abr 28 2010

La maravillosa vida breve de Oscar Wao

Artículo escrito por: Carmen Neke

He leído muchas críticas negativas sobre La maravillosa vida breve de Oscar Wao de Junot Díaz, pero a mí me encantó la novela. Tengo que aclarar que me la leí en inglés, lo que puede cambiar bastante la percepción de esta obra, porque uno de sus puntos fundamentales (también citado en la concesión del Pulitzer) es la experimentación del lenguaje que lleva a cabo Junot Díaz. El autor, como narrador, escribe realmente bien en inglés. Pero cuando cede la palabra a sus personajes, estos utilizan el lenguaje de la calle propio de su edad y origen: la madre y los tíos de Oscar Wao entremezclan frases enteras en español con un inglés barriobajero, mientras que Oscar y los dominicanos de su generación se valen sobre todo del inglés barriobajero salpicado de palabras en español. Este dominio de los registros lingüísticos de los personajes es único, y me temo que intraducible, porque no es lo mismo el “spanglish” en inglés que el “spanglish” en español. Cito a continuación un fragmento en inglés:

His tío Rudolfo (only recently released from his last and final bid in the Justice and now living in their house on Main Street) was especially generous in his tutelage. Listen, palomo: you have to grab a muchacha, y metéselo. That will take care of everything. Start with a fea. Coje that fea y metéselo! Tío Rudolfo had four kids with three different women so the nigger was without doubt the family’s resident metéselo expert.

El mismo fragmento en español:

El tío Rudolfo (que recién había salido de su última residencia carcelaria y ahora vivía en la casa de ellos en Main Street) fue particularmente generoso con su tutela. Escúchame, palomo, coge una muchacha y méteselo ya. Eso lo resuelve todo. Empieza con una fea. ¡Coge una fea y méteselo! El tío Rudolfo tenía cuatro hijos con tres mujeres diferentes así que no había duda alguna de que era el experto de la familia en lo del méteselo

Coincido con los críticos en que Oscar Wao como personaje no tiene la fuerza suficiente para mantener la historia. Pero yo no veo que sea él el protagonista, contar su vida es la excusa que usa el autor para en realidad hacer un retrato de varias generaciones de mujeres dominicanas, y contar la historia de la dictadura de Trujillo vista desde dentro. Son sobre todo las mujeres las que poseen esta capacidad de supervivencia. Los hombres no saben más que pensar en sexo, lucirse, pelear, pero a la hora de la verdad les faltan las pelotas para hacer frente a las situaciones. Mientras que las mujeres, que parten con desventaja y sufren el doble de marginaciones, malos tratos y humillaciones que los hombres, son capaces de superar todos los sucesos de su vida y salir adelante. Son las mujeres las que podrán vencer el fukú, o la maldición que pesa sobre el pueblo dominicano en general y la familia de Óscar en particular.

Me ha gustado especialmente la voz del narrador, que es capaz de contar los sucesos más terribles de manera cruda y explícita pero sin dramatizarlos. Los dominicanos son gente que sabe sobrevivir en cualquier circunstancia, es el mensaje que nos quiere transmitir el autor, mientras nos hace un estupendo retrato de su pueblo, un retrato implacable e irreverente pero también lleno de amor y lleno de humor.

Calificación: Muy buena.
Tipo de lector: el que no identifique la literatura con el uso estético del lenguaje y sepa apreciar el uso del registro coloquial en la narrativa.
Tipo de lectura: fácil y entretenida pero a veces confrontante.
Engancha desde el principio.
Le sobra alguna página que otra, a veces el autor se recrea demasiado en ciertos temas.
Argumento: ser dominicano dentro y fuera del propio país es una tarea dura.
Personajes: muy pintorescos, algunos hasta el extremo. Otros, en cambio, muy bien perfilados.
¿Dónde puede leerse? En la playa, durante las vacaciones caribeñas, para mirar un poco más allá de los muros del hotel.


bb kingWaiting For Your Call