nov 12 2013

Piscina Molitor / La vida swing de Boris Vian

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Piscina Molitor narra la vida de Boris Vian centrándose en sus últimos momentos y agarrando retazos de la niñez, juventud y plena madurez, que sirven para explicar algunas cosas. Vemos a Boris Vian aquí y allá, siendo un niño o estando enamorado; pero, sobre todo, le podemos ver amenazado por la muerte desde el principio. Una dolencia cardiaca le tuvo en jaque siempre.
El cómic, firmado por Christian Cailleaux y Hervé Bourhis, intenta ir al grano y elimina todo aquello que sea superfluo o irrelevante. A veces se resuelve una etapa con cuatro trazos y un puñado de frases. Es un cómic en el que la economía de recursos es absoluta. Así, afortunadamente para el lector, el que se acerca a esta obra tiene su espacio y cierta libertad para componer un cuadro lleno de matices.
El dibujo tiende a la caricatura. El color se distribuye con talento en cada viñeta. Los tonos nos acercan al estado de ánimo del personaje o al clima que vive en cada momento.
Tal vez, este cómic flojea en algunas zonas expositivas de la trama. Tanta economía hace que los personajes secundarios queden planos en exceso cuando alguno de ellos podía haber iluminado más y mejor al principal.
La gran ventaja de esta obra es que cuenta en nómina con Boris Vian. Magnético, interesante, brillante, oscuro, poliédrico. Fue trompetista, crítico de jazz, ingeniero, escritor, columnista y más. Fascina su forma de mirar las cosas y ese miedo que le provocaba enfrentarse con la realidad; como si sólo se encontrase cómodo dentro de sus creaciones. Boris Vian es uno de esos autores que pueden poner al lector no avisado patas arriba. Sus novelas y poemarios desprenden una magia difícil de conseguir.
Un buen cómic que aclara algunos asuntos y permite entender a un hombre que dejó tras de sí una leyenda poderosa.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Fácil aunque el asunto que trata no interesará a todos.
Tipo de lector: Amantes del cómic, de la literatura y de la figura de Boris Vian.
Argumento: La muerte acechando desde el principio y sus consecuencias.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier club de jazz. Aunque ya no se pueda fumar dentro.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


nov 12 2013

Farenheit 451

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Farenheit 451: la temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde.

Farenheit 451 es -en parte gracias al cine- una de las distopías más célebres de la literatura. Una novela de terror, porque su aproximación a la realidad del siglo XXI es mayor si cabe que a la del XX, en el que se escribió. Terror a una sociedad deshumanizada y controlada por un estado totalitario. Terror creado por el escritor con el lenguaje, un lenguaje hostil, amenazante, compuesto con extrañas metáforas y comparaciones, con imágenes oníricas y oscurantistas, con asociaciones poéticas. Miedo que nos trasmite un narrador indeterminado y sus incursiones en la mente de Guy Montag, el héroe de la novela.
En una reflexión sobre la literatura y su poder.
Sobre la desaparición de los libros.
Resulta evidente que Ray Bradbury escribió esta parábola en 1953 como un toque de atención, influido por la caza de brujas y las amenazas de la guerra fría. Hoy, con la desaparición gradual de los libros en papel, la manipulación a la que gobiernos y mass media someten a los ciudadanos, el descontrol de la privacidad en la sociedad digital; con la deshumanización de la vida en las grandes ciudades y la tele-realidad, adquiere nuevas e inquietantes lecturas.
Y para no ponernos apocalípticos debemos meditar siempre en lo que nos separa de esa ficción: la democratización del conocimiento, la posibilidad de huir de una realidad manipulada por la publicidad, y la de abandonar el conformismo gracias al acceso al mundo de las ideas; la libertad de conciencia. Y todo eso se lo debemos a los libros, y estamos obligados a luchar por preservar esos logros y por exigirlos para toda la humanidad.
Para cualquier amante de los libros Farenheit 451 es una novela asfixiante y angustiosa. Profundamente perturbadora.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Perturbadora.
Argumento: Inquietante.
Personajes: Desconcertados.
¿Dónde puede leerse?: En el metro.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


oct 27 2013

Hablando pronto y mal

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Amando de Miguel siempre ha tenido una relación interesante con el uso que hacemos los españoles del lenguaje. En este libro, apunta errores comunes, formas nuevas que se adaptan a los tiempos nuevos, significados olvidados y construcciones absurdas que podemos escuchar o leer a diario en cafeterías, oficinas, programas de televisión o emisoras de radio. Una de las gracias de este libro es que, el más pintado, se encuentra en él, antes o después. Hablar castellano es muy difícil y es, por ello, por lo que cometer equivocaciones es muy habitual.
Cómo no, el politiqués tiene un lugar privilegiado en el libro. Le acompaña la demotización como segunda estrella invitada. Y una larga nómina de aspectos divertidos, vergonzantes o sorprendentes.
El libro está editado por Espasa, es manejable y debería leerlo más de uno. Desde luego, los jóvenes encontrarán un apoyo magnífico en él para no terminar como buena parte de los españoles maduros; eso si es que aún hay remedio dado el desgaste y el atropello que está sufriendo la cultura española en la actualidad. Decía que los jóvenes tendrán que regatear la posibilidad de convertirse en analfabetos funcionales. Este asunto lo trata el autor con tino.
Recomendable para casi todos y necesario para gran parte de trabajadores poco cualificados, universitarios (poco cualificados, también, si la cosa sigue por el camino que han obligado a tomar), políticos (de unos años a esta parte sin cualificación alguna), locutores de radio, etc. Es decir, debe leerlo todo el mundo. Y hago esta recomendación sabiendo que en las páginas de Hablando pronto y mal hay cosas con las que muchos no estarán de acuerdo (por ejemplo, yo mismo). Al autor se le escapan algunas cosillas con tufo ideológico que no pegan ni con cola. Pero habrá que perdonar esto a cambio de leer otras cosas muy interesantes.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera con un mínimo interés en no hacer el ridículo al hablar o escribir.
Tipo de lectura: Muy amena.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier lugar. Preferiblemente, antes de abrir la boca para hablar o escribir alguna línea.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


oct 8 2013

Los nombres

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Una vaga trama de asesinos obsesionados con el lenguaje da pié al escritor norteamericano Don DeLillo para hacer un retrato del mundo al inicio de la década de los ochenta del siglo XX. Un retrato que nos da las claves para entender todos los acontecimientos que sucedieron después.
Se destaca así como escritor de la contemporaneidad. Construyendo la historia como algo multiforme, multicultural, caleidoscópico. Con una manera impresionista y visual de trabajar los diferentes momentos de la novela. Mediante la conversión de lo lejano en próximo, de lo exótico en cotidiano. Por una aparición súbita –no por menos latente- de una agresividad que domina todas las relaciones.
Choque de civilizaciones. Alguien después le puso nombre.
Es un mundo convulso y hostil para los estadounidenses que, no obstante, tejen sus turbios manejos alrededor del planeta. Élites expatriadas en movimiento perpetuo.
Y de aquellos polvos vienen estos lodos.
Es una novela muy compleja. Funciona mejor en la formulación de una crítica o la producción de una reflexión del lector sobre el mundo moderno –las sociedades interconectadas- que en la composición de unas tramas entrelazadas y muy sutiles que a veces se escapan de la atención del lector, sumergido como está en un océano de lenguaje, de signos contradictorios, y de rupturas inesperadas de los parámetros de espacio-tiempo.
El complicado triángulo formado por un matrimonio roto pero reunido por un hijo, un niño bastante especial, aporta el conflicto íntimo en una novela en la que todas las partes parecen relacionarse de alguna manera. No nos queda claro de cual.
Muy interesante en cualquier caso.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Con ganas de intensidad.
Tipo de lectura: Espesa.
Argumento: Evanescente.
Personajes: Peculiares.
¿Dónde puede leerse?: De viaje por el mundo, de avión en avión.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


sep 17 2013

Atlas of remote islands

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Islas. Pequeños mundos replegados sobre sí mismos y rodeados por el mar. Aislados.
Islas maravillosas o infernales, o ambas cosas, todo depende de cómo se mire. Historias extraordinarias de descubridores, exploradores, violencia y desesperación, de lenguas misteriosas y costumbres terribles. Extinciones, cataclismos, motines. Crímenes oscuros y desapariciones misteriosas.
Islas despobladas o con muy pocos habitantes.
Naufragios, prisioneros, exiliados.
Cincuenta historias enfrentadas a su hermosa cartografía, creada por la autora.
Los nombres de algunas de ellas definen los sentimientos de los primeros en avistarlas: Disappointmen, Desolation, Lonely.
Judith Schalansky ha creado un hermoso isolario, no solo por la selección que ha hecho, minuciosa; ni por los mapas, depurados; sino también –o sobre todo- por unos textos evocadores, ensayos poéticos, estudios metafísicos en los que convoca fantasmas desaparecidos para que nos cuenten la Historia. De nuevo. De otra manera.
Un viaje desolado y alucinante por Cincuenta islas en las que nunca he puesto el pié y nunca lo pondré. Nosotros no renunciamos. En alguna nadie lo ha puesto aun.
Hay, por supuesto, una reflexión sobre el mapa como cosa concreta y abstracta a la vez, como apropiación estética del mundo; correlato de una realidad desconocida.
Y nos recuerda Schalansky que los primeros viajes se hacen por los mapas de nuestra infancia.
Un libro de hermosa edición. Destacable. Raro.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Cualquiera. Requiere cierto nivel de inglés.
Tipo de lectura: Profunda.
Argumentos: Extraordinarios.
Personajes: Excéntricos cuando los hay.
¿Dónde puede leerse?: En una isla, claro.
¿Dónde encontrarlo?: En  http://www.panta-rhei.es


sep 10 2013

Viaje al fin de la noche

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Una novela autobiográfica. No porque lo sea de su autor, algo que desconoceremos de momento, sino porque lo es de su protagonista, Ferdinand Bardamu, que nos cuenta en primera persona sus andanzas y sucesos.
Y produce esa sensación biográfica porque termina abruptamente, como si convergiera en el presente con la trayectoria de su autor de ficción. Sin terminar verdaderamente. Porque aporta una visión muy personal del mundo, de la sociedad y de los personajes con los que se relaciona. Una visión penetrante, caustica y de una sinceridad desgarradora.
Muy poco convencional y muy sincera. Picaresca.
Celine crea una voz cercana, la de un amigo simpático y animoso que cuenta las cosas con ingenio y bastante humor negro, con un estilo directo, que llega sin filtros al lector.
Bardamu es escéptico con los ideales patrióticos, irreverente. En todas sus reflexiones se deslizan críticas certeras sobre cosas que eran sagradas en el momento en el que su autor las criticó: la guerra, la situación colonial, la medicina, la misión de los funcionarios y los oficiales; se acerca a retratar la miseria de las más bajas de entre las clases sociales. Son críticas que sacuden los pilares de la República -liberté, égalité, fraternité- sacando a la luz a todos los demonios de Francia.
Celine tiene una manera inconfundible de escribir, imitando el lenguaje coloquial, con frases cortas, que inciden en el sujeto de las frases, repitiéndolo al final para subordinarlo, atándolo a la oración.
Una novela testimonial de una época porque la vida es eso, un cabo de luz que acaba en la noche.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Divertida.
Argumento: Ágil.
Personajes: Vivos y truhanescos.
¿Dónde puede leerse?: En un café de la banlieue
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


ago 27 2013

Luz de Agosto

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Leer a William Faulkner es encontrarse con la literatura, con el auténtico arte de escribir. Tal y como están las cosas, es reconciliarse con todo ello.
Creo que fue Arturo Pérez Reverte el que acusó -a los escritores españoles de una época concreta- de seguir a Faulkner para quedar bien, de leer sus novelas y cuentos porque así quedaban dentro del círculo de los escritores de alto copete. Digo acusó porque lo afirmó con bastante mala baba. Y, una de dos, o no ha leído a William Faulkner o, si lo ha hecho, no se ha enterado de nada.
Leer a este autor es un trabajo duro, entenderle todavía lo es más, comprender el sentido del humor que utiliza este autor sólo está al alcance de los que no se toman en serio ni el mundo ni a sí mismos ni, por supuesto, la literatura. Porque el mundo construido por Faulkner es grandioso, es gracioso, es profundo, es odioso. Es nuestro mundo disfrazado con harapos. Un universo atrapado por un aliento en la escritura difícil de seguir, por un tono altísimo en el que cada palabra elegida parece que estuviera allí esperando a ser utilizada; un universo plagado de personajes llenos de aristas, de escenarios retorcidos sobre su propia decadencia, de muerte, de ignorancia, de desidia.
Luz de Agosto no es el libro más difícil de Faulkner. Ni el mejor. Pero en cada página se puede encontrar más literatura que en libros enteros. La trama policial ayuda a que el ritmo de lectura no sea duro en exceso y, sobre todo, la voz creada por el autor nos lleva de un lugar a otro sin esfuerzos añadidos. Una voz de alternancia limitada que va de personaje en personaje para que, desde el núcleo argumental, crezca un mundo entero en el que cada cosa aporta sentido a otra. El movimiento del foco que realiza el autor es espectacular, definitivo. Porque el narrador se acerca o se distancia para aportar luz suficiente en cada pliegue de los personajes. Leer esta novela y pensar que lo importante es la trama es un error. Lo fundamental está detrás de cada alma dibujada.
Un aspecto técnico muy interesante de la novela se encuentra en las zonas en las que se representan los flujos de consciencia de los personajes. Los precede un monólogo interior que da paso a ese flujo que abre las puertas de la psicología de cada personaje. Se reconocen por la letra cursiva (innecesaria aunque el autor la utiliza).
El final de la novela delata lo que era Faulkner escribiendo: ironía pura.
Luz de Agosto es una novela imprescindible. El que quiera comprender en qué consiste la creación de un personaje en toda su dimensión no debe dejar de leerla. El que quiera comprender en qué consiste la creación de un universo no debe dejar de leerla. En realidad, nadie debería dejar de leerla.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Una novela de Faulkner exige una lectura atenta.
Tipo de lectura: Debería gustar a todo el mundo.
Personajes: Perfectos.
Argumento: Todo en este mundo se reduce a lo que el individuo es.
¿Dónde puede leerse?: En Yoknapatawpha. Existe en cuanto se abre el libro. En la literatura de Faulkner siempre está aunque la acción no suceda allí.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


ago 22 2013

Ru

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Ru es un libro delicioso. Kim Thúy construye un universo asombroso escribiendo cuadros que aparecen con leves trazos, con colores desconocidos, rasgos ancestrales, dolor, angustia, peligros, esperanza y regresos a las raíces. No es un relato en la que la trama tenga especial importancia. Al contrario, es un simple vehículo para transitar espacios únicos que nacen de la pluma de la autora con una elegancia desprovista de cualquier artificio molesto.

Las sensaciones, el recuerdo o una forma de interpretar la realidad que une lo material y lo trascendente a través de imágenes grabadas en la consciencia de la autora; son los elementos que articulan el relato. Pinceladas aquí y allá que terminan por mostrar un espacio que nos acerca al autor, pero que, al mismo tiempo, nos recuerda la tragedia de un país entero. Alejada de las imágenes estereotipadas a las que estamos tan acostumbrados, nos relata un horror imperdonable y olvidado cuando no llega en formato cinematográfico.

La escritura de Kim Thúy es elegante, expresiva y busca la imagen como apoyo imprescindible para entender su literatura. Una forma de entender las cosas evocadora y en auténtica búsqueda de la construcción más épica del narrador desde una lírica demoledora.

Ru es un libro breve e intenso; una obra de una autora joven que agradece a la vida haber encontrado el estímulo para escribir puesto que es la tabla de salvación necesaria en el destierro. Ru es un excelente relato para saborear con tiempo, con la tranquilidad de una lectura que busca el nexo entre las vivencias vicarias y las de uno mismo.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Intensa aunque fácil.
Tipo de lector: Interesados en la expresividad del lenguaje.
Argumento: El arraigo en ninguna parte.
Personajes: Casi mágicos.
¿Dónde puede leerse?: En un lugar tranquilo.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.