ene 31 2011

El Principito

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Bello, lírico, enigmático y con final abierto. Cuento largo, de Antoine de Saint Exupéry que fue aviador, viajero y escritor. Supone un hallazgo el leerlo y releerlo. No sólo por lo inclasificable de su propuesta que podríamos simplificar como de literatura infantil o juvenil con ramalazos de ciencia-ficción y, a su vez, como libro insigne para aprender a leer, encontrando en cada uno de sus capítulos enseñanzas morales y, a la vez, puertas abiertas a la imaginación.
Y es que el principito como personaje no es más que un estado mental y si me apuran dentro de otro y así sucesivamente; con él descubrimos que la capacidad de narrar imaginando puede llegar a ser inagotable y su lectura es tan apta para el niño que se acerca con ojos inocentes a su primera historia como para el anciano que necesita del poder de la ficción para agarrarse a algo.
La edición del Cincuenta Aniversario cuenta no sólo con las ilustraciones originales, sino con los borradores que el autor realizó, bocetos en los que se demuestra el arte de Saint-Exupery no sólo con la narrativa, sino también con el dibujo.
Es además ésta una obra que utiliza elementos simbólicos a estudiar, debido a que el principito es un extraterrestre que, nacido del pensamiento de un moribundo, interpreta el Universo, encontrando por el camino a seres tan dispares como el borracho, el vanidoso o ese geógrafo que se niega a ser explorador, desde los que da debida cuenta de la profunda soledad en que el ser humano vive inmerso, soledad que desde un mensaje filosófico de alteridad se insta a que sea compartida, para que no viva desolada; de ahí que por más conocimientos que se atesoren, la búsqueda resulta estéril si no se comparte.

Calificación: Imprescindible.
Tipo de lector: Dispuesto a disfrutar de los cuentos de siempre y también a pensar.
Tipo de lectura: Sencilla y honda. Releíble por todos siempre.
Argumento: Reflexiones de un viajero de otro mundo al topar con la condición humana.
Personajes: Destacar también el del zorro, con el que todos aprendemos algo más que a ser sagaces.
¿Dónde leerlo? Junto a una guía de viajes sucesivos y, si puede ser, intercontinentales.


abr 23 2010

El Principito

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Una maravillosa idea de los editores utilizar el poético texto completo del cuento y las acuarelas originales del autor para crear este libro con ilustraciones desplegables que gustará a los grandes y a los chicos, tal parece que las ilustraciones no hubieran sido creadas más que con esa finalidad y así encontramos astros que giran, baobabs que se despliegan entre dos páginas y grandes montañas que emergen del libro que entonces cobra vida.

El Principito (Antoine Saint-Exupéry) es una novela para adultos disfrazada de cuento infantil en la que mediante metáforas y fabulaciones se habla de la amistad, del amor, de la soledad y se critica el mundo hipócrita y egoísta de los adultos. Es un llanto por una niñez perdida escrito por un autor extraño y aventurero que nunca quiso dejar de ser niño. Aristócrata, dibujante, amaestrador de animales, gran ajedrecista y extraordinario conversador. Recorrió el mundo volando en un avión y desapareció sobre el Mediterráneo en 1944. Cumplía así su vida los cuarenta y tres atardeceres que contempla el pequeño príncipe en el libro sobre el horizonte del el planeta desconocido.

El Principito es también obra de Teatro, que se representa con frecuencia para niños que la entienden mejor que los adultos a quienes deja siempre una leve sombra de melancolía.

El libro desplegable es un formato ideal para acercar el cuento a los pequeños y un pretexto para que los mayores lo vuelvan a leer.

Calificación: Una obra maestra indiscutible.

Tipo de lector: Todos.

Tipo de lectura: Ágil.

Argumento: Sencillo.

Personajes: Maravillosos.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio.

¿Dónde encontrarlo?: Librería Panta-Rhei.  www.panta-rhei.es


PonchielliDance of the Hours (9:30)