ene 18 2013

Elogio de la ficción

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La realidad como cosa indecible, que por su mera interpretación mediante la palabra se convierte necesariamente en ficción. Este es el interesante punto de partida que el profesor francés Marc Petit marca como inicio a este ensayo de Elogio de la ficción.
A partir de ahí desgrana con viveza y cierto cinismo una serie de interesantes ideas: lo artificioso del minimalismo, el lenguaje como símbolo incapaz de dar nombre a lo real. Ideas descoordinadas, salpicadas de ingeniosas referencias a literatos y pensadores, tejidas voluntariamente a la manera de una tela de araña.
Juegos de palabras que se convierten en prestidigitación cuando analizan el lenguaje como mitología primigenia de donde parten todas las demás. Redescubrimiento de los poderes perdidos de la fábula.
Surge este ensayo con voluntad de reivindicar la llamada Nueva Ficción, en la que el narrador interactúa con el relato.
Elogio de la ficción es una defensa a ultranza de la fantasía y sus mecanismos literarios, en un texto en el que domina ese debate de frívola intelectualidad a la que tan aficionados son nuestros vecinos los franceses.
Es el contrapunto de otro ensayo -Contra la imaginación- que, escrito por Christophe Donner, se ha reseñado en estas páginas.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionados al debate y el ensayo literario.
Tipo de lectura: Chispeante.
¿Dónde puede leerse?: En un café de la rue Montaigne.
¿Dónde encontrarlo?: Es edición agotada, intentarlo en www.iberlibro.com


abr 29 2012

Contra la imaginación

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El mismo autor define en la última página de éste libro lo que es, un borrador de manifiesto y en ese sentido me parece un poco indecente que en tal cualidad de borrador lo someta a los lectores.
Porque Contra la imaginación es un texto un poco panfletario que plantea un debate inexistente, y que a falta de una definición sobre lo que Christophe Donner entiende por imaginación y de una defensa coherente de la realidad a la que sitúa como antagonista, se queda en algo descompuesto, fragmentario, con pretensión de brillantez transgresora pero en el que no podemos evitar, al final de cada capítulo, la sensación de que ni el mismo autor sabe lo que está diciendo.
Porque parte de sus afirmaciones no son más que opiniones personales, que no avala con ningún razonamiento, y se pone agresivo en la defensa de su exposición, gratuitamente. Lo notamos un poco resentido contra Pennac y Deleuze, y desesperado ante la utilización de la tercera persona.
Se supone que lo de Donner es una crítica de la transformación de la realidad que –según él- la imaginación produce en la novela, privando a esa realidad de sus raíces literarias.
Así que para demostrarlo va saltando de una cosa a otra, sin profundidad ni excesivo ingenio, poniendo ejemplos literarios que podrían servir para lo que intenta demostrar y también para todo lo contrario.
Y se queda tan tranquilo.
Cayendo uno por uno en todos los errores que censura.

Calificación: Petulante.
Tipo de lector: Aburrido.
Tipo de lectura: Vacía de contenido .
¿Dónde puede leerse?: En La Mancha, debajo de los molinos de viento.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.uniliber.com