sep 22 2011

Miscelánea criminal

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Miscelánea criminal (Tres ficciones, dos reportajes y una teoría) la firma Lorenzo Silva.
Se compone de tres cuentos muy breves que atacan asuntos delictivos de total actualidad. Relatos construidos sin grandes alardes técnicos y sin tramas desarrolladas en exceso. Son la expresión de un problema con pinta de literatura. Nada del otro mundo. Además de esos tres relatos, encontramos dos reportajes sobre un delincuente ya apresado. ¿Recuerdan a un tipo que se hacía llamar El Solitario y atracaba sucursales bancarias o mataba a la gente sin problemas? Ambas crónicas ya fueron publicadas en prensa. Por último (en el libro al principio), podemos leer una Teoría (informal) de la novela Benemérita. Este texto fue el que utilizó Lorenzo Silva en el homenaje a Manuel Vázquez Montalbán en la primera edición de BCNegra el año 2005. Es un desarrollo de la novela negra en el tiempo y de la literatura del autor desde que aún era inédito.
No deja de ser curioso este librito aunque nadie debería pensar que encontrará en él grandes pócimas capaces de hacer triunfar a cualquiera, ni las mejores crónicas negras, ni literatura de gran nivel. Es eso, una curiosidad que la editorial Destino publicó el año pasado. Supongo que más para aprovechar algún tirón de ventas que para otra cosa.

Calificación: Curioso.
Tipo de lectura: Sencilla y muy breve.
Tipo de lector: Fans de Lorenzo Silva.
¿Dónde puede leerse?: dando un paseito por Alcalá Meco.
¿Dónde puede encontrarse?: En bibliotecas públicas. O en la librería habitual.


may 31 2011

Venían a buscarlo a él

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Berta Vias Mahou pone la base de éste libro en unos hechos reales y jamás resueltos: una novela sin terminar, la biografía inconclusa de un hombre, una situación nunca aclarada, y la herida abierta en una sociedad que sesenta años después continúa supurando.
Hechos todos que nos traen al presente y a lo actual, porque el paralelismo es evidente. Sobre ellos se intenta construir un complot, una trama, la sombra de una conspiración.
Venían a buscarlo a él es una investigación, un homenaje y un tributo a la memoria de Albert Camus.
La personalidad central de la novela es por tanto poderosa, mítica, y quienes lean la novela, tendrán una sensación de luz de gas sobre ésta reconstrucción metaliteraria de la escritora, se sentirán un poco engañados por el truco.
Incluso quienes desconozcan todo sobre ese primer hombre sobre el que se levanta la ficción, irán encaminados hacia el final por el título y por los comentarios de la tapa. El juego estará roto y tampoco van a recibir un relato intenso que palie la revelación.
Porque Venían a buscarlo a él no pasa de ser un juego literario del que se hubiera esperado algo más. Porque se pierde en digresiones superfluas; porque no se atreve a sumergirse por completo en ese mundo literario, que sin embargo lo exige todo de quien osa atravesar el umbral. Como lo exigen sus lectores irredentos. Porque sus cabos sueltos quedan flotando en la superficie.
No deja de ser una novela interesante. Escrita sin extravagancias. Contenida. Con una soberbia construcción de la atmósfera de tiempo y de lugar, bien trabajada. Pero ni siquiera para los iniciados funcionan sus resortes de roman a clef y nos quedamos con la miel en los labios.
No se puede negar valor a la escritora. Sale airosa, pero no es suficiente, porque se ve obligada a concluir la ficción con unas notas que se debían haber incrustado en el texto de otra manera, trabajando sin ambages sobre la construcción literaria.
Venían a buscarlo a él nos deja con la impresión de su capacidad para generar opiniones contrapuestas en los distintos lectores, con seguridad. Y eso es ya decir mucho para una novela.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Profundamente interesado por la literatura francesa de la postguerra.
Tipo de lectura: Ágil y levemente engañosa.
Argumento: Algo desatado.
Personajes: Bien construidos.
¿Dónde puede leerse?: En Marsella.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual.