ago 16 2010

Diario de lecturas

Artículo escrito por: Carmen Neke

¿Por qué querría alguien leer un libro en el que el autor habla sobre los doce libros que se ha leído durante un año, y las conexiones que ha ido estableciendo entre estos libros y su vida cotidiana, sus recuerdos personales, las noticias y sus otras lecturas? Puede haber dos motivos fundamentales: o bien los libros comentados le interesan mucho al lector, o bien el autor es capaz de contagiar su estusiasmo por estos libros.

Alberto Manguel consigue esto último en su libro Diario de lecturas. Los doce libros que comenta, uno por mes, son todos relecturas y por tanto libros a los que el autor quería volver por motivos muy diferentes según el caso. Manguel es un escritor, pero aquí se nos muestra esencialmente como lector, como el poseedor de una biblioteca a la que ama por encima de muchas otras cosas y como alguien que sabe gozar de sus lecturas. En varias ocasiones dice que leer es establecer conexiones entre lo leído y el mundo personal del lector: su realidad diaria, su pasado, los otros libros de su biblioteca. Conexiones puramente subjetivas y casuales, que van formando una obra nueva con cada lectura, porque nunca va a haber dos lectores que lean el mismo libro. En su diario Manguel nos va ofreciendo su lectura personal de los títulos elegidos, no para decir la verdad última y absoluta sobre ellos sino como una invitación al lector a que acuda a estos libros y haga su propia lectura personal de ellos. Al final de la introducción afirma:

Para el lector, cada libro existe en un estado de ensueño, hasta que las manos que lo abren y los ojos que lo examinan despiertan las palabras a la consciencia. Las páginas que siguen son mi intento de dejar constancia de algunos de esos despertares.

Calificación: Encantador.

Tipo de lector: Amante de libros sobre libros.

Tipo de lectura: Muy agradable y accesible, cumple perfectamente la máxima clásica de “enseñar deleitando”.

¿Dónde puede leerse? En cualquier parte.

¿Dónde comprarlo? Encárguelo en una buena librería, donde después también podrá encargar alguno de los títulos que se comentan en este libro. Que el entusiasmo de Manguel por sus lecturas es contagioso en grado sumo.


ago 13 2010

París no se acaba nunca

Artículo escrito por: Carmen Neke

En París no se acaba nunca, Vila-Matas hace un retrato implacable de sun yo juvenil durante los dos años que vivió en Saint-Germain-des-Prés, como un joven impostor que asume todas las poses de sus modelos literarios porque está convencideo de que esa es la única forma de llegar a ser un auténtico escritor. Me divertí muchísimo con su imagen de muchacho vestido de negro (la desesperación le parecía entonces la única actitud válida ante la vida) que se sentaba en la terraza de un café a leer a los poetas malditos franceses con un par de gafas falsas que debían darle el necesario aspecto de intelectualidad. No veía nada con ellas puestas, pero lo importante no era leer a estos poetas sino la pose, el ser visto leyendo tales libros. También me hizo reír el hecho de que no fuera capaz de entender una palabra del francés que le hablaba su ilustre casera, Marguerite Duras, según un amigo debido al hecho de que la Duras era una gran escritora y por ese motivo hablaba un francés superior.

El autor se ríe de sus locuras de juventud con la misma ironía llena de ternura con la que se ríe de su yo actual, empeñado en conseguir un dudoso parecido físico con Hemingway que le compense del deterioro inexorable de los años. O la ironía con la que recuerda sus problemas técnicos como escritor principiante ante cómo reproducir los diálogos en su novela: ¿separados con guiones, escritos entre comillas? Dilema que acabó siendo resuelto por un artículo de la revista Tel Quel (la biblia de los literatos franceses de vanguardia) que dictaminaba que los diálogos en las novelas eran algo reaccionario y anticuado. El joven Vlia-Matas, que se encontraba en aquel momento en un café rodeado de gente dialogando, decidió que la realidad no tenía por qué afectar en modo alguno a la modernidad narrativa:

Toda aquella gente que dialogaba seguro que eran votantes del político de derechas Giscard d’Estaing y, además, se les notaba mucho que no tenían poética, eran de una vulgaridad aplastante y lo que decían probablemente también.

Finalmente, el aprendiz de escritor termina su novela y vuelve a Barcelona, con la impresión de haber ido a París solamente para aprender a escribir a máquina y para recibir por boca de su casera el criminal consejo de Raymond Queneau: “Usted escriba, no haga otra cosa en la vida”. Y a eso dedicó el resto de su vida, a escribir, agradeciendo además el no haber conocido en París una felicidad juvenil que añorar ahora en sus años de madurez. Porque si bien anhela un parecido físico con Hemingway, no quiere acabar como él: después de haber vivido una vida apasionante y haber ganado el Nobel, acabó al final de sus días sintiendo nostalgia de ese París en el que fue joven, pobre y muy feliz. A Vila-Matas el fracaso de sus experiencias juveniles le salvan de ese tipo de nostalgia, y si bien reconoce que París no se acaba nunca, también confiesa con humor que lo que más le gusta de París es que sea una ciudad sin catedral ni casas de Gaudí.

Calificación: Estupendo.

Tipo de lector: Un libro muy recomendable para todos los letraheridos que sueñan con ir a París a hacerse escritores sentados en los veladores de los cafés. Al menos si saben reírse de sí mismos.

Tipo de lectura: Una fiesta para los amantes de la literatura, un infierno para los demás.

Argumento: Cómo hacerse escritor y no morir en el intento.

Personajes: La bohemia parisina de los años setenta.

¿Dónde puede leerse?: En la terraza del Café de Flore, en Saint-Germain-des-Prés.


jun 23 2010

Los paseos de Agatha Christie

Artículo escrito por: Augusto Prieto

¿Les gustan las novelas de Agatha Christie? Quien conteste afirmativamente a esta pregunta habrá disfrutado con los paisajes profundamente ingleses en los que se desarrollan sus narraciones, the quintaesncial english countriside. Habrá soñado con ellos.

Ahora tienen la oportunidad de acercarse a ese mundo y situar geográficamente las novelas de la creadora de Hercules Poirot y de Mistress Marple.

Jean-Bernard Naudin realiza un reportaje fotográfico del país de Devon que François Rivière, especialista en el género policiaco documenta, para acercarnos a la landa de Dartmoor; porque allí, en el Haytor Hotel, escribió su primera novela; a la Riviera Inglesa y a la isla del misterio de los Diez Negritos.

Un libro de documentación ideal para planear un viaje por Inglaterra con la cesta de picnic y los paraguas en el maletero.

Hay mapas, informaciones sobre hoteles y retazos de los diarios personales de la escritora.

Para facilitar el carácter evocador de las imágenes, estas van acompañadas de textos alusivos de la prolífica narradora.

Hay también interesantes detalles biográficos para los fanáticos de la gran dama de la intriga.

Un libro delicioso para hojear, para consultar y para viajar con el por un territorio de Europa especial y bastante desconocido.

Calificación: Bueno.

Tipo de lector: Curioso.

Tipo de lectura: Sencilla.

¿Dónde puede leerse?: Lo dicho, sobre el mantel de picnic (recordar el hule).

¿Dónde encontrarlo?: en www.unapalabraotra.org lo compré yo.


jun 11 2010

Como una novela

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Decepciona un poco la levedad de lo que pretende ser un pequeño ensayo sobre la iniciación y el placer a la lectura. Pennac, francés, nacido en Casablanca, que ejerció como profesor de instituto, hace un pequeño repaso, muy ilusionante es cierto, sobre la relación de los niños y los jóvenes con el mundo de la lectura, con reflexiones interesantes sobre los fallos del sistema educativo con los adolescentes y alerta contra el acomodamiento de los docentes en las rigideces del academicismo.

Es un libro fresco, pero demasiado ligero. Útil para profesores y sobre todo para padres preocupados por la relación de sus hijos con el mundo de la lectura. Sutilmente pedagógico.

El ensayo termina con un famoso decálogo en el que aparecen los derechos del lector, derecho a no leer, a saltarse las líneas de un libro, etc.

Pennac es brillante escribiendo y certero en la elección de los ejemplos literarios, por eso se echa de menos algo más de profundidad en la materia que analiza. Todo se queda en un rosario de buenas intenciones y de pensamientos atrapados al desgaire.

El libro tuvo un gran éxito en Francia donde adquirió una fama de transgresión y de novedad bastante desproporcionada.

Calificación: Flojo.

Tipo de lector: Cualquiera. Interesados en la enseñanza.

Tipo de lectura: Amable.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio.

¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual.


may 3 2010

El cuaderno dorado

Artículo escrito por: Carmen Neke

El cuaderno dorado de Doris Lessing ha sido siempre un libro polémico, en primer lugar para su propia autora, que se rebela contra la etiqueta de “feminista” que se suele aplicar a esta obra. Nunca fue su intención, afirma, escribir un libro sobre la guerra entre los sexos. El tema de la creación literaria, en cambio, es fundamental en la novela. En el prólogo ya dijo la autora que la elección como personaje principal de una escritora con bloqueo literario fue algo muy consciente, y sospecho que también autobiográfico. La única manera que encuentra Anna, la escritora protagonista, de continuar escribiendo es la de dividir sus experiencias en compartimentos separados, y adjudicar un cuaderno de diferente color a cada tema del que quiere escribir (relaciones personales, recuerdos, ideología …).

Los diferentes cuadernos ofrecen un interesante juego de puntos de vista: el cuaderno negro y el rojo (que se ocupan respectivamente de la situación política en África y del comunismo) apenas presentan entradas personales. El cuadernoamarillo y el azul cuentan la misma historia, el amarillo en forma de microrelatos y el azul en forma del diario de Anna en primera persona. Y al final, el cuaderno dorado recoge esta misma historia por tercera vez, contada en tercera persona. Cada una de estas versiones nos va a ofrecer una imagen muy diferente de la relación amorosa entre los protagonistas, y sobre todo una imagen distinta del personaje masculino protagonista, un escritor americano.

La autora va planteando todos esos diferentes temas en cuadernos separados (para cuestiones intelectuales, emocionales, políticas…). Pero al final, cuando llegamos al Cuaderno Dorado, vemos que en el fondo todo es lo mismo. Que las leyes, los miedos y las emociones que rigen el mundo de las emociones también son las que van a determinar nuestro comportamiento político o intelectual.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Cualquier lector experimentado y sin tapujos.
Tipo de lectura: Densa, para leer con lentitud saboreando cada página.
Engancha desde la primera línea.
No le sobra ni una página.
Argumento: Una mujer que intenta vivir su vida y escribir en tiempos revueltos. El libro habla sobre las relaciones de pareja de una manera auténtica, creíble y desgarradora, sin caer en el melodrama.
Personajes: Mujeres que intentan ser libres, hombres que no les facilitan la tarea.
¿Dónde puede leerse? En un sitio tranquilo, que su lectura requiere concentración.


Coleman HawkinsDesafinado


abr 24 2010

Index Librorum Prohibitorum Et Expurgatorum

Artículo escrito por: Augusto Prieto

A lo largo de los siglos la iglesia católica publicó este índice de libros prohibidos en el que se incluyeron todas las obras filosóficas o literarias que se consideraban dañinas para su doctrina. Durante muchos años este listado se convirtió en una guía de lectura para las personas ilustradas y un honor figurar en sus páginas junto a Voltaire, Descartes, Balzac, Zola o Gibbon. Hoy ni siquiera es eso aunque puede ser un table book caprichoso para la mesa de café y no deja de ser una curiosidad ojear sus páginas. Un despropósito que se inició en 1559 y al que aún se siguió agregando títulos después de la última edición de 1948.

A partir de 1930, todas las ediciones llevan un prefacio en italiano del célebre cardenal español Rafael Merry del Val, un aristócrata refinado y mundano que rozó el solio pontificio. Condenó el modernismo y en su escrito habla del Demonio como inspirador de ideas nefastas, del poder seductor de la literatura y del peligro que encierran los libros maliciosos para el lector incauto. Una joya.

Calificación: Caprichoso

Tipo de lector: Cualquier persona ociosa.

Tipo de lectura: Espesa, se trata de una lista de libros con sus autores, en latín.

¿Dónde puede leerse?: Causa sensación en el metro.

¿Dónde encontrarlo? Librerías anticuarias o de impresión sobre demanda. www.ilab.org/

Tema musical de Cristóbal de Morales. (Pep Poblet & Coral Regina)

Imagen de previsualización de YouTube