jul 9 2011

Chico & Rita

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Javier Mariscal y Fernando Trueba presentan esta novela gráfica que se queda a medio camino, de una simpleza que asusta y que sin la música que debería acompañar se vacía desde el principio.
El dibujo de Mariscal intenta presentar tres mundos diferentes. La Habana actual,La Habana de mediados del siglo XX y Nueva York en ese mismo momento. Es posible que eso sea lo que mejor se consigue. El dibujo es bueno y mejor el color. Pero cuando el texto es un refrito entre una historia de amor, la vida de un músico ya contada, la vida de una cantante ya contada y poco más, el resultado es un horror. Este libro sin la música es nada. No sé si con la música mejoraría, pero pensaré que sí. Y, al fin al cabo, es una novela gráfica que debe ser autónoma y no ser deudora de algo que, tal vez, no esté al alcance del lector.
La edición está muy bien cuidada. Esto es lo mejor de todo aunque es insuficiente.
Chico & Rita cuenta la historia de un pianista y una cantante. De sus encuentros y de sus desencuentros. De la fe que tienen en el pasado porque el futuro no les da nunca nada (esta es la única idea que podemos extraer del texto y que tiene algo de profundidad). Van de un sitio a otro agarrados a la música. Unas veces a la misma partitura y otras alejados por cualquier cosa que siempre está para hacer su labor. El final se lo pueden imaginar. Bueno, y el principio. Y todo.
Decepcionante.

Calificación: Una pena.
Tipo de lectura: Aburrida.
Tipo de lector: Ni idea. No se me ocurre.
Personajes: Conocidos, estereotipados.
Argumento: El de siempre cuando se quiere hablar de un artista.
¿Dónde puede leerse?: Si se le echa buena voluntad en cualquier sitio.
¿Dónde puede comprarse?: Prefiero que busquen ustedes. No quiero ser cómplice de esto.


abr 17 2011

Diarios de Adán y Eva

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Espléndido, divertido y más profundo que superficial. Mark Twain desde la ironía, a veces desde el sarcasmo, nos presenta la historia de Adán y Eva. Un par de seres vivos que, al fin y al cabo, fueron el primer hombre y la primera mujer, fueron todos nosotros. Se sirve del mito bíblico para indagar en las relaciones entre hombres y mujeres, entre el ser humano y la naturaleza, en su capacidad para admirar y destruir la misma cosa. Recurre a los tópicos para desmontarlos desde un humor incisivo y desternillante, descarga de cualquier teología la aparición del ser humano sobre la tierra (tan sólo enuncia algún resquicio para que la narración se sitúe en zonas comunes a todo lector).
Alterna el autor los diarios de uno y de otro, de Adán y de Eva, lleva uno más allá que el otro para retroceder de nuevo y hacer aparecer lo que sustenta el futuro de los personajes. Lo ridículo aparece como natural, el desastre aparece como parte de la existencia, el descubrimiento del mundo como algo natural. La condición humana se explica desde donde el hombre siempre lo hizo, desde el mito. Un mito sobre otro mito. Lo laico y lo sagrado unido para crear una estructura literaria universal.
Hombre y mujer. Vida y muerte. Humor y patetismo. Una excelente reflexión sobre lo que somos.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Cualquiera que esté dispuesto a mirarse en el espejo.
Tipo de lectura: Muy entretenida y fácil.
Engancha desde el principio.
Personajes: Todos nosotros.
Argumento: El mundo que vivimos, el mundo que siempre está.
¿Dónde puede leerse?: Da igual, pero a solas para poder digerir algunas cosas.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


may 6 2010

Parejas

Artículo escrito por: Carmen Neke

Parejas de John Updike es una gran novela que no me gustó nada. Me irritó enormemente la doble moral hipócrita del autor, que se regodea contando los detalles más escabrosos de las acciones de sus personajes, para después descargar la ira de Dios sobre ellos para castigarlos por sus pecados. Toda la estructura de la novela está situada en la línea cristiana del pecador que goza – sufre castigo por sus pecados– hace penitencia por ellos – logra la redención. La novela está construida como una parábola, la ascendencia y caída social de Piet Hanema, quien al principio de la novela se nos presenta como un triunfador en la vida, con su negocio de construcción floreciente, su guapa y elegante esposa, sus hijas, su círculo de amigos en el que también va encontrando sus amantes para satisfacer una sexualidad que su mujer apenas le ofrece. Pero conforme la situación se va complicando la moralidad del grupo en general y de Piet en particular va decayendo: la insatisfacción y el aburrimiento les hace ir cada vez más lejos en sus experimentos sexuales, hasta que finalmente la situación acaba por estallar.

Updike es un magnifico observador de la sociedad de su tiempo, sus retratos son grandiosos e implacables, pero su justicia divina y su cinismo son insoportables.  La América que refleja en su novela es una especie de Sodoma y Gomorra moderna cuyos habitantes acaban recibiendo su justo castigo por sus inmoralidad. En el mundo que recrea, tras una fachada alegre y frívola, reina la sordidez de las miserias humanas, no hay sentimiento alguno que al final no resulte ser sórdido, egoísta, sucio. Updike es un moralista, pero además es un moralista hipócrita, porque el autor bien que se regodea en contarnos con pelos y señales, colores y olores todos esos actos sexuales que luego tanto condena. Me lo puedo imaginar babeando de placer mientras tecleaba sobre su máquina de escribir, el muy depravado.

Calificación: Muy bueno pero irritante.
Tipo de lector: Capaz de soportar una buena dosis de cinismo.
Tipo de lectura: Apela desde el principio a nuestra curiosidad malsana.
No le sobran páginas, eso hay que reconocerle a la obra.
Argumento: La ascendencia y caída social de Piet Hanema en un barrio acomodado de las afueras.
Personajes: Parejas americanas de clase acomodada durante la era Kennedy
¿Dónde puede leerse?: No hacerlo. Y si lo hace: usted verá.


Diego el Cigala y Bebo ValdesCorazon loco


may 5 2010

La Mujer Justa

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Sandor Marai es la voz olvidada de la gran literatura centroeuropea del siglo XX. Permaneció apartado de lo que él consideraba su patria, la lengua húngara, en un exilio que lo destruyó. Sin publicar demasiados años, no fue traducido al español hasta hace poco tiempo. Hoy es imposible concebir el ejercicio riguroso y elegante de la literatura sin la referencia de su nombre.

Tres personajes, vivos, salen de entre las páginas del libro para hacernos jueces de su vida. Y nos sobrecoge la fuerza de sus argumentos y la contundencia con la que nos arrojan sus pequeñas mezquindades, que siempre son, por otra parte, las nuestras. Querríamos que nos mantuvieran al margen porque desmenuzan los más profundos sentimientos del ser humano, la felicidad, el honor, la decencia, la hipocresía. La narración encarna a través de esos monólogos a la más cabal burguesía de Budapest, cuando esta ciudad se comparaba con París por el esplendor de sus cafés y de su vida social. Un mundo que desapareció barrido por el viento de la guerra pero cuya esencia reconocemos como base de la civilización.

La Mujer Justa habla de la trampa del matrimonio. La prosa de Marai es densa y contundente. Las confesiones de sus personajes nos hieren en lo más profundo porque nunca sobreactúan, antes bien, mantienen el tono justo.

Una novela que incide en el punto de vista para enfrentarnos con lo relativo de las relaciones humanas, con el engaño de amar y de vivir.

Calificación: Obra maestra

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: Absorbente, profunda, hipnótica

Argumento: Cargado de presagios

Personajes: Salen del libro y se sientan en nuestro sofá

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte. Por supuesto en cualquier elegante café de Pest o de Viena. De Praga

¿Dónde encontrarlo?: En tu librería favorita. Ayúdales a continuar. Es nuestra responsabilidad


may 4 2010

Caín

Artículo escrito por: Augusto Prieto

He de decir que me molesta mucho la manera de puntuar y la utilización de las mayúsculas que hace Saramago en sus novelas. Me parece arbitraria e innecesaria para tan gran escritor. También puede ser que la subjetividad que consigue con ese sistema tenga una profundidad adonde muchos no llegamos.

El caso es que su prosa es clara, precisa e incisiva y que enmascara con habilidad temas de una importancia capital y conmovedora.

En este libro, el autor utiliza a un personaje bíblico bastante desacreditado, Caín, para reivindicarlo y dándole vuelta a los textos bíblicos crearle una vida nueva. Un spin-off. Es el pretexto para hablar de la venganza -la humana y la divina- sobre el origen del mal y su relativismo. Es una crítica a la autoridad de Dios, la parcialidad de los textos sagrados de tres religiones y a cualquier iglesia que pretenda subsistir amparada en la fabulación. Saramago, de alguna manera crea a Dios y supervisa su obra analizando las relaciones con sus criaturas literarias que se quejan, le cuestionan y se sublevan. Una visión alternativa. Por fin conocemos las motivaciones profundas de la traición y sus consecuencias.

“Fuimos nosotros quienes inventamos a Dios a nuestra imagen y semejanza, y por eso Dios es tan cruel”, dijo el Premio Nobel en la presentación del libro y sobre este tema desarrolla la narración.

La aventura de Caín es entretenida. Irónica y mordaz. Su publicación despertó gran polémica en los sectores católicos y conservadores de Portugal.

Calificación: Muy bueno

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: Amena

Argumento: Un repaso alternativo al Antiguo Testamento

Personajes: Cargados de ironía y de resentimiento

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte

¿Dónde encontrarlo?: Por ejemplo en www.libreriamendez.net o en tu librería favorita.


Diego el Cigala y Bebo ValdesLagrimas Negras