia con narraciones extraordinarias que nos acompañaron siempre, pero que, aún adultos, tienen mucho que ofrecernos.
Stevenson escribió La Isla del Tesoro, claro, El Extraño caso del Doctor Jeckyll y Mister Hide y La Flecha Negra, pero también otras novelas; cuentos y poemas, narraciones de viajes; sorprende saber que muchas de sus obras no están traducidas al castellano.
La editorial Siruela publicó juntos, estos cuatro cuentos. Son soberbios. Los primeros suceden en el paraíso de los Mares del Sur, donde vivió el propio autor, pero sus personajes se ven conducidos a la desolación y la angustia por encantamientos y aventuras. Nada hemos de decir del segundo, porque cabe deducirlo de su título, El Diablo de la Botella, pero pocas veces se ha retratado mejor y con menos recursos la angustia humana. La Isla de las Voces, que da título al volumen, es una concatenación de prodigios y hechicerías, la historia de un hombre asustado que va de peligro en peligro. En los dos cuentos está el castigo a la curiosidad y la ambición, se atisba la culpa que la religión sembró en unos pueblos ingenuos e inocentes, el punto de vista está entre ellos. Se percibe la sombra del peor de los infiernos, pero, así mismo, el reflejo del mar y de la luz de una tierra privilegiada.
Estas invenciones, son una herencia de las Mil y Una Noches, hemos de recordar que también Stevenson escribió unas Nuevas Noches Árabes. La magia es el pretexto.
Los otros dos relatos están oscurecidos por las tinieblas del norte y de la civilización. Markheim es un anti cuento de Navidad, un combate entre las fuerzas del bien y del mal. El diablo es, en Janet La Contrahecha, un hombre negro que nos recuerda viejas historias contadas junto al fuego, en los valles de Escocia donde Robert Louis Stevenson nació en 1850; murió a los cuarenta y cuatro años en Samoa, agotado por la tuberculosis y por una imaginación desbordante.
Stevenson fue, desde la niñez, para Borges que lo prologa, una de las formas de la felicidad.

Calificación: Muy Buenos.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Muy entretenida e intrigante.
Argumento: Excita la curiosidad.
Personajes: Nos encantan con sus aventuras.
¿Dónde puede leerse?: En los Mares del Sur, claro, o en otros mares.
¿Dónde encontrarlo?: La edición de Siruela en www.iberlibro.com.


ago 1 2010

Ficciones

Artículo escrito por: Carmen Neke

Ningún editor en su sano juicio publicaría en la actualidad una colección de relatos como los de Borges, sería lo más parecido a un suicido comercial. Ficciones es un volumen muy apto para tirar el libro contra la pared a la quinta página y correr a la librería a que nos devuelvan el dinero, porque el lector desprevenido corre el riesgo de no entender nada de lo que se cuenta en él. Para comprender bien a Borges hay que haber leído mucho a Borges, y esta contradicción puede llevar a la desesperación a muchos. Conmigo casi lo consiguió.

Lo que no quiere decir ni mucho menos que los relatos sean inaccesibles. La lectura de Ficciones es un auténtico desafío, pero sus relatos cortan la respiración tanto por su dificultad como por la belleza y la maestría con las que están escritos. Son auténticas obras maestras de estructura y composición, y su lenguaje es tan preciso, perfecto y efectivo como el de un poema. También rebosan un fino humor y una sutil ironía que no son tan evidentes en las primeras lecturas, y que alcanza sus mejores momentos en esos juegos de referencias bibliográficas apócrifas, citas falsas, mezcla de autores reales con obras inventadas… a los que Borges era tan aficionado.

A pesar de toda esta ironía formal, los cuentos tienen un transfondo muy serio. En ellos aparecen reflexiones profundas sobre la literatura, Dios, el hombre, el valor y la cobardía, la libertad de elección y el destino. Cada uno de los cuentos de este volumen merecería por sí solo un artículo monográfico en este blog, pero es mucho más gratificante para el lector lanzarse a su lectura, atreverse a desentrañar los acertijos que ha ido dejando Borges a lo largo de sus escritos, y volver a la luz al otro lado del relato, agotado pero con un sentimiento de felicidad que ningún best seller va a poder proporcionarle jamás.

Calificación: Fuera de categoría.

Tipo de lector: Con la musculatura lectora bien desarrollada y una curiosidad insana por ir más allá de lo que el texto ofrece en apariencia.

Tipo de lectura: Relativamente accesible a un primer nivel, los niveles más profundos se van descubriendo (o no) en las relecturas.

Personajes: El hombre, el mundo, la literatura, los libros, Dios, el cristianismo, los gauchos. Todos juntos, y a veces incluso revueltos.

¿Dónde puede leerse?: Llévelo siempre consigo, y úselo a discrección en pequeñas dosis.


jul 22 2010

Historia de la caída y decadencia del Imperio Romano

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Sin ninguna autoridad para afirmarlo, me remito a Forster, a Borges, a Churchill y Asimov para decir que esta obra es posiblemente el mejor ensayo sobre historia que se ha escrito, que a pesar del tiempo transcurrido y de los nuevos conocimientos que tenemos sobre el pasado, su mensaje profundo y su poder de sugestión permanecen vivos y que se puede leer como una de las más apasionantes novelas que se hayan publicado.

Edward Gibbon escribe con habilidad, consultó todas las historias a su alcance e inspirado por el poder evocador de las ruinas milenarias, concibe en Roma, en 1764 esta obra perdurable y monumental. Es imprescindible para entender la civilización occidental y para atisbar su futuro.

La obra se publicó en seis volúmenes que abarcan desde la época dorada de los Antoninos, hasta la caída de Constantinopla en manos de los turcos en 1458. La parte más importante se cierra con la invasión de Roma por los bárbaros y ocupa la mayor parte de las ediciones contemporáneas que hacen una publicación resumida del extenso tratado, como la edición abreviada de Saunders que propone Alba.

Con una gran ironía, perspicacia histórica y sin concesiones al cristianismo a quien sitúa entre las fuerzas del mal que participaron en la desmembración del Imperio, Gibbon analiza las causas y traza el recorrido histórico que desembocó en la disolución de la estructura política más importante de la historia, de la que los pueblos occidentales somos tributarios. La prosa es vívida e intensa y hay momentos en que uno se da cuenta de que lee conteniendo la respiración, mientras que Atila, El Azote de Dios, avanza sobre Roma indefensa, perdidas Rávena y el Mundo.

Se considera la primera historia moderna.

“He descrito –dijo Gibbon- el triunfo de la barbarie y de la religión”

Calificación: Obra maestra indiscutible

Tipo de lector: Cualquiera, sobre todo aficionados a la Historia de Roma

Tipo de lectura: Increíblemente amena

Argumento: Hipnótico

Personajes: Perspicazmente analizados

¿Dónde puede leerse?: En cualquier lugar

¿Dónde encontrarlo?: Búscalo en tu librería favorita y si no lo tienen podrán encargarlo.


jul 16 2010

The Dalai Lamas Of Tibet

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El 17 de Marzo de 1959, el ejército rojo avanzó sobre Lhasa. Incumpliendo sus promesas, China consumaba la ocupación del Tíbet. Se terminaba de esta manera con una estirpe de reyes dioses como no había conocido antes la historia, porque los Grandes Lamas intervenían en la vida pública y en la privada, en lo político y en lo religioso, durante la vida y después de la muerte, en todas y cada una de las reencarnaciones posteriores y en las anteriores también, porque como escribió Hume –y lo cita Borges- “todos los argumentos que prueban la inmortalidad del alma, prueban también su preexistencia”.

La ocupación del Tíbet fue un acto de fuerza desproporcionado y un ataque al acervo común de la humanidad, además de una matanza de inocentes. Más de seis mil monasterios fueron destruidos y entre las nieves del Himalaya brillaron, inmensas, las hogueras alimentadas con los textos sagrados que habían permanecido ocultos durante centurias. Escoltado por guerreros Khamba, Tenzin Gyatso, decimocuarta reencarnación del Dalai Lama, de apenas veintidós años atravesaba los pasos de montaña camino del exilio.

En este libro, Thuben Samphel, periodista, titulado por la Universidad de Columbia, con la colaboración de Tendar, traductor del departamento de Información y Relaciones Internacionales de la Administración Central del Tíbet en Dharamsala, narra los sucesos de ese exilio y hace un repaso a la vida del Dalai Lama y a su labor en la actualidad. Traza también con concisión la historia de esta dinastía de reyes dioses y su papel en el mundo moderno.

El libro, con un prefacio de Su Santidad el Dalai Lama, tiene abundantes fotografías, muchas de ellas antiguas, que reflejan el esplendor de la corte de los Lamas e información imprescindible para acercarse al conocimiento de una de las instituciones religiosas más importantes del mundo, faro espiritual de una parte destacada de la humanidad.

En el momento en que se escriben estas líneas, el Panchen Lama, emanación del Buda de la Luz Infinita, reconocido a la edad de  seis años, permanece en paradero desconocido junto con toda su familia, secuestrado por el gobierno Chino. Es el prisionero político más joven del mundo.

Calificación: Interesante.

Tipo de lector: Interesados en el budismo y la historia tibetana y de las religiones.

Tipo de lectura: Sencilla. El libro está en inglés y desconozco si se ha traducido a otro idioma.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.

¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual de viajes y quizás te lo puedan conseguir.