nov 27 2013

La leyenda del ladrón

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Ambientada en la Sevilla del siglo XVI, el periodista madrileño, Juan Gómez-Jurado, con una vasta documentación acerca del tráfico de esclavos de la época, aporta una aventura de acción y galeras más que entretenida, donde la coincidencia histórica de meter en vida a Miguel de Cervantes y William Shakespeare, dentro de lo que por aquel entonces era la cuna de la civilización y el merodeo, ha supuesto para muchos más que un acierto.
El protagonista es sancho de Écija, un huérfano que afectado por la  peste bubónica, va a parar con sus huesos al orfanato de más nivel de la ciudad bética, pasando primero por tabernero y más tarde formándose como ladrón junto a Bartolo, un enano capidisminuido y ambicioso que quiere conquistar a una mujer al precio que sea.
Con estas prebendas, la novela quiere parecerse a Rinconete y Cortadillo, de tal forma que temas como la  picaresca, las enseñanzas vitales del herrero o el dibujo de las mafias capitaneadas por Monipodio, que pretenden preservar el poder de los comerciantes de Indias, así como el retrato de Vargas padre e hijo o de los lupanares así como de lugares más o menos solemnes de la villa y corte, donde Felipe II estaba a punto de convertirse más en comitiva que en autoridad.
Los fragmentos de galeras son sin duda aquellos en los que la acción queda más desdibujada, si bien el lenguaje sencillo y un tono bajo hacen que la aventura de remeros esclavos se convierta en la de capitanes de barco en aras de la supervivencia.
Otra referencia es la de Robin Hood, si bien Sancho no será más que un intermediario que no conocerá más que vía Sherezade su historia. Se insiste repetidamente en que ser ladrón en esta época y lugar precisa de más cualidades que de defectos.

Calificación: Buena.
Tipo de lector: Ligero.
Tipo de lectura: Agradable.
Argumento: Sancho y su necesidad de sobrevivir como trotamundos.
Personajes: Alguno hay más salvable.
¿Dónde leerlo?: Lejos y cerca de la Universidad de Alcalá de Henares.
¿Dónde comprarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


sep 29 2013

Los últimos días de Pompeya

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Enmarcado dentro del romanticismo decimonónico inglés, pero con carácter más lírico que épico; el poeta, político y novelista, E.G. Bulwer Lytton, triunfó con esta suerte de novela histórica tan lejana en espíritu como cercana en mimbres a las de Walter Scott, situando la peripecia en un sur de Italia que nos es descrito con profusión de detalles desde sus viviendas, su circo y sus amores.
A pesar de que cómo se apunta en el título, la ciudad está a punto de desaparecer, no se abunda demasiado en el clima decadente propio de la distinción rigurosa entre patricios y plebeyos. Existen conversaciones enjundiosas entre filósofos como Salustio, con otros que no creen serlo tanto como Glauco o Arbaces y que sin embargo disertan y dialogan como si lo fueran. Empieza, además, a cuestionarse la fragilidad como falta o virtud femenina gracias a personajes como los de Nydia e Iona.
La historia principal es el amor entre Glauco e Iona, a pesar de estar a un tiempo fuera de campo; ella muestra toda su fuerza intelectual en la intuición, mientras él contempla su belleza. Arbaces se muere de celos, tanto que podríamos estar ante un principio de Otelo en el que finalmente gana el Vesubio o el catolicismo del enamorado más que cualquier veneno de fuerza mortal.
En la ingenuidad de esta propuesta aparecen muchos más personajes; se dibujan los baños turcos, donde el vicio queda depauperado por el poder de la poesía, una lírica que hoy se nos antoja tradicional, pero que gana en poder de evocación gracias a ser cantada primero por una florista para terminar en epílogo epistolar alegre.
Tal vez Salustio, que empieza siendo el epicúreo por excelencia, es el que más pruebas de tolerancia recibe, todas ellas superadas por el afán de amistad.
Todo ello nos lleva a una agradable lectura, siquiera algo alargada en su nudo, precursora de dramas, tragedias y comedias, siendo esta indefinición de género todo un sustrato sobre el que ahondar y no tanto un prejuicio.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionado a la Historia y la poesía.
Tipo de lectura: En distintas claves.
Argumento: El amor, los celos, el placer intelectual.
Personajes: Novelescos.
¿Dónde leerlo?: En una terraza cerca del Foro Romano.
¿Dónde comprarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


dic 19 2011

La expedición de Ursúa y los crímenes de Aguirre

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Nos entusiasman las introducciones del editor Javier Marías, del prologuista Pere Gimferrer, y de la traductora Soledad Martínez de Pinillos, a quienes se ve apasionados por ésta historia novelada.
Nos emociona la referencia a los hechos legendarios, la expedición en busca de El Dorado.
Agradecemos la edición porque es necesario conocer las diferentes visiones de los hechos, rescatar a su compositor, Robert Southey, reivindicar el género.
No es oro todo lo que reluce.
La expedición -iniciada por Pedro de Ursúa y concluida por Lope de Aguirre- que atravesó el continente americano desde el Perú hasta la desembocadura del Orellana, terminó como el Rosario de la Aurora, su crónica es espeluznante, una sucesión de crímenes innecesarios y de actos de tiranía que convirtieron la marcha en un despropósito, sus líderes han pasado a la Historia como grandes infames, insertando en ella una página negra, que desborda lo cuestionable de las hazañas de Cortés, Pizarro o Alvarado y se adentra en el lado oscuro, porque nos muestra –solamente- el envés descarnado de la conquista, la codicia desenfrenada, el ansia de poder y la crueldad extrema de unos hombres alienados por la grandeza de lo que estaban viviendo y por la naturaleza pesadillesca que los envolvía, pero sobre todo por su propia maldad, enfrentados a su dios, despóticos, levantiscos y traidores.
Robert Southey toma la historia de Piedrahita, de Garcilaso, de Ulloa, de Simón, la convierte en una novela de aventuras, Gimferrer ve en ella acentos de tragedia shakespeariana y los ve con razón. El tono y el leguaje trascienden el ochocientos porque la novela se podía haber escrito hoy, y no hubiera sido desacertado restituir las fuentes castellanas que cita el texto original, aunque fuera en un apéndice, lo que hubiera sumado en vez de restar.
Dice Southey de Aguirre que había en su carácter algo notable a la vez que monstruoso.

Calificación: Curioso.
Tipo de lector: Interesados en la historia de la conquista.
Tipo de lectura: En algunos momentos se hace algo monótona por la sucesión de crímenes y la reproducción de los levantamientos.
Argumento: Intenso.
Personajes: Detestables y crueles.
¿Dónde puede leerse?: Hamacándose en uno de los barcos que cubren el servicio amazónico.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual, o en Méndez, en la calle Mayor de Madrid www.libreriamendez.net


jul 18 2011

La cuna de mi enemigo

Artículo escrito por: Carmen Neke

Es curiosa la connotación negativa que ha adquirido el término bestseller en su uso dentro del contexto literario, cuando lo que originalmente denominaba esta palabra era una obra de gran éxito de público y de ventas. Como si el éxito y la amplia difusión fueran algo nocivo e incompatible con el concepto genuino de literatura. En un sentido estricto, sin embargo, un bestseller es una obra (generalmente una novela) diseñada expresamente para agradar al público y vender el mayor número posible de ejemplares. En estos casos toda la novela se construye en función de la intriga argumental, con personajes estereotipados que se someterán a las exigencias del guión en detrimento de la caracterización e incluso de la verosimilitud narrativa de la obra. Son en definitiva libros de fórmula, pero que no sean obras literarias no quiere decir que se puedan medir todos por el mismo rasero. Existen bestsellers de excelente facturación y respetuosos de la inteligencia de sus lectores, mientras que a otros no hay por donde cogerlos.

Y La cuna de mi enemigo de Sara Young es un bestseller de los buenos, donde la autora demuestra ser una narradora nata y una excelente creadora de ambientes. La falta de profundidad humana de los personajes (meros estereotipos funcionales a servicio del relato) y el efectismo por momentos excesivo le restan por desgracia calidad a un libro que mejor trabajado podría haber llegado a ser una gran novela. Pero dentro de la categoría de lecturas de entretenimiento es una obra muy conseguida que mantiene el interés del lector desde la primera hasta la última página, haciendo con eficacia lo que la humanidad le ha pedido a la literatura que haga desde sus mismos orígenes: contar una historia que merece ser contada, y contarla bien.

Calificación: entretenida e interesante aunque le sobre sensacionalismo.
Tipo de lector: sin complejos a la hora de leer bestsellers.
Engancha desde la primera línea.
Le sobran algunos pasajes de erotismo romántico, por malos.
Argumento: la ocupación nazi de Holanda desde la perspectiva de las chicas embarazadas de soldados alemanes, contada con gran objetividad y empatía hacia una situaciùon demasiado compleja para hacer de ella una simple historia de buenos y malos. Lo mejor del libro.
Personajes: faltos de personalidad propia, meros representantes arquetípicos de las categorías humanas que desfilan por la narración. Lo peor del libro.
¿Dónde encontrarlo? Consiga que se lo regalen. O regáleselo a alguien a quien aprecie.


jul 17 2011

Diario de la amazonía

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Escrito por una figura polémica y controvertida en su época. La de Roger Casement, diplomático irlandés, no fue una vida fácil. Fue tildado de homosexual que abusó de las víctimas que trataba de defender de los intereses coloniales que trataban de masacrarlos, esclavizarlos con la recogida del caucho, para posteriormente asesinarlos. Ediciones del Viento trata de convertir su labor como periodista y diarista en valedora de una declaración de derechos humanos, avalada nada menos que por el prestigioso Vargas Llosa y en edición compilada por Angus Mitchell.
La compañía Peruvian Amazon designa a nuestro agudo observador y documentalista, para llevar a cabo la misión de escribir un informe detallado sobre las actividades llevadas a cabo por ingleses en el Putumayo; tal vez debían haberse buscado un valedor de causas inglés y no irlandés. El caso es que les sale el tiro por la culata y nuestro amigo, capaz de describir con arduo detenimiento unas absurdas partidas de bridge con sus compañeros, no se corta tampoco un pelo a la hora de tildarlos de asesinos, que justifican su prurito y sueldo allí, en aras de civilizar una tierra salvaje. Uno se pregunta si en la misma idea de civilización está la violencia de la que es testigo, o se debería empezar la casa por los cimientos antes que por el tejado. Es tal el cúmulo de esclavitud y opresión que llega a los ojos de este perspicaz justiciero que no tiene por más que denunciar, siquiera para sí, lo que ve y lo hace, a sabiendas de que sus compañeros otorgan más a la causa con su silencio, que él como fotógrafo o cronista.

Calificación: Necesario.
Tipo de lector: Aquellos que quieran conocer verdades diferentes, con ánimo de que la Historia no se repita.
Tipo de lectura: Nada amable, aguda.
Argumento: Diario de un justiciero.
Personajes: Más las víctimas, que los crueles cómplices de su situación. Por cierto, la situación se hace extensible a Brasil.
¿Dónde leerlo?: En un lugar adecuado que permita su pormenorizado estudio.


nov 2 2010

Un mundo sin fin

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Continuación de las aventuras e historias de los herederos de Los pilares de la Tierra. Lo primero que llama la atención en este tocho best-seller es la senda y el aire apocalíptico que, en esta ocasión, el autor aporta como atmósfera a la novela. De esta forma, mientras la primera parte versaba sobre la idea de la construcción de la hermosa catedral de Kingsbridge en Inglaterra, así como de la idea de génesis u origen como algo placentero, esta obra ambientada en el mismo lugar dos siglos después, no obvia los elementos referidos a ingeniería y construcción, pero se centra en un devenir mucho más oscuro y crepuscular, donde el hambre, la guerra y la peste negra, convierten a los personajes en algo más que meros testigos de la maravilla mundial para verse sujetos a traiciones e intrigas de diversa índole; a la vez, la ciudad quiere abrirse al exterior por lo que el campesinado vive cada vez más pobre, los reyes y sus condes pelean por alargar territorios y el clero a veces escucha y otras manda.
Merthin, un obrero con ambiciones acepta el reto por parte del rey Eduardo III de construir un puente de piedra que una el condado de Kingsbridge con las ciudades más próximas, de esta forma, el comercio se rehabilita y familias enteras que no tenían con qué comer, pueden reinsertarse en un mercado donde el vellón y la lana son sus principales recursos de subsistencia. Merthin se encuentra con numerosos obstáculos por parte de Godwyn y sus hombres, más conservadores, pero se acaba realizando así como la obra que une el priorato con la Isla de los Leprosos, lugar donde también se construirán casas y cuyo fin rehabilitador es predominantemente social.

Calificación: Muy buena
Tipo de lector: Todo aquel interesado en las historias y la Historia.
Tipo de lectura: Amena y amable.
Argumento: Conflictos en torno a la obra civil subsidiaria a la catedral de Kinsbridge; si buscan el elemento picantón de Los pilares de la Tierra no lo encontrarán.
Personajes: Precisos si bien igual un poco maniqueos.
¿Dónde puede leerse? En una casa de campo, lejos del mundanal ruido.


sep 27 2010

El asedio

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Novela histórica ambientada en la etapa anterior a la Constitución de 1812 en Cádiz. Se trata del nuevo trabajo del famoso reportero de guerra reconvertido en escritor que nos cuenta una dura historia, donde lo más importante quizás sean los personajes, alrededor de una decena y media contando los secundarios con papel, si bien al lector se le quedarán en la cabeza la mitad o menos; y es que el drama que se narra es una epopeya sujeta a las pajas mentales ajedrecísticas y en torno a Sófocles de Rogelio Tizón, un comisario dePolicía lleno de chascarrillos grotescos, corrupto y escapista, al que le encargan la investigación de cuatro crímenes de cuyo autor todo el mundo se desentiende.
Ambientada en un Cádiz crepuscular, que no obvia el gracejo y zalamería de sus gentes, el escritor prefiere pintarnos una ciudad de comerciantes merodeada por un rey que medra por sus intereses, formando así un cuadro de costumbres, virtudes y vicios que queda representado en Lolita Palma y su familia. Ella es una mujer emprendedora y lista que parece ostentar el sostenimiento económico de la familia, con una hermana melindrosa y casadera y unos primos oportunistas, gallarda a su pesar debido a las circunstancias, una heroína donde las haya.
Dado que el libro narra un suceso que realmente ocurrió, no faltan de parte del ejército francés (al que España se enfrenta), personajes de enjundia como el capitán Desfosseux, un hombre que sin ser de acción, se ve obligado a atacar por altas instancias, profesor de Física de profesión, conocido por sus cálculos de balística, un intelectual o un bobo, cuya estrategia le hace merecedor de ganar tiempo desde la retaguardia.

Calificación: Entretenido, aunque con pasajes dedicados a sus lectores predilectos, inasequibles al aburrimiento.
Tipo de lector: Familiarizado con la Historia y el concepto de best-seller.
Tipo de lectura: Fría y desacomplejada. Sin pelos en la lengua
Argumento: El asedio de las tropas francesas a Cádiz antes de la Pepa.
Personajes: Además de los mentados, destacar a un taxidermista apocado, pero oficioso y a un bucanero humilde y bravo.
¿Dónde puede leerse? Delante de un esquema sobre las partes básicas de un buque para no perderse en las escenas de acción.


sep 23 2010

Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El 30 de enero de 1933, el Presidente de Alemania nombraba Canciller a un hombre que iniciaba su asalto al poder absoluto. Un  hombre cuyo nombre no merece ni siquiera ser escrito en estas páginas en las que se habla de libros y de literatura.
El ascenso del nazismo y la catástrofe a la que arrastró al mundo tuvo una serie de causas que se analizan en los libros de la Historia, pero más allá de todo efecto razonable, los estudiosos, entienden que hubo algo definitivamente perturbador y malvado, un germen que aún no ha podido ser totalmente explicado. Una presencia del Mal en el que lo terrible es que todos los rostros son humanos y que, quizás, no se vuelva a repetir.
Para que eso suceda, todos los estudios son escasos.
Rosa Sala Rose escarba en las raíces más profundas para arrancar una explicación, pasa revista a todos los conceptos que formaron parte del aparato ideológico y propagandístico del movimiento nazi. Algunos fueron utilizaciones mentirosas y sesgadas de actos culturales o hechos históricos robados en provecho propio, otros son utopías creadas por mentes alucinadas, y hay también juegos con lo arcano y lo esotérico para fascinar a las masas, que quedaron cegadas como insectos por ese teatro orquestado desde el poder.
Ario. Antorcha. Esvástica. Grial. Hielo. Nietzsche. Parsifal. Sol. Tannenberg. Valhaya. Wagner.
Están arreglados según ordena el alfabeto  y hacen el efecto de artículos breves. Hay algunos curiosos. Se nombra a los ideólogos y se dicen los lugares emblemáticos. Amena y bien planteada la entrada de Germania, el nombre que se pensaba dar a la nueva capital construida según un diseño urbanista megalómano y sorprendente.
Precede al diccionario un pequeño ensayo. La obra es muy interesante como lectura y de gran valor añadido como recurso.
Ayuda a explicar el viento maligno que heló la tierra.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera. Aficionados a la Historia
Tipo de lectura: Amena.
¿Dónde puede leerse?: Delante de un mapa de Europa.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.