jun 25 2012

La metamorfosis (adaptación de Peter Kuper)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

La metamorfosis es uno de los libros más trágicos y, a la vez, divertido de la historia de la literatura. Está lleno de símbolos que el lector debe interpretar para saber lo que tiene entre manos. Un trasfondo religioso, la importancia del número tres, la figura paternal o el punto de vista ácido del autor, son aspectos fundamentales para entender la obra. Kafka consiguió con este libro ingresar en el universo literario como un genio de la escritura.
Peter Kuper, excelente autor de cómics, adaptó la obra de Kafka en el año 2003. Si bien es verdad que no busca en las profundidades de la novela, logra un trabajo visual preciso y muy en el tono de lo que cabía esperar. Esta adaptación es una especie de espejo en el que podemos observar un reflejo bastante exacto. Lo hace Kuper con un trazo al que nos tiene acostumbrados, un diseño de página creativo y riguroso con el ritmo narrativo o el estado en el que se encuentra el personaje, con una fuerza expresiva que arrastra al lector hasta donde debe estar para interpretar lo que se le dice. Eso sí, el trabajo de Kuper es extremadamente literario, está excesivamente arrimado a la obra original, para ser un cómic.
Esto, en sí, no es malo ni bueno, pero al conocedor de la obra de La metamorfosis le puede ocurrir que no encuentre nada nuevo en la adaptación, y sobre todo, una obligación a fijar una imagen (la de Gregorio Samsa) que Kafka evitó.
Por supuesto, no hay una sola gota de color en todo el cómic. Blanco y negro casi agotador.
En definitiva, una buena adaptación que servirá a unos y a otros no. Pero a tener en cuenta por su calidad de su propuesta visual.

Calificación: Buena.
Tipo de lectura: Amena. Agobiante a veces.
Tipo de lector: Cualquiera.
Personajes: Son los de Kafka y eso significa que son perfectos.
Argumento: Para ser persona hay que buscar sin parar.
¿Dónde puede leerse?: En Praga, of course.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual. Las bibliotecas públicas son una excelente opción para poder leer esta y muchas más obras de todo tipo.


abr 8 2012

Kafka

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Robert Crumb y David Zane Mairowitz firman este volumen que se encuentra a caballo entre la biografía de Franz Kafka y una novela gráfica de pura ficción. Y es eso lo que hace que se vacíe de contenidos que puedan interesar al lector.
El libro hace un repaso por la vida y por la obra de Kafka. A veces con gran acierto, pero a veces con gran desatino. La zona biográfica puede ser, más o menos, interesante; parece estar mínimamente documentada y, aunque con algunos matices algo desproporcionados, podría superar la prueba de un lector conocedor de la vida de Kafka. Pero las zonas dedicadas a la obra del autor son una forma como otra cualquiera de destrozar relato tras relato haciendo lecturas superficiales y casi ridículas. Si alguien lee este cómic sin haber leído antes a Kafka terminará equivocado. Si alguien lee este cómic habiendo leído a Kafka terminará irritado. No acierta David Zane Mirowitz (el autor de los textos). Le interesa más la corteza que el interior por lo que realiza lecturas sesgadas que se dejan detrás lo fundamental. Y tratándose de Kafka eso es un error de bulto. Crumb dibuja con acierto para que los textos se hagan más mayores de lo que son, pero lo hacen poco porque son equivocados.
No obstante, sí que es verdad que el cómic podría ser muy interesante para los que no conozcan la obra de Kafka. Es muy contundente, muy impactante. Esto podría provocar que el lector se acercara a, por ejemplo, La Metamorfosis. Poco más. Aunque el camino debe ser el inverso para evitar confusiones. Porque Franz Kafka fue mucho más que lo que este libro dice. Y su obra mucho más profunda e importante.
Una pena porque si esa esencia del cómic fuera la correcta sería una obra muy a tener en cuenta.

Califcación: Flojo.
Tipo de lector: Mejor los que conozcan la obra de Kafka para evitar equívocos.
Tipo de lectura: Ligera.
Argumento: La vida de Kafka y su obra. Eso es, al menos, la idea de los autores.
¿Dónde puede leerse?: En Praga, claro.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


abr 19 2011

Cosmópolis

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

El personaje protagonista de esta novela está convencido, y con ello arrastra a su prójimo, de que sin dinero no hay tiempo; construido desde una imagen que lo mismo podría pertenecer, desde la imagen de un bróker tecnificado de Wall Street, a la banda de ganadores o perdedores del sistema, Eric Packer vive una osada jornada diaria donde llegar con vida es su máxima aspiración, convertido a su vez en un eslabón menoscabado de una cadena productiva y, a la vez, en una unidad infinitesimal de información de todo un engranaje. La supervivencia, vista desde lo pequeño (casi invisible), nos hace ver la decadencia de unos tiempos, como premisa deconstruida y deshumanizada.
El día durante el que transcurre la trama está lleno de movimiento y confort vacío y es que instalarse en la comodidad de antiguas guerras ganadas, supone perder el presente, por eso Kafka está tan presente. Eso y un pesimismo atroz. Sin duda, intuimos que Eric va a bajar de su escalón profesional antes de que lo haga, desde el principio le vemos imbuido en una corriente que le hace a la vez creador de instintos y naúfrago, actor y actante.
La novela está dedicada a Paul Auster, lo que no sabemos es si DeLillo en Cosmópolis utiliza esta dedicatoria en clave amistosa o irónica, ya que Packer no es sólo un guapo deprimido, sino alguien resignado a trabajar o hacer dinero (sólo por existir) y que lo hace bajo amenazas nada fantasmales, tan reales como la inexistencia de un espacio o tiempo diáfanos, que tal vez pudiera rellenarse, si es que lo hace, con su ego.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Más exigente que el de Auster.
Tipo de lectura: Frenética, desasosegante a pesar de su brevedad.
Argumento: Un día en la vida de un perdedor, su sucesor le espera con un revolver.
Personajes: También está Berno Levin, que es el antagonista perfecto.
¿Dónde leerlo?: Lejos de cualquier vorágine.


oct 25 2010

El Danubio

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Dividido en nueve partes que se corresponden con las naciones a través de las cuales discurre el famoso río oriental europeo, el catedrático y estudioso italiano, Claudio Magris,  realiza unos breves ensayos histórico-literarios, que abundan sobre el paisaje y paisanaje de sus gentes y recorridos; como un cuadro hiperrealista trazado con descripciones, historias, monarquías y repúblicas. Tiene este libro de Magris un sabor clásico irrenunciable, dado que los hechos que se nos descifran pertenecen a un continente viejo que mira conscientemente sobre su propio caudal y cuyo delta no es tan importante porque nazca o muera en el mar, sino como por lo que conoce; el río como estructura se analiza sin construir una novela o ensayo río.
A Alemania dedica gran parte de su historia y lo hace desde un punto de vista conflictivo a partir de lo ocurrido en la II guerra mundial en comparación con el período monárquico del siglo XVIII, con Francisco José a la cabeza. Este contraste de épocas define perfectamente el carácter luchador y abigarrado de un pueblo y trata de compensar el autor las brutalidades nazis respecto a una época de prosperidad ya tan pasada que huele a moho; de esta forma Alemania adquiere dotes de raza mucho antes de lo que pensamos y es que antes del III Reich, existió un segundo gobierno, cuyos presupuestos fueron significativamente parecidos, si bien no su ejecución. Toda esta historia, que enlaza con las de Austria, Hungría, Yugoslavia, Rumanía y Bulgaria de modo ejemplar es vehiculada a través del personaje del ingeniero Neuveklowsky, un trabajador de los caminos, que gracias a su labor, construyó todo un estado de ánimo desabrido y algo fantasmagórico,que entronca esta vez literariamente con el personaje checo por experiencia, Franz Kafka.

Calificación: Irregular.
Tipo de lector: Exigente intelectualmente. Aficionado a la vez a la Historia y Literatura como disciplinas académicas.
Tipo de lectura: Abigarrada, más interesante cuando narra anécdotas que cuando trata de mostrar un mundo.
Argumento: Paisajes y paisanajes en torno a un río que los ha visto nacer, desarrollarse y morir.
Personajes: Neuveklovski, Kafka, Canetti, el cine,…
¿Dónde puede leerse? Imagino que adquiere significación sólo siendo europeo y leyéndolo en otro continente.