nov 16 2011

Mi madre, in memoriam

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Los escritores de ficción, para construir su obra, arrastran la experiencia propia o la vicaria para poder contar. Disfrazan de ficción la realidad para poder hacer de ese artificio una herramienta útil. No entendemos la realidad; está desordenada. Escribamos una novela, un poema, un cuento, algo que haga imprescindible nuestra labor y que se integre en las consciencias de otros como algo cierto aun siendo una farsa. Ese es el razonamiento de muchos buenos escritores. Nunca el de los que quieren escribir con el objetivo de publicar o ganar dinero.
Pero las cosas tienen su poder. Y ante algunas de ellas no tenemos otra posibilidad que la de un espectacular desnudo intelectual o afectivo. No basta la ficción, no sirve de nada la técnica más depurada de todas. O no apetece. La realidad en forma de sentimientos, de recuerdos o reposando sobre un estado de ánimo imposible de soportar, se imponen a todo.
Richard Ford narra en Mi madre, in memoriam; cómo era esa mujer, cómo fue su vida, cómo ha llegado él a ser lo que es por influencia de la relación entre madre e hijo. Lo hace desde muy cerca intentando, supongo, un homenaje y, de paso, ordenando las ideas. No es un libro de calidad literaria notable, pero si una forma de conocer -cómo no- a Richard Ford. Se trata de una obra breve e interesante. Alejada de la técnica habitual del autor, cercana a la corrección sutil y exquisita de una buena prosa, Ford deja este ejemplo de debilidad que cualquier escritor tiene alguna vez durante su carrera. Los sentimientos profundos suelen arrasar con el pudor de todos. No esperen encontrar frases redonditas sobre el amor del hijo hacia la madre o sobre lo que es capaz de hacer una madre por su hjo. Al fin y al cabo, estamos ante un libro firmado por uno de los grandes escritores de la actualidad.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Huérfanos. O candidatos a serlo. Es decir, casi todos.
Tipo de lectura: Muy fácil y amena.
Persoanjes: Madres e hijos.
Argumento: La vida del autor.
¿Dónde puede leerse?: Cerca del retrato de ella.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.


jun 26 2010

Peyton Place

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Peyton Place, es la novela escrita por Grace Metalious en 1956. Ha sido reeditada en estas últimas semanas y vayan ustedes a saber por qué anda en boca de todo el mundo como si se tratara de una verdadera revelación literaria. Debo decir que no es cierto, como se ha publicado en algunos medios, que fuera imposible conseguir esta novela si no se adquiría en librerías de segunda mano. Soy la prueba viviente de que ello no es cierto, esta novela  fue reeditada por Orbis Editorial en el año 1988. Como prueba la fotografía que se incorpora junto a este texto.

La novela de Metalious (a quien llamaban “Pandora en Vaqueros”), que la encumbró como escritora en su momento, pero que supuso su muerte civil, fue considerado el segundo best seller de la historia, tras la novela Lo que el viento se llevó de  Margaret Mitchel.  Estuvo en la lista de los libros más vendidos en los EEUU durante 59 semanas. Recuerdo haber leído la novela, allá por el año 1988, durante un verano de convalecencia. En aquel momento me pareció estar leyendo un folletín novelesco que no me causó ninguna impresión especial.

El argumento de la novela: La vida de las personas que habitan en una pequeña ciudad de Nueva Inglaterra en los Estados Unidos. Relaciones incestuosas, corruptas, el  despertar sexual, el aborto, la religión, el mantenimiento de las formas y la hipocresía de los que pregonan una forma de vida que en nada casa con la que llevan en realidad.

Hace unas semanas  volví a releer el libro para ver si, transcurridos los años, conseguía encontrar en la novela aquello que, al parecer no había sabido encontrar hace 22 años. Pues va a ser que no, sigo pensando que es un folletín escrito con bastante buenas armas y poca cosa más. Entretenido, eso sí.

Entiendo que en su momento, dado el contenido de la novela, la sociedad en la que se presentaba, causara cierto revuelo y que, la mayoría de las personas, la leyeran esperando encontrar un retrato expreso de todo aquello que ellos mismo vivían y que nadie se había atrevido a decir de una manera tan clara y descarnada. En la novela se mostraba que en realidad el llamado “sueño americano”, familias bien, educadas, con recursos, no era más que una débil fachada tras la que se  ocultaban las más sucias de las traiciones, la hipocresía moral de toda una sociedad, el fracaso de los adultos que no consiguen cumplir los sueños de su juventud. En realidad, una puesta sobre la mesa de la realidad más descarnada de la sociedad del momento.

Como he dicho, el libro causó una enorme impresión en la sociedad norteamericana. De hecho he leído en algún lugar, creo que muy exageradamente, que esta novela fue un paso previo al revisionismo feminista americano. No sé a qué se lo achacan, ellos sabrán el motivo por el que lo dicen. No se puede negar que su autora (que se dice que en esta novela, Peyton Place, lo que hizo fue retratar a sus vecinos), fue enormemente valiente al escribirla. Otra cosa distinta fueron las consecuencias personales que ello le supuso. Una muerte prematura  a los 39 años producto de una cirrosis que dicen se fraguó a la sombra del éxito literario de Peyton Place y a su ocaso como ciudadana estadounidense. Han sido necesarios muchos años para que se rehabilitara la figura de Grace Metalious pese a que esta novela ha llegado a servir de guía para varias películas y series televisivas entre ellas la famosa Melrose Place y Twin Peacks.

En cualquier caso, lo cierto es que Metalious (que es su nombre de casada, pues su verdadero nombre era Marie Grace de Repentigny), fue todo un carácter de mujer y cuando se le preguntaba sobre su mala fama como escritora acostumbraba a contestar “si tan mala escritora soy, entonces es que debe haber una increíble cantidad de gente con mal gusto”.

Clasificación: Folletín bien escrito.

Tipo de lector:  Cualquiera que quiera conocer la Norte América de finales de los años 50.

Tipo de lectura: Sencilla.

Engancha: Sobre todo si les gustan los programas del corazón.

Argumentos: Vida y milagros de las gentes de Peyton Place.

Personajes: Muy bien dibujados.

¿Dónde leerse? La peluquería, la consulta del dentista, el autobús. Da igual.

¿Dónde adquirirse? Como acaba de reeditarse podrán adquirirla en cualquier librería.


jun 5 2010

Libro de Jaikus

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Editado con mimo por Bartleby en su colección bilingüe de poesía, y con la traducción y prólogo de Marcos Canteli, supone ésta obra de Jack Kerouak una íntima muestra que sobre el oficio de las palabras tuvo este novelista de la Generación Beat. Descripciones de la naturaleza, de la esencia de las personas que le rodean y de la banalidad del paso del tiempo. Está compuesto el libro con unos primeros haikus (o colecciones de tres versos cortos que siguen una estela propia, a pesar de su influencia oriental) y continúa con cuatro cuadernos de pops (a los que así llama una vez reconoce su autoría, para sentirse más cómodo), cada uno de los cuales se refiere a una estación del año, siendo el primaveral de la desolación, el veraniego dedicado a la carretera, el otoñal por antonomasia a la generación beat y el invernal a Northport (su posible residencia).

Existen entre las piezas algunas metaliterarias, pero digamos que las plantas, los gorriones o las vacas que la pueblan sirven más para hacer juegos de palabras en aras del movimiento. Y es que hay un intento en Kerouak de transubstanciar el yo, con ánimo de olvidarse de él y reconstruirlo; de este modo, la pureza debe surgir de la observación como algo externo, directamente comunicable, que obvia a quién lo escribe. No hay, por tanto, sesudas reflexiones sobre el arte y la intelectualidad, sino imágenes (algunas poderosas, otras no tanto) que se leen agradablemente y recomiendo que de forma pausada, paladeando cada sílaba, pues a pesar de que todo está construido desde la libertad de rima y ritmo, ésta es sólo aparente, por lo que en cada poema, al contenerse algo así como un estado de ánimo deconstruido, una metáfora o una confesión mínima, hay impresión de minuciosidad en su manera de escribir, algo que no extrañará a sus lectores habituales, que como los de Carver o Tess Gallagher, consiguen de la lírica, una prolongación de sus historias o cuentos.

La tormenta,

como Dostoievsky

construye cuando enumera

Calificación: Muy interesante, para amantes de la literatura norteamericana, eso sí en pequeñas dosis.

Tipo de lector: No demasiado exigente; obtendrá mucho a cambio de poco.

Tipo de lectura: Sencilla, desapasionada; la edición bilingüe es ventajosa hasta para neófitos

Argumento: Notas y reflexiones que van desde el apunte del natural hasta la reflexión sobre su propia importancia como género.

Personajes: La yerba, el mulo, el arendajo, la ardilla,… Todos y ninguno.

¿Dónde se puede leer? Tumbado en un prado una noche estrellada.


abr 29 2010

El Nombre de los Nuestros

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Dos ejércitos frente a frente. El desierto. La estupidez contra astucia. Y una enorme torpeza que lleva a un ejército hasta un fracaso desolador.

Lorenzo Silva consigue con El Nombre de los Nuestros poner los pelos de punta al dibujar lo que fue debió ser esa guerra. Batalla tras batalla es el estado el que ordena la vida de cientos de hombres que no entienden nada, que obligados a luchar contra un enemigo casi invisible, renuncian a todo lo que han sido con tal de sobrevivir. Militares de carrera llenos de soberbia que no entienden que la academia militar está lejos y eso que tienen entre manos es una guerra con enemigos verdaderos que pueden tomar sus posiciones. Un ejército lleno de hombres salvajes cuando agarran un arma, capaces de hacer las mayores barbaridades que uno puede imaginar.

Una novela muy interesante, muy bien contada, muy bien documentada y del todo sorprendente.

Calificación: Buena.

Tipo de lector: Cualquiera. Si alguien tiene problemas con las descripciones de escenas duras que no llegue al final.

Tipo de lectura: Sencilla.

No sobran páginas.

Argumento: Los hombres convertidos en cualquier cosa excepto en personas.

Personajes: Es lo más flojo de la novela aunque no se trata de ningún desastre.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio.


James TaylorCarolina In My Mind