may 27 2012

Dietario voluble

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Próximo a Bartleby y compañía, pero quizás más intertextual, el escritor barcelonés Enrique Vila-Matas encuentra en su peculiar forma de hacer literatura, un camino atractivo y lúcido. Dejando ver los resquicios del vanitas vanitatum, reseña con acierto a Kafka en una lectura más que contemporánea, así como a algunos de sus malditos (otros no tanto) favoritos. Emplea gran cantidad de energía y sabiduría en las citas, haciendo ver que la metaliteratura es un arte que no sólo requiere de reflexión, sino de imaginación.
Temas como la locura y su atractivo o la necesidad de citarse a sí mismo, le han hecho valedor de un prestigio que no es baldío. Escrito o más bien pergeñado a rachas desde 2005 a 2008, existe cierta voluntad de enraizarse y recordar; rememora en forma de diario y a través de bloggers y periodistas a Bolaño y Walser y hasta reproduce un poema de Bukowski que le sirve para disertar sobre la vida en la literatura, necesaria, enérgica, pero que no galope en aguas trasnochadas.
Habla también de la amenaza que supone la intelectualidad como arma que no muestra nada detrás; los capítulos o entradas en que diserta con locuacidad sobre la actualidad son irónicos y coherentes con su visión, que esta vez no obvia ni el cine (acertada semblanza de La vida de los otros o los filmes de Kaurismaki) ni la música u otras artes más disipativas. Entrega quizás este ejemplar para que le conozcamos mejor, en su vertiente más lúdica y con menor rigidez que en otros libros más premiados, pero que parecen más difíciles en sus planteamientos.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionado a los diarios.
Tipo de lectura: Densa y lúdica a partes iguales.
Argumento: Visiones personales sobre la literatura y la vida.
Personajes: Escritores y artistas retratados con inteligencia y frivolidad a partes iguales.
¿Dónde leerlo?: En un entorno aristocrático.
¿Dónde comprarlo?: Por ejemplo, en la Feria del Libro del Madrid.


ene 30 2012

Nueva York de cerca

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La guía de Nueva York que presenta Lonely Planet/Geoplaneta en su colección De cerca se queda muy escasa, adjunta los mapas de los transportes en un formato tan pequeño que no se pueden utilizar y la información -agrupada por zonas- está reducida a la mínima expresión: dos o tres lugares de interés en cada barrio con las mínimas reseñas; y en cuanto a lo demás: propuestas de bares, compras y restaurantes, sin que ninguna de ellas nos parezca excepcional. Lo contrario de lo que ocurre con las Lonely convencionales en sus habitualmente acertadas recomendaciones.
El formato reducido -cabe fácilmente en un bolsillo- y el mapa desplegable de la ciudad que adjunta, la hacen adecuada para los que acudan apresuradamente a Brooklyn o Manhattan por trabajo u otros negocios y quieran contar con ayuda para echar un vistazo en unas horas, plantear un recorrido en los alrededores de su alojamiento, o remitirse a los tres o cuatro lugares emblemáticos, pero es demasiado general para los turistas y los viajeros que quieran profundizar un poco y quedarse con algo más.

Calificación: Regular
Tipo de lector: Viajeros apresurados, turistas ocasionales
¿Dónde puede leerse?: En el metro
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual de viajes, por ejemplo www.deviaje.com


jun 25 2011

El invierno del dibujante

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

El invierno del dibujante es un tebeo que habla sobre todos los tebeos, sobre todos los que los hacen. Pero también es un tebeo que habla sobre un momento histórico de España, sobre lo que significa la falta de libertad y el coste de lograrla. Y también sobre la condición humana que se pega a cada individuo y queda transformada en un mal dibujo o en algo grande.
Paco Roca, el autor, mantiene un tono narrativo distante aunque no puede evitar rozar territorios difíciles desde la injerencia. Pero, ciertamente, el conjunto queda más acá de la frontera y no causa molestias narrativas al lector.
Dibujantes que buscan dar un paso que les lleve a ser dueños de su trabajo, profesionales de la edición que ocultan sus frustraciones, dibujantes que tras una apariencia amable ocultan una cara oscura y denigrante, lo ridículo que resulta dar un salto social, maquinarias empresariales y falta de libertad son algunos asuntos que trata el autor desde una trama llena de amargura. Y desde un dibujo cuidado y muy apropiado.
Tres personajes que pueden parecer secundarios soportan, sobre todo, la carga ideológica del cómic. Rafael González representa la represión el sistema y, al mismo tiempo, la posibilidad de salir adelante más que bien adaptándose al sistema. Vázquez es la imagen de la anarquía que desemboca en lo menos deseado cuando la presión supone que la capacidad de prosperar es nula. La delación. Ibáñez es la imagen del que quiere triunfar y lo hace a base de trabajo, pero tragando todo lo que puede alguien tragar. Desde esa base se construye el edificio que termina siendo este tebeo. Barcelona, su retrato, forma parte fundamental de la narración y es presentada con mimo por el autor.
Como siempre que la obra está firmada por Paco Roca, el producto final es excelente. Conviene echar un vistazo tranquilo a una forma de entender la historia. Por supuesto, los jóvenes pueden acercarse a este cómic con la garantía de encontrar en él un anclaje estupendo a su afición por la lectura.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Muy cómoda aunque exige cierta calma para entender lo que sucede.
Tipo de lector: Jóvenes y adultos. Sin distinción.
Personajes: Muy humanos.
Argumento: España bajo el peso de la dictadura.
¿Dónde puede leerse?: En un banco de las ramblas de Barcelona.
¿Dónde puede comprarse?: No hay problema alguno.


ago 25 2010

Cuadernos de notas(1878-1911)

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Henry James es uno de los autores más destacados de la historia de la literatura. Nació en Nueva York en 1843. Murió en 1916 y contribuyó con su escritura a los cambios que transformaron las sociedades y el mundo, de ahí lo importante de su obra.
Son conocidas sus novelas, particularmente Otra Vuelta de Tuerca (1898) y La Copa Dorada (1904), sus obras teatrales vivieron caminos azarosos y desiguales.
Durante casi toda su vida anotó minuciosamente en cuadernos impresiones, pensamientos y esbozos relacionados con su quehacer literario. Algunos de ellos aparecen en esta edición acompañados de una breve presentación y de una prolija cronología biográfica. Resultarán extraordinariamente interesantes para los aficionados a su literatura, que podrán conocer la manera de trabajar de un escritor prolífico y minucioso, siempre en la búsqueda de los matices exactos de sus personajes.
Porque lo que hace más sorprendente estas anotaciones, esqueletos en realidad de casi todos los cuentos y novelas que publicó en esos años, es su capacidad de análisis, para capturar la pequeña historia o la anécdota que le eran relatadas en sociedad, para construir sobre ellas un edificio sostenido en el profundo estudio del comportamiento humano. Nos descubre el manejo técnico del relato, que adquiere un valor insólito porque una gran parte de estas anotaciones se materializaron en narraciones publicadas. Así podemos ver el proceso al completo: germen, concepción y desarrollo, algo difícil de hallar en las anotaciones de otros autores.
El escritor, que moriría ciudadano británico, investigó la complejidad de las sociedades inglesa y americana, sus conexiones y desencuentros; se especializó en retratar lo que acontecía a sus individuos cuando residían en el extranjero, Francia o Italia. Porque Henry James retrató a la alta sociedad como Sargent lo hizo con el pincel: brillante, mundana, siguiendo la maestría de los clásicos pero envolviendo a sus actores en un aura inquietante y misteriosa.
Seres contenidos por rígidas normas sociales que desencadenan dramas, en los que la promesa dada, el compromiso matrimonial o el amor inconveniente son los hilos conductores. Lo honorable.
Casi todas las obras escritas a partir de la edad de treinta y cinco años, y por tanto de su intención definitiva de habitar Europa, están formuladas en estos cuadernos que son también una reflexión sobre la literatura y la época que le tocó vivir.
Una lección magistral sobre el esquema en el cuento y la novela, el punto de vista, los temas. Consciente de su importancia capital, James decidió que estos cuadernos continuaran existiendo, en vez de destruirlos como hizo con otros materiales manuscritos, para morir; se conservan en Harvard, en la biblioteca de su universidad. Esta edición excluye algunos por pertinencias que se explican en la presentación y que son coherentes con la continuidad de las anotaciones, aunque existe una edición completa que se publicó en 1970.
Henry James fue reconocido por la universidad de Oxford como fecundissimus et facundissimus scriptor.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Interesados en James y en la creación literaria.
Tipo de lectura: Amena.
¿Dónde puede leerse?: Cualquier lugar es bueno.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


jul 21 2010

El anorak de Picasso

Artículo escrito por: Carmen Neke

En las reseñas del libro, leo que El anorak de Picasso es la reedición de una serie de relatos publicados con anterioridad por José Antonio Garriga Vela. Que es su libro más intimista. Que habla en él de su vida y de su obra. Y todo esto es sin duda alguna cierto, pero también es cierto que este libro es mucho más que todo eso.

Todo escritor que se precie, nacional o extranjero, acabará escribiendo su libro metaliterario en el que hablará de su vida y de su obra, mezclando realidad y ficción y jugando con sus lectores a que adivinen (o no) qué partes de su biografía se ha inventado, y qué partes de su ficción se corresponden con su biografía. Hablo de títulos como Dafne y ensueño de Torrente Ballester, La loca de la casa de Rosa Montero o Maps & Legends de Michael Chabon, por citar las tres últimas obras de este estilo que me he leído. Lo que diferencia a El anorak de Picasso de estas otras obras es la profunda humanidad que se desprende de sus páginas, las confesiones personalísimas de un escritor enamorado de su trabajo y de sus dos ciudades y que busca su inspiración en el mundo cotidiano que lo rodea. Un escritor que se sitúa para crear su obra en un plano espacio-temporal intermedio entre la realidad y la ficción desde donde todo pudo ser posible y quién sabe si realmente no lo fue.

Lejos de amaneramientos de estilo, sin intelectualismos para minorías y libre de todo moderno desapego, este es un libro tan auténtico que te reconcilia con la literatura y con la vida a partes iguales. Cómprenlo, léanselo y disfruten, que son dos días.

Calificación: Precioso.

Tipo de lector: Al que le guste conocer los entresijos creativos de un escritor.

Tipo de lectura: Accesible y amena, se lee de un tirón y deja un regusto muy agradable.

Argumento: Realidad y ficción en los libros y en la vida.

Personajes: El autor, su familia, sus amigos, todo quien se cruce por su camino.

¿Dónde puede leerse? En el autobús, en homenaje al medio de transporte que le solucionó al autor una novela.


may 12 2010

La luna y seis peniques

Artículo escrito por: Carmen Neke

William Somerset Maugham narra en su novela corta La luna y seis peniques el cambio de vida de Charles Strickland (alter ego del pintor Paul Gaugin) quien decide sacrificarlo todo para seguir su sueño de convertirse en pintor, porque para él la pintura está por encima de todo, incluso de su propia vida. La intencionalidad de Maugham al escribir esta historia es demostrar que los genios están hechos de una materia diferente que el resto de los mortales, piensan, sienten y actúan de manera diferente. No buscan la felicidad, ni la comodidad, ni la gloria: viven por y para su arte. Y al tratarse de seres diferentes, no podemos juzgarlos por las normas que rigen el comportamiento de los demás seres humanos.

La mitad del libro la dedica el narrador a justificar por qué escribe sobre Strickland. Reconoce que las cualidades humanas de este personaje son nulas, y que su talento artístico se ve reflejado de manera suficiente en sus obras. Pero siente una enorme fascinación por esta figura, por su capacidad de vivir por y para el arte, y por cómo el descubrimiento de su vocación artísitica a una edad tan tardía no le impidió cambiar por completo el curso de su vida. Strickland es la personificación del Artista, con mayúsculas. El narrador considera además la personalidad del artista fundamental a la hora de juzgar su obra, mucho más allá de las modas pasajeras o de las normas que dicten los críticos. La obra de arte (en pintura, pero también en literatura) es la que es fruto del autor, nacida de un talento creador genuino y de una necesidada auténtica de transmitir algo con tu obra. Eso es algo que está por encima de la estética imperante en cada momento.

Maugham se sirve en su novela de un narrador-testigo, nos presenta sus impresiones de los personajes sin explicarlos o justificarlos, deja que el lector saque sus propias conclusiones sobre ellos. El narrador-protagonista de esta novela tuvo que esperar hasta su visita a Tahití para descubrir toda la dimensión humana de Strickland: y de esta misma manera lo plantea en su novela, no intenta justificar a posteriori las acciones del personaje en Europa sino que deja que el propio lector viva su propio proceso de revelación paulatina y de cambio de punto de vista sobre el personaje. Pero Maugham es también un escritor enormemente manipulativo con el lector. Bajo una supuesta apariencia de objetividad y de pura crónica de hechos, va introduciendo toda su visión de la sociedad, del arte y de las personas que va describiendo. Especialmente las mujeres de la alta sociedad británica salen bastante mal paradas. No podemos acusar al autor de misoginia porque también presenta un amplio abanico de personajes femeninos llenos de carácter, virtudes y talentos: pero el esnobismo e hipocresía de las féminas de buena cuna de ese país es algo sobre lo que no deja de verter comentarios caústicos. Al final de la obra dice sobre Mrs. Strickland que “tenía ese instinto auténtico de la mujer bien de que para ella lo único realmente decente es vivir del dinero de los demás”

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Cualquiera con un mínimo de sensibilidad artística.

Tipo de lectura: Amena y gratificante.

Engancha desde el principio.

No le sobra ni una página.

Argumento: El genio artístico tiene que encontrar salida como sea, aún a costa de la vida de su portador.

Personajes: Una completa galería de tipos humanos recreados por la pluma implacable de Somerset Maugham es algo que ningún lector debe perderse.

¿Dónde puede leerse?: Da igual, pero léaselo.


Frank SinatraFly Me To The Moon (In Other Words)


abr 24 2010

La Vida Perra de Juanita Narboni

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Novela maldita como su autor. Poco leída y muy desconocida. Es una de las mejores novelas españolas del siglo XX. Por el brillo de una voz única y original en nuestra narrativa, por la recreación de una ciudad que fue muy española que dejó de serlo, Tánger, y sobre todo porque es la única novela en la que se da vida a un español brillante y mestizo con influencias del castellano que hablaban los judíos sefarditas de la ciudad, la Haquitía, perdido para siempre.

Un Tánger proteico y babilónico en palabras de Emilio Sanz de Soto, biógrafo y amigo de Vázquez que compara la  identificación del personaje y la ciudad con el Dublin de Joyce, la Praga de Kafka o el Londres de Virginia Wolf.

A través de la decadencia de un personaje, Juanita Narboni, ensimismada en la revisión de un tiempo que se le escapa de entre las manos, se nos muestra como una metáfora viviente de la decadencia. El libro tiene algunas de las páginas más patéticas pero también de las más hilarantes de toda la literatura española. En cualquier caso un libro único e imprescindible. Construida como un diálogo interior –monodiálogo se le ha llegado a llamar- que preludia la postmodernidad es también una crónica de la época. Ángel Vázquez murió en la miseria en Madrid en 1980, alcoholizado y después de quemar sus obras inéditas. Había publicado La Vida Perra en 1976. Catorce años antes había ganado el premio Planeta por una novela con un título hermosísimo: Se enciende y se apaga una luz. La introducción de la edición de Cátedra de Virginia Trueba es brillante. Recientemente se ha publicado en Francia prologada por Goytisolo.

Calificación: Extraordinaria

Tipo de lector: Cualquiera con sensibilidad.

Tipo de lectura: Sencilla y conmovedora.

Atrapa al lector.

Argumento: Fácil de seguir.

Personajes: Juanita Narboni es uno de los personajes más importantes de la historia de la literatura en español.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio. Imprescindible antes de viajar a Tánger.

¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería favorita. Ayúdales a continuar. Es nuestra responsabilidad.


Jamie Cullum and Frank SinatraI thought about you