jun 30 2013

Historias Extraordinarias

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Baudelaire publicó la traducción francesa de las Historias Extraordinarias de Edgar Allan Poe reivindicando la oscura figura del escritor norteamericano y convirtiéndolo en un autor de culto, que sería consagrado después en el panteón de la literatura como iniciador de géneros y de investigaciones literarias.
Poe nos atrae porque es retorcido, rebusca en los ambientes románticos, en lo lánguido y lo delicuescente, en las pasiones desordenadas y el hecho criminal, en la presencia del mal, en una sublimación simbolista de la novela gótica de terror cuyas referencias han llegado a nosotros, curiosamente pasada su moda, a través de la exageración de relatos como La caída de la casa de Usher.
Fue precursor de la novela policiaca de método analítico en El doble asesinato en la calle de Morgue, El misterio de Marie Roget, La carta robada y también de alguna manera en El escarabajo de oro.
Berenice es la piedra imán del horror, su protagonista vive la distorsión y la locura, y está en uno de los ciclos preferidos de Edgar Allan Poe, el de las amantes muertas. William Wilson es una historia de dopplegänger, porque la bilocación y la metempsicosis son dos de las obsesiones del escritor, como veremos en Metzengerstein. Ligeia tiene componentes de los dos anteriores.
El gato negro y El corazón delator son auténticos ensayos sobre la culpa y el remordimiento que nos internan en la mente del asesino.
Y si El pozo y el péndulo nos hace descender a los sótanos de la conciencia, la violencia extrema de la naturaleza se hace presente En el maelstrom.
Las Historias extraordinarias de Poe se  caracterizan por las diferentes técnicas, temas, lugares y habitantes de ficción; así como por los diversos recursos narrativos y narradores. Hay relatos satíricos, como los Episodios de la vida de un hombre de moda, y de ciencia ficción, Aventura sin par de un tal Hans Pfaall, que lo sitúan entre Sterne, Swift y Verne; bromas siniestras, como la de La barrica de amontillado. El escritor es un maestro del suspense y utiliza todos los resortes para llegar al lector, bien sea mediante lo macabro como en La caja oblonga; lo inquietante en El retrato oval; o la extravagancia de La máscara de la muerte roja.
En casi todas sus historias, el escritor de Boston explora los límites que separan la vida de la muerte, pero especialmente en La verdad en el caso del señor Valdemar.

Calificación: Extraordinarios.
Tipo de lector: Aficionados al terror y lo fantástico.
Tipo de lectura: Terrorífica.
Argumento: Aterradores.
Personajes: Neuróticos o muertos.
¿Dónde puede leerse?: En un cementerio británico.
¿Dónde encontrarlo?: Búscalo en tu librería habitual.


sep 23 2012

La carta robada

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Franco Maria Ricci y Jorge Luis Borges idearon una Colección de lecturas fantásticas que en España editó Siruela. Uno de los volúmenes se dedica a Edgar Allan Poe, gran maestro de esa literatura, y recoge cinco cuentos.
La carta robada es un juego de ingenio, de prestidigitación. Los más célebres autores de novela de misterio intentarían imitarlo siempre con mayor o menor fortuna.
En el segundo relato lo terrible viene del mar y se prolonga en lo desconocido, sabemos de ese horror por El manuscrito encontrado en una botella, en el que lo fantástico se expresa por contradicción con una voz narrativa cabal, envuelta en un fulgor de pesadilla.
Gran parte de la literatura de Poe investiga la frontera entre la vida y la muerte, los recovecos de la conciencia humana, todo ello se condensa en La verdad sobre el caso de M. Valdemar; y en El hombre de la multitud se unen el espíritu de la gran ciudad y las muchedumbres que la forman en sus soledades. Es un cuento circular, que finaliza donde comenzó.
Pero quizás sea el último cuento, El pozo y el péndulo, una de los más decisivos relatos del escritor americano. Nos aterra porque nos introduce en un laberinto donde se encuentran los miedos más arraigados en el ser humano: sima, oscuridad, tumba, lo desconocido, el abandono y la tortura, toda la arbitrariedad de las maquinaciones inquisitoriales está aquí. Este cuento adquiere nuevas lecturas tras los horrores que produjo el siglo XX –sus hombres- en el cono sur de América.
Poe murió el siete de octubre de 1849 en circunstancias misteriosas, acosado por los mismos delirios que vomitó en sus obras. Los hechos que precipitaron su muerte nunca fueron aclarados.

Calificación: Extraordinarios.
Tipo de lector: Aficionados a la novela de terror y de misterio.
Tipo de lectura: Aterradora.
Argumento: Terribles.
Personajes: Lúcidos en sus pesadillas.
¿Dónde puede leerse?: En una noche de tormenta.
¿Dónde encontrarlo?: La edición de Siruela es difícil de encontrar pero existen otras recopilaciones. Intentarlo en www.iberlibro.com


mar 10 2012

Hop Frog

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Paco Liván adapta el relato de Edgar Allan Poe de forma divertida y certera. Este texto incorpora a un rey cruel, un bufón esclavizado y una bailarina dulce que hace las veces de princesa. Todo un clásico. Poe, con estos materiales tan clásicos, logra dibujar una parábola de tono moral envuelto en violencia y un temor insoportable. Por supuesto, la venganza que llega arrastarada por la humillación previa serán los vehículos para que el relato se acomode en lo verosímil. Alberto Vázquez es que se ha encargado de ilustrar la narración.
El resultado es un libro para jóvenes que se sale de lo convencional. Más que nada porque existe un mar de fondo en este tipo de literatura que hace creer a los adultos que los muchachos sólo pueden leer libros en los que aparecen pandillas, amores y una trnsgresión que no pasa de escapar de casa para tener aventuras durante un par de horas que ni son aventuras ni son nada. Tal vez ha llegado el momento de no alejar a los jóvenes de las obras de calidad aunque estas hablen de asuntos feos. Así evitaríamos que nuestros hijos creyeran vivir en un mundo falso.
Lo que se cuenta aquí es cómo un rey, que no pierde oportunidad para ridiculizar a sus súbditos (siempre se acompaña de siete ministros), decide organizar un baile de disfraces. Son engañados por el bufón y su amiga la bailarina enana. Y la cosa termina trágicamente. El rey y los siete ministros (disfrazados de orangutanes) son quemados. Puede parecer terrible, pero la carga moral obliga al lector a posicionarse definitivamente y esto supone una reflexión muy seria. Que es de lo que se trata.
El libro promete emociones al lector y cumple con lo que dice. El libro es una adaptación de un texto magnífico y no lo descarga de calidad ni introduce elementos que distorsionen el fondo de lo narrado. Un buen libro para los que serán buenos lectores. Porque sólo se llega a ser buen lector acercándose a las mejores obras.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Jóvenes a partir de doce años.
Tipo de lectura: Apasionante.
Argumento: Si alguien humilla a otro la cosa termina viniendo de vuelta.
¿Dónde puede leerse?: En casa, de noche, con una luz tenue sobre la cabeza.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


oct 30 2010

Si te comes un limón sin hacer muecas

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Sergi Pàmies, alabado por su coetáneo Vila-Matas por considerarlo un cuentista con más mundo del que en principio pudiera parecer contener, no es este autor alguien especialmente minimalista en sus recursos, a pesar de que sus relatos sean cortos. Tiene la habilidad de saber escribir veinte piezas, casi hiperbreves, en torno a un mismo tema, que podría ser la resistencia ante el mal o la indiferencia ante el mismo. Lo único que el lector llega a vaticinar es que, por exceso o defecto, aquí hay un mundo poblado de densas, polimórficas e intensas ficciones, y donde probablemente es menos el tiempo el protagonista que esta idea núcleo citada que incluye tanto la supervivencia de sus criaturas ante un mundo hostil, como la necesidad que las dos adolescentes de la portada tienen de dormir. Piezas que merodean el tema o conatos de energía que vemos hasta en una gota del grifo que sueña con precipitarse al vacío aún a sabiendas de que en el intento quedará espachurrada contra el fregadero.
En La otra vida, un tierno fantasma dedica su desaparición a los seres queridos que tanto le aguantaron, transformando así lo vano de toda una vida en alegoría cuasi-mística sin dramatismos ni heroísmos; es éste un relato cerebral que con semejanzas temáticas a El corazón delator de Poe, obtiene, salvando las distancias, un resultado mucho más sosegado.
Monovolumen y Brindis quizás sean los mejores, de una larga ristra de relatos (todos ellos importantes) y a tener en cuenta. En el primero, el personaje-narrador envidia a un vecino que se muestra simpático, mientras él sólo es cordial, esta cordialidad esconde cierta vergüenza a prodigarse; el caso es que la relación se prolonga y a nuestro menos querido personaje no se le ocurre otra cosa que vacilarle sobre un coche suyo que piensa que es inaccesible al bolsillo del vecino.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: No necesariamente familiarizado con el concepto de posmodernidad, pero dispuesto a reconocerse en él.
Tipo de lectura: Amena, aunque densa.
Argumento: Ficciones diversas en torno a cuestiones pequeñas (y por ello, universales) de la vida.
Personajes: Fácilmente identificables.
¿Dónde puede leerse? En cualquier sitio sin ruido y que a la vez permita hacer y deshacer con paz y tranquilidad.