sep 13 2010

Tunc

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Tunc forma junto con Nunquam una bilogía, La Rebelión de Afrodita, participa del mismo universo literario y poético que El Cuarteto de Alejandría; quienes no hayan leído éste, podrán explorar su periferia, mientras que los adictos, reconocerán la modulación del lenguaje y los temas: la exploración de la memoria; la composición de mujeres subyugantes y poderosas, antiguas como Norma, y la acumulación de sus retratos impresionistas cuando se funden con el alma de una ciudad.
Lawrence Durrell profundiza en ese mundo levantino tan querido; Atenas y Estambul emergen de entre la niebla de las páginas porque son Iolanthe y Benedicta y utiliza para ello, una voz narrativa intermitente y astuta que le permite fragmentar el texto sin perder credibilidad y da una sugerente dimensión a lo narrado.
Es una investigación sobre la permanencia de los objetos y la transitoriedad de las personas, sobre lo mutable. Un relato muy poderoso. Fascinante. Impregnado de sonoridad pagana.
El protagonista, que juega a ser Creador, inventa un ábaco de la conducta humana al que se enfrentan mujeres que son la Esfinge y el enigma. Atávicas, multiformes, fragmentadas. Uno de los personajes, produce el mnemón, como nueva forma literaria:
[Caballero judío de Romford, experto en vibráfonos, busca urgentemente figura paterna. Hombrecillo pegamoide, aficionado a las terapias suaves, busca acmé tangible de caucho. Tapón propio]
Habla el autor sobre la posesión y ensaya su protagonista amar a personas distintas, que sin embargo, tememos que sean la misma. Los personajes son de una riqueza inusual, definitivamente redondos y brillantes.
Hay una conspiración para dominar el mundo y una inquietante sociedad secreta, un hombre sin rostro que mueve los hilos en la oscuridad contra una máquina seminal que deduce el futuro. El elemento masculino se muestra desvalido ante la técnica y la mujer.
Para el lector goloso, Tunc es un descubrimiento y un regalo.
Lawrence Durrell nació en la ciudad india de Jalandhar en 1912 y murió en Francia en 1990, cumplió pues esa costumbre, tan británica, de vivir –siempre- abroad.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Experimentado y astuto.
Tipo de lectura: Subyugante.
Argumento: Fascinante.
Personajes: Verdaderamente extraordinarios, exquisitamente dibujados y reales.
¿Dónde puede leerse?: En el Pera Palace de Estambul, si aún no lo han reformado (Cuando hablamos de la destrucción de una civilización, describimos los efectos de su descubrimiento por la masa) o en el cementerio de Eyub.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería favorita podrán encargarlo si no lo tienen.


jul 4 2010

Poemas

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Muerto en 1933, Constantino Cavafis no desaparecerá nunca. Está considerado como uno de los grandes poetas clásicos griegos. Su mundo fue el mestizo helenismo de Alejandría y en el rumor de sus sonidos se pierde para nosotros con la traducción, una formalidad depurada y moderna que le convierte en el último eslabón de los poetas inmortales.

El mito se forma con su escasa producción, apenas ciento cincuenta y cuatro poemas canónicos; con su oscura vida de oficinista sin aspiraciones y con la trascendencia de su homosexualidad.

Para sus lectores en español, descartada la importancia del idioma en su producción y en el momento histórico del mundo griego, quedan tendidas las redes de los temas que utiliza, el aroma de un mundo antiguo que aún podemos recuperar y la sensibilidad exquisita con las que escondió –y a la vez mostró- lo más íntimo de sus sentimientos.

Muchos de sus poemas envuelven con palabras un erotismo resplandeciente.

Cavafis fue descubierto por Forster, traducido por Marguerite Yourcenar, e idolatrado en España por Terenci Moix o Jaime Gil de Biedma.

Es un icono gay y símbolo de la permanencia del espíritu alejandrino por su presencia destacada en El Cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell.

Ninguna de las palabras de esta reseña tiene valor sin una muestra de sus composiciones.

“Vino a leer. Están abiertos

Dos o tres libros, de historiadores y poetas.

Mas apenas leyó diez minutos,

Los dejó a un lado. Y se adormece

en un diván. Pertenece plenamente a los libros.

Pero tiene veintitrés años y es muy hermoso;

Y en la tarde de hoy ha cruzado el amor

por su carne ideal, por sus labios.

Por su carne que es toda belleza

ha cruzado el calor del amor;

Sin ridícula vergüenza por la clase de goce…”

La traducción es de Ramón Irigoyen que prologa y anota la edición de Seix Barral Los Tres Mundos.

Calificación: Obra maestra incontestable.

Tipo de lector: Sensible

Tipo de lectura: Hermosa

¿Dónde puede leerse?: En la playa

¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería favorita.


may 20 2010

El Cuarteto de Alejandría

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Compuesto por cuatro novelas separadas e independientes: Justine, Clea, Balthazar y Montoulive; El Cuarteto de Alejandría es un monumento literario, una de las grandes obras maestras de la literatura de todos los tiempos que se proyecta con fuerza sobre toda la narrativa del siglo XX.
Caso único, las cuatro novelas cuentan la misma historia que se desarrolla ante nuestros ojos de manera hipnótica desde el punto de vista de cada uno de sus personajes, como un complejo puzle que se forma en nuestra cabeza y que va consolidando con cada línea una atmósfera decadente y poderosa en la que los protagonistas son indiferenciadamente Justine, una enigmática mujer llena de secretos y Alejandría, la ciudad a la que encarna. La gran Alejandría de los años treinta, capital del mundo, donde se hablaban cinco idiomas y se practicaban todos los cultos. Una ciudad oculta, subterránea, secreta, eterna, condenada a desaparecer y al mismo tiempo a vivir para siempre.
La escritura de Lawrence Durrell es intensa y se va formando por superposición, cuando la ciudad y los personajes se influyen, cambian y su espíritu va creciendo hasta llenar cada página. Es una descripción de la ciudad a partir de cada uno de sus personajes y de los personajes a través de las mutaciones de la ciudad.
Una novela que parece encerrar una clave oculta y que nos inquieta profundamente a la vez que nos hace testigos de un mundo que se desvanece.
Un análisis del amor y de la sensualidad.
El Cuarteto es una obra imprescindible, capaz de cambiar la visión de la literatura y del mundo a quien se adentre entre sus páginas.

Calificación: Maravillosa. Obra maestra indiscutible

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: No es difícil, atmósfera densa, colorida y elegante

Argumento: Es la historia de una fascinación

Personajes: Divinos, míticos, poderosos

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte y desde luego, de nuevo, en el vestíbulo del hotel Cecil.

¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual te lo pedirán si no disponen de un ejemplar.