may 15 2012

100 mitos de la ciencia

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

¿Es usted de los que piensa que los rayos nunca caen dos veces en el mismo lugar? ¿Su hijo nació un poco antes porque la luna llena adelantó la cosa? ¿Se bebe un par de cervecitas para que la resaca sea más llevadera? ¿Ha intentado aprender un idioma mientras dormía a pierna suelta? ¿Le alivia que su hijo suspenda matemáticas porque Einstein también las suspendía?
Si la respuesta a estas preguntas ha sido afirmativa, debería leer 100 mitos de la ciencia. Este es un libro firmado por Daniel Closa i Autet que trata de explicar el origen de algunas ideas absurdas que se hicieron un hueco entre todos nosotros y, sobre todo, que trata de demolerlas definitivamente.
El autor no utiliza, para ello, un discurso técnico e imposible de entender, ni fórmulas matemáticas. Utiliza, en muchos casos, el sentido común desde donde construye cien explicaciones divertidas y, muchas veces, inquietantes. Digo inquietantes porque es sorprendente que seamos capaces de vivir instalados en mentiras que forman parte de la esperanza que el ser humano tiene agarrada como si fuera un salvavidas. Que no flota, claro.
El libro se divide, como no podría ser de otra forma, en cien pequeños capítulos que no superan las dos páginas. Por esta razón puede ser leído por partes sin que se pierda nada por el camino.
Si quiere olvidar ese mito (al menos saber que es eso, un mito) que dice que en el espacio no hay gravedad, ese otro que afirma que los elefantes van a morir a un cementerio enorme y secreto de elefantes o el que afirma que el virus del SIDA se fabricó en un laboratorio humano, lean este libro. Es muy divertido. Si tienen hijos con una mínima vocación científica regálenselo. Y si algún conocido les lleva dando el coñazo toda la vida con estas cosas, hagan fotocopias y déjenlas en su buzón de forma anónima.

Calificación: Interesante.
Tipo de lectura: Muy divertida.
Tipo de lector: Cualquiera que quiera asumir sus errores.
¿Dónde puede leerse?: En soledad para poder llorar la ignorancia propia.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


dic 7 2010

Perder teorías

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Para los que nos acercamos al mundo literario a través de la lectura siempre es una sorpresa agradable encontrarnos con libros como Perder Teorías de Enrique Vila-Matas. Esta novela, corta, cortísima que, en realidad, debe considerase casi un ensayo sobre la espera, sobre la teoría de la construcción de la novela del futuro; es la perfecta continuación de  Dublinescas.
En Perder teorías el autor nos explica cómo durante la realización de un viaje a Lyon, en el que nadie le espera, pese a estar convocado por una fundación para participar en unas jornadas literarias, pasa de la inicial angustia de no tener a nadie que le espere ni le de cuentas del como ni el porqué de su estancia en aquella ciudad, al estado perfecto y deseado de espera. Un momento perfecto de encuentro con uno mismo. Ese estado del nada más que estar con sí mismo le llevará a la elaboración de una especial teoría sobre el sentido de esa espera, el sentido real de la vida y sobre como debe ser la novela del futuro. Una reflexión que concluirá con la idea de que hay que desechar las teorías elaboradas al respecto porque una teoría solo sirve para que se plasme lo que sobre ella se cree pero que, una vez plasmada, ya no sirve para nada. Las teorías sólo nos encasillan, nos meten dentro de un cinturón que oprime y mata la libertad, en este caso, la del escritor.
Perder teorías, donde las referencias a escritores de la talla de Liz Themerson o Julien Gracq, la convierte en una deliciosa novela para reflexionar sobre la necesidad de contar, o no, con patrones para la creación de una novela. Sobre cómo construimos para volver a destruir, no sólo teorías literarias, sino a nosotros mismos.

Clasificación: Novela, casi ensayo.
Tipo de lector: Interesados en las teorías literarias y amantes de Vila-Matas.
Argumento: Sobre el sentido de la espera y la novela del futuro.
Personajes: Sólo la conciencia de Vila-Matas.
Engancha: Pues va a ser que sí.
Donde puede leerse: En cualquier sitio donde tengan tiempo para detenerse cada dos minutos para pensar y tomar un café tranquilos.
Donde encontrarlo: En su librería de referencia.