sep 30 2013

El veterano

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Carl Schrade fue detenido y enviado a un campo de concentración alemán. Hitler ya tenía, en ese momento, el control absoluto  de Alemania. Millones de personas pasaron por el mismo trance que Schrade, pero muy pocos fueron los que salieron vivos de aquellos infiernos.
El autor logró sobrevivir once años. De un campo a otro, de paliza en paliza, de vejación en vejación. En El veterano intenta resumir su experiencia. Ya avisa Schrade, al comenzar el relato, que el no es escritor y que no intenta presentar su obra como un ejemplo de calidad literaria. Y no le falta razón cuando avisa siendo tan honesto. Aunque no es ese el valor de este libro. El testimonio, la posibilidad de ser conocido por todos, el relato de lo más infame que ha tenido que soportar el género humano; esa es la importancia de El veterano.
Aunque no faltan momentos crueles y violentos, el autor procura no entrar en detalles escabrosos. Se conforma con mostrar un clima tremendo y doloroso. De paso, no escatima al decir lo que piensa sobre el nacionalsocialismo o sobre Alemania y los alemanes.
A pie de página, aparecen datos sobre algunos de los carceleros. Destinos, ascensos, muerte, puesta en libertad libertad (es bochornoso conocer el destino de una banda de criminales como esta y entender que se hizo la vista gorda en muchas ocasiones). El resto de los personajes desaparecieron para siempre si dejar rastro, bien incinerados, bien en una fosa común. El libro está dedicado a retratar a los malos. Los buenos, sencillamente, mueren con brutalidad convertidos, mucho antes, en despojos humanos.
Técnicamente, el libro es muy flojo. A veces es reiterativo, no se pueden encontrar alardes literarios, los personajes terminan pareciendo la misma cosa (las víctimas son igual de víctimas o los verdugos igual de verdugos). Es posible que se hubiese podido resolver con la mitad de páginas. Sin embargo, estos testimonios, sea cual sea su factura, deben ser tenidos en cuenta y conservados por siempre jamás. El veterano, además, permaneció oculto durante setenta años y merece tener un lugar privilegiado en las estanterías para que nuestra memoria siempre lo tenga presente.
Carl Schrade criticó a Hitler en una cafetería de Berlín. Fue arrestado. Vio morir a miles y miles de personas. De 1934 a 1945 vivió dentro de algún campo de concentración. Y escribió El veterano. Una pieza más de un puzzle horrible que cambió la historia de la humanidad.

Calificación: Interesante.
Tipo de lectura: Fácil. Se hace entretenida aunque la sensación, después de 150 páginas, es que el resto ya está leído.
Tipo de lector: Interesados en la infamia nazi.
Argumento: Cómo un hombre logró sobrevivir al mal en estado puro.
Personajes: Feroces, desalmados, crueles. Eso o víctimas.
¿Dónde puede leerse?: En casa. Tranquilo y a salvo.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


ago 31 2013

La niebla, tres veces

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La niebla porque aparece siempre, tres veces porque son tres novelas cortas las que se presentan. Ya habían sido publicadas por separado.
Cada una de ellas es una gran metáfora.
La escritora se delata al hablar de un acertijo al borde del significado.
Menchu Gutiérrez utiliza la visualidad en su escritura, la capacidad de usar las palabras para contar una historia con imágenes. El lector deberá dejarse llevar y buscar similitudes con su vida, parecidos sucesos a ese mundo simbólico.
La soledad, el miedo, el aprendizaje, la carga culpable de la religión. Todo eso está en Viaje de estudios, un relato que consigue desasosegarnos.
En La tabla de las mareas se habla sobre el bien y el mal, lo oscuro y lo luminoso, las dos orillas de la vida, las edades del hombre y de la mujer. Son visiones poéticas que nos transmiten sensaciones en un mundo dual.
La mujer ensimismada es un juego zodiacal. Un libro de horas lleno de miniaturas. Vidas, situaciones, intimidades. Interiores. Se basa en una tradición de símbolos. Abre para nosotros la puerta hacia prodigios que se producen sin que haya ojos para contemplarlos. Como espejos abandonados.
La de Menchu Gutiérrez es una de las prosas más bellas de la literatura. Diferente, independiente, imaginativa.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Cualquiera con cierto espíritu poético.
Tipo de lectura: Singular.
Argumento: Intimista.
Personajes: Sensibles.
¿Dónde puede leerse?: En la niebla.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual


ago 22 2013

Ru

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Ru es un libro delicioso. Kim Thúy construye un universo asombroso escribiendo cuadros que aparecen con leves trazos, con colores desconocidos, rasgos ancestrales, dolor, angustia, peligros, esperanza y regresos a las raíces. No es un relato en la que la trama tenga especial importancia. Al contrario, es un simple vehículo para transitar espacios únicos que nacen de la pluma de la autora con una elegancia desprovista de cualquier artificio molesto.

Las sensaciones, el recuerdo o una forma de interpretar la realidad que une lo material y lo trascendente a través de imágenes grabadas en la consciencia de la autora; son los elementos que articulan el relato. Pinceladas aquí y allá que terminan por mostrar un espacio que nos acerca al autor, pero que, al mismo tiempo, nos recuerda la tragedia de un país entero. Alejada de las imágenes estereotipadas a las que estamos tan acostumbrados, nos relata un horror imperdonable y olvidado cuando no llega en formato cinematográfico.

La escritura de Kim Thúy es elegante, expresiva y busca la imagen como apoyo imprescindible para entender su literatura. Una forma de entender las cosas evocadora y en auténtica búsqueda de la construcción más épica del narrador desde una lírica demoledora.

Ru es un libro breve e intenso; una obra de una autora joven que agradece a la vida haber encontrado el estímulo para escribir puesto que es la tabla de salvación necesaria en el destierro. Ru es un excelente relato para saborear con tiempo, con la tranquilidad de una lectura que busca el nexo entre las vivencias vicarias y las de uno mismo.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Intensa aunque fácil.
Tipo de lector: Interesados en la expresividad del lenguaje.
Argumento: El arraigo en ninguna parte.
Personajes: Casi mágicos.
¿Dónde puede leerse?: En un lugar tranquilo.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


ago 7 2013

Liberación

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El discurso sencillo en apariencia -pero intenso y reflexivo- del escritor húngaro Sandor Marai se pone en valor en el análisis psicológico de los personajes, una empatía tan grande con ellos que casi podríamos hablar de introspección, de posesión.
Y los días previos a la Liberación de Budapest son un convulso mundo emocional, fuera del tiempo y de la historia.
Días de miedo y de crueldad, de una espera ansiosa. De temor.
Liberación cuenta, a través de los pensamientos de una mujer joven, la vida en la ciudad sitiada y parece que esa mujer – Erzsébet Sós – es un pretexto para recordar, para poner una distancia con el horror.
Sandor Marai se quitó la vida en 1989, muchos años después de la guerra, pero profundamente conmovido por la destrucción de Europa y por el exilio.
Uno siempre se pregunta qué dolor inaplazable puede llevar a un escritor al suicidio.
Pero es que uno desconoce lo que ocurre cuando ya se han visitado los infiernos.
Liberación cuenta la historia de los últimos días de un mundo que se desvaneció con la guerra arrastrando a una clase social -la burguesía- destruyendo sus ciudades, maldiciendo su futuro y truncando las esperanzas de una época feliz que se pensó duradera, la de la paz y la cultura cosmopolitas. Un sueño.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Dura.
Argumento: El argumento es un pretexto.
Personajes: Desgarrados por el miedo.
¿Dónde puede leerse?: En Budapest.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


jun 3 2013

Tragedias (I)

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Medea es la reina de la tragedia, un género caracterizado por el desencadenamiento de una desgracia anunciada e inaplazable, una desgracia que sobrecoge al espectador y le recuerda su papel de brizna en el universo. La venganza de Medea es despiadada, su drama es intenso y concentrado.
La venganza de Hécuba –sin embargo- es modulada y razonable, necesita de la complacencia del oyente, se justifica en su desdicha, que es la de las mujeres de Troya: exiliadas, viudas y cautivas; como Andrómaca, obligada a compartir su marido con otra y de la que sirve el autor para analizar los vicios de las mujeres –tema recurrente en sus obras- y los males de la bigamia.
Eurípides intenta situarse siempre en posiciones racionalistas y esa búsqueda de argumentos que convierte a sus personajes en humanos los acerca al futuro, a los lectores y los espectadores del siglo XXI. A pesar de ser difíciles de analizar en su contexto, porque ni uno solo de los ciclos en los que se estructuraban sus tragedias ha quedado completo. A pesar de que sus personajes vienen de leyendas cercanas a los griegos pero no a nosotros que nos perdemos en las cadenas de los mitos y las generaciones.
Fedra rompe un tabú al enamorarse de su hijastro, Hipólito, y en la desesperación lo arrastrará en su caída. Su tema es la pasión descontrolada, el poder que tiene Eros sobre los cuerpos y las almas.
El derecho sagrado de asilo de los suplicantes se analiza en Los Heráclidas, un asunto que obsesionaba a los griegos y que era una de las bases de su sistema legal.
Alcestis es una obra curiosa, una tragicomedia muchos de cuyos matices se han perdido con el tiempo, las versiones y el resto de una tetralogía. Todos se lamentan por el destino de Alcestis que acepta morir en el lugar de su esposo, pero nadie acierta a ver el cinismo que encierran las lamentaciones, especialmente en lo que respecta a Admeto, su marido.
También es satírica El Cíclope, cuyo argumento viene de La Odisea y que recrea, para regocijo de los espectadores, la astucia del ser humano, representado por Ulises.
Eurípides es el último en el tiempo de los tres grandes trágicos griegos y dice la leyenda que nació el día de la batalla de Salamina, en la que Esquilo habría participado, y un Sófocles adolescente formado parte del coro que celebró la victoria. La escalera generacional viene a representar una Edad de Oro en la que el teatro recogió las aspiraciones morales de los pueblos de la Grecia antigua y formuló su dramaturgia con estructuras cerradas.

Calificación: Extraordinarias, especialmente Alcestis, Medea y Hécuba.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Hace falta habituarse al tono y a las referencias pero no son tan difíciles como se teme.
Argumentos: Intensos.
Personajes: Desbordados por las pasiones.
¿Dónde puede leerse?: En Grecia.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual o en www.machadolibros.com, es el primer tomo de Eurípides en la Biblioteca Clásica Gredos.


abr 28 2013

Paul se va a trabajar este verano

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

En 2002, Michel Rabagliati editó Paul se va a trabajar este verano (en España se publicó el año 2006 y se reeditó en 2012).
Es un cómic excepcional. Muy, muy, bien narrado (los textos están ajustadísimos y encajan perfectamente con los dibujos), el personaje protagonista (alter ego del autor) crece en cada viñeta de forma portentosa, los recursos técnicos de Rabagliati son sencillos aunque de una efectividad aplastante, el diseño de página magnífico y es divertido a más no poder.
Paul se va a trabajar este verano podría parecer un viaje iniciático (que lo es) aunque incluye una zona final que va mucho más allá. Porque ese viaje es para el personaje lo que llega a ser mucho más tarde y lo que será para otro personaje (su hija).
Paul es un adolescente que no encuentra su sitio en el mundo. Casi por casualidad termina como monitor de un campamento de verano. Se conocerá a sí mismo, a personas importantes a pesar de lo efímero de la amistad de verano, ejemplos que le acompañarán toda la vida y un espacio imposible de cambiar por nada o por nadie.
Rabagliati se muestra ocurrente, sensible y capaz de mirar atrás con la distancia suficiente como para echar un vistazo alejado de lo que cualquier otro vería.
Este es un cómic muy recomendable para lectores jóvenes (les gustará mucho). Este es un cómic imprescindible para los adultos (les recordará lo mejor de sí mismos). Este es un cómic que no puede faltar en cualquier biblioteca.
Extraordinario, evocador, divertido, hondo.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Fácil y divertida. Una segunda o tercera más divertida todavía.
Tipo de lector: De 15 años en adelante. Sin excepciones.
Argumento: Los adultos lo que envidian es a sí mismos cuando eran jóvenes.
¿Dónde puede leerse?: En la orilla de un lago.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


mar 20 2013

El acoso

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Un rompecabezas. Compuesto por piezas que deben ir encajando unas en otras para componer un dibujo, una historia. De esa manera compuso Alejo Carpentier su novela corta El acoso.
Y la construcción del trayecto vital de ese joven acosado -por sus ideas, por sus actos- se lleva a cabo mediante la palabra y el ritmo: un vocabulario exuberante que manufactura imágenes a la manera de una sinfonía, la Eroica de Beethoven, con la que comienza y termina el relato.
Sabemos que el escritor cubano trabajó y vivió absolutamente influido por la música, los melómanos podrán estudiar las concordancias entre la estructura de la novela y la de la sinfonía. Los lectores la intuyen mientras recorren una ciudad hostil, violentada; se asfixian en la guarida del protagonista y en su miedo, sus ansiedades, recuerdos y deseos insatisfechos.
Imaginamos que la ciudad es La Habana, donde Alejo Carpentier estuvo preso durante la dictadura de Machado; a efectos de la novela, es el prototipo de cualquier ciudad latinoamericana, decadente y contrastada, violenta, laberíntica y viva.
El escritor nos mete en la cabeza de los personajes, utilizando a veces el monólogo interior.
Es una obra de profunda carga política pero despojada de mensaje ideológico, en la que el lector debe convertirse en árbitro, ya que no en juez.
El acoso es rupturista con el resto de la obra de Carpentier, diferente. Tiene una estructura compleja y fragmentada, una escritura impresionista, elaborada, establecida en diferentes momentos temporales, encerrados en los cuarenta y seis minutos que conviene que dure la Eroica. Construida como una película, según la avanza la lectura, la novela se aclara, se enfoca, y se arma el rompecabezas.

Calificación: Excepcional.
Tipo de lector: Algo intenso.
Tipo de lectura: Absorbente e intensa.
Argumento: Astuto.
Personajes: Angustiados.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier capital latinoamericana.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual de nuevo o de lance.


mar 6 2013

La tercera generación

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Sobre la vergüenza que implica el racismo trata esta demoledora novela del autor, Chester Himes, de la carcelaria Por el pasado llorarás. Este escritor que bebe de los contrastes acuciantes de la novela negra con fervor y patetismo, consigue en este texto, prohibido en su día en los Estados Unidos, hacer algo más que un retrato autobiográfico, un intento de alegato a una clase oprimida por su color de piel (la de los africanos en el continente del tío Sam) en base a una peripecia escabrosa y vívida, mental y sentimental, que se prolonga tanto en los filmes policiacos de Sydney Poitier, como en otros dramas más furibundos y horrendos, Precious, por ejemplo.
Y es que Charles, el hijo de los Taylor en quién tanto se apoya un narrador elocuente, vive dentro de esa discapacidad que le hace tan humano como bestia, tanto víctima como (si pudiera) verdugo. También asoman a este respecto referencias más temáticas que estilísticas con Huckleberry Finn, aquella criatura que Twain creó al modo en que después caminaría aquí en España gente como el Pijoaparte de Marsé, salvando las distancias, claro está.
Empieza la acción con un atropello que no será único, que desestabiliza el tierno mundo de William, hermano de Charles, sólo que a este su hermano le espera otra vida, la del estudiante que se hará un hombre de provecho, responsabilidad que le es inculcada por su madre según motivos probablemente evangelizadores, pero en cualquier caso insuficientes.
La novela sabe a sangre, sudor y hiel, ya que se juega a que ese Charles (¿Himes?) habite en nosotros como criatura identificable.

Calificación: Tremenda.
Tipo de lector: Dispuesto a todo.
Tipo de lectura: Agradecida aunque algo truculenta.
Argumento: Sobre padres sufridos, madres racistas a pesar de ser víctimas del racismo,…
Personajes: Todos oportunos.
¿Dónde leerlo?: En una biblioteca de Harlem.