jun 16 2013

Twilight of the Romanovs

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Twilight of the Romanovs (A photographics Odyssey Across Imperial Russia) es un libro de gran formato editado por Thames & Hudson. Un libro elegante, de cuidada edición y de una belleza arrolladora.
Fotografías en blanco y negro, fotografías en color, textos de Nabokov, Lermantov o Chéjov, por poner un pequeño ejemplo. Todo estructurado para poder recorrer un imperio zarista imponente, de este a oeste o de norte a sur; una Rusia hambrienta, violenta, rural y oculta. La Rusia de los zares.
Los textos aparecen sin excepción, en inglés. Desde luego, conocer el idioma hace que el encuentro con este volumen sea gratificante y fructífero. Pero los que no entiendan el idioma pueden acercarse de la misma forma porque la belleza visual no tiene impedimentos.
El lector disfrutará de imágenes de los zares mientras que lo eran y de alguno cuando ya dejó de serlo; de sus familias, de militares, de campesinos, de revolucionarios de fábricas, de paisajes colosales y desconocidos.
Twilight of the Romanovs es un libro caro, muy interesante, que nos traslada a un tiempo en el que un imperio dejó de serlo de la noche a la mañana.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lectura: Agradable, reconfortante.
Tipo de lector: Cualquiera que esté interesado en la Rusia zarista. O en la fotografía.
¿Dónde puede leerse?: A bordo de un tren cruzando Rusia.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual.


oct 22 2012

Fotografiar del natural

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

A la par que Cátedra u otras editoriales, hace más de una década que Gustavo Gili lleva editando esta colección de ensayos fotográficos de las cuales éste, de uno de los principales cameraman de la MAGNUM, Henri Cartier-Bresson, destaca por los consejos a neófitos y su visión artística del asunto. Y es que la fotografía, esa hermana pequeña y gruñona del periodismo que no llegó a ser considerada más que un arte menor, requiere además de ciertas destrezas manuales y técnicas y de una sensibilidad para los encuadres, que en ocasiones resulta difícil vislumbrar si es o no comparable a la pintura.
El autor es consciente de que captar el instante como lo hizo Monet requiere de talento, por lo que opta a la hora de aconsejar al personal sobre la realización de un trabajo serio por el distanciamiento y la humildad. Fotógrafo de viajes y de esencias, nos confiesa estar contento por ser conocido debido a una foto en la que no aparece, y es que esa debe ser la máxima inspiración aún hoy, la invisibilidad, tarea que se hace más reclamable en un mundo masificado de imágenes, textos y vídeos.
En tiempos donde declararse fotógrafo, aunque sea aficionado o amateur, parece un despropósito de por sí (pronto los chicles de menta traerán cámara incorporada, si no al tiempo), el lector aficionado a observar encontrará en este ensayo el rigor y la falta de recetas preestablecidas necesarias.
Tampoco es este un manual del oficio, si no más bien de lo que no debe ser el oficio de fotógrafo; sus premisas son sencillas o simples y el don de la oportunidad tampoco es sólo condición sine qua non para concebir desde material fotosensible químico o eléctrico ese instante decisivo o simplemente algo que se deje ver.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Aficionados a la fotografía o estudiosos.
Tipo de lectura: Diáfana.
Argumento: Lo inaprensible en fotografía.
Personajes: Aparecen colegas y amigos dispares como André Breton, Robert Capa o Jean Renoir.
Donde leerlo: Caminando desde la Gare D’Orsay al Museo de Arte Moderno parisino.


dic 10 2011

Monuments of the Incas

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Magia.
Una imagen vale más que mil palabras.
John Hemming y Edward Ranney han triunfado en la creación de una obra que mantiene el misterio de la antigua civilización de los Incas: Ranney con unas fotografías en blanco y negro que expresan la fuerza y la sutileza de la lineal arquitectura del Tawantinsuyu despojadas de todo rastro de vida, realizadas desde extrañas angulaciones, con una utilización soberbia de la luz –y de sus sombras- cuyo ejemplo más destacado es la imagen de la guarda, la fuente conocida como Baño de la ñusta de Oyantaytambo; Hemming con un texto ameno y evocador que no aventura hipótesis ni se recrea en teorías, viajamos de su mano por el mapa de los primeros cronistas españoles: Sarmiento de Gamboa, Poma de Ayala, Garcilaso de la Vega, Cieza de León o Cristóbal de Molina, recuperamos con estos textos las estampas literarias de la época y también las de los primeros visitantes contemporáneos como Hiram Bingam o Alexander von Humboldt. Es más la mirada de un viajero diletante que la de un experto historiador.
Texto e imagen sitúan las ruinas en el paisaje, el paisaje en la Historia, la Historia en lo cotidiano que la conforma.
Los yacimientos más importantes se explican desde el itinerario del visitante y no desde los estratos del tiempo, y se interpretan con lógica y prudencia, acompañándose con numerosos mapas y planos. Desde la Isla del Sol a Ingarapica. Pisac, Moray, Chinchero, Machu Pichu, Coricancha, Sacsahuaman… diecisiete enclaves legendarios recuperados por la magia de la fotografía y de la palabra en una hermosa reedición de Tames & Hudson Ltd. sobre dos tomos separados, editados por la New York Graphic Society en 1982, y la University of New Mexico Press en 1990.

Calificación: Muy hermoso.
Tipo de lector: Aficionados a la arqueología y la fotografía de arte.
Tipo de lectura: Un inglés bastante asequible.
¿Dónde puede leerse?: Tranquilamente en el Bread & Breakfast de Gastón Anturio, en el Cuzco.
¿Dónde encontrarlo?: Búscalo en tus librerías habituales de viaje, www.orixa.com, www.deviaje.com


sep 11 2011

El delta del Ebro

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Tierras emergidas, inmensos arrozales en los que se refleja el sol del amanecer, cofradías de pescadores de entre las más antiguas de España, concesionadas sobre derechos de pesca otorgados en el siglo XII; un sistema dunar perfectamente conservado; salineras y saladares.
Poblaciones estables de flamencos.
El Delta del Ebro es un sistema natural complejo e inestable, marco de la lucha secular de la ciudad de Tortosa contra la corona, en su defensa de antiguos derechos.
El libro recopila fotografías de este monumento natural y textos informativos.
Tortugas mediterráneas que vuelven a poblar las aguas gracias al esfuerzo de los naturalistas, balsas de ninfeas -los ullats-; flores raras.
Las imágenes congelan un mundo cambiante como las migraciones de las aves, impenetrable como la ornitomancia, llamado a desaparecer hundido bajo las aguas como una nueva Tartessos por la desmesura de las aguas embalsadas, por las políticas erráticas de aprovechamiento del territorio, por la amenaza de trasvases demenciales. La mano del hombre crea y destruye.
Un mundo cercano que merece la pena conocer.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionados a la naturaleza y la ornitología.
Tipo de lectura: Sencilla.
¿Dónde puede leerse?: Sentado cómodamente en el puente de Lo Passador.
¿Dónde encontrarlo?: En el ecomuseo del Parc Natural del Delta de l´Ebre.


nov 28 2010

Slim Aarons, Once Upon a Time (Frank Zachary)

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Slim Aarons es un destacado fotógrafo estadounidense, trabajó para las más prestigiosas revistas: Harper´s Bazaar, Vogue y Travel & Leisure, entre otras. Su especialidad fue retratar a los ricos: aristócratas, estrellas de cine, millonarios. Los fotografió en su país y también en Europa. Comenzó a hacerlo al terminar la guerra mundial y en este libro se hace una selección de sus trabajos hasta la década de los ochenta del siglo pasado.
Un trabajo desconcertante. Porque por debajo de la fachada benévola que pretenden las instantáneas, va consolidándose en las imágenes, a lo largo del tiempo, una atmósfera cruda y perturbadora. Los personajes aparecen aislados en su bienestar, enmarcados en sus casas fabulosas frente al mar, en los salones de los palacios inmensos o delante de sus fachadas.
Según avanzaba ese siglo XX que Aarons capturó, una crueldad inasible se infiltra en las fotografías dotándolas de una fuerza estupefactiva. Se ve claramente comparando la diferencia entre la imagen de Cayetana de Alba guiando su landó frente a la fachada de Liria, 1958; con la de su hija Eugenia niña, en 1976, grotescamente kitch ante el retrato de su antepasada ilustre, pintada por Goya. Imitando su postura.
Aarons transforma a los privilegiados -en Santa Bárbara, en Nueva Inglaterra, en Palm Springs- en habitantes de un mundo tecnicolor; mientras que incide sobre lo anacrónico en el retrato de la aristocracia europea, vana, decadente, poderosa en su herencia iconográfica.
Las anécdotas que salpican los pies de foto añaden un valor a lo contado con imágenes, como lo hacen los estilismos, especialmente los de la década de los ochenta. (La princesa Bianca Hanau-Schaumburg, en su chalet de Gstaad, bellísima, con un mono rosa indescriptible, con unas botas peludas, con un cinturón de ¿ocelote? Tremenda, teñida, rodeada de estalactitas de hielo. ¿Cómo pudo salir airosa de esa foto?)
Es poderosísima la imagen de la familia del príncipe Massimo, fotografiada en el palacio Massimo alle Colonne, con la que cerramos el libro sintiéndonos observados; y también la de la princesa Colonna, con su hijo Próspero, en el salón del palacio dedicado a la memoria de su antepasado, Marcantonio, capitán general de la Iglesia en la batalla de Lepanto. Estremecedoras en sus bellezas artificiosas -amplificadas por la mise en scene- Eva Gabor, Audrey Hepburn o Lauren Bacall.
Los paisajes abiertos, como el que recoge la portada (Son los Guest, madre e hijo, en Villa Artemis, Palm Beach, 1955), quedan definitivamente congelados –en el menos metafórico sentido de la palabra- en la fotografía.
Once Upon a Time, Erase una vez, es como su nombre indica un cuento de hadas y una rememoración. Como en todos los cuentos hay brujas (las hermanas Young, tres auténticas arpías) y princesas encantadas, miradas tristes y príncipes valientes (el Honorable Timothy Jessel, delante de su Jaguar rojo, 1955), todos salen (¿o entran?) de su hechizo por la magia de la técnica. Es un testimonio histórico importante, donde los ricos muestran cierto rostro humano que parecen haber perdido hoy, con la voracidad abstracta de los mercados y la manipulación del photoshop, cierta ingenuidad, como la de la fotografía de Jackie Kennedy, empañada por la pérdida de la inocencia que supuso una guerra que devastó un mundo que –recordemos- sobre todo era de ellos.
¿Fueron felices?

Calificación: Muy Bueno.
Tipo de lector: Aficionados a la fotografía y la crónica social. Cazadores de anécdotas.
Tipo de lectura: Escasa, un par de textos introductorios bastante intrascendentes.
Personajes: Exquisitos o grotescos pero inquietantes todos.
¿Dónde puede leerse?: En la cama, desayunando huevos Benedict, por supuesto.
¿Dónde encontrarlo?: En la librería de Elena Ochoa, Lady Norman Forster, en Madrid, tienen un impresionante catálogo de libros de fotografía. www.ivorypress.com


jul 5 2010

Himalayas, were gods and man meet

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Lo primero que nos sorprende de este libro, en el que Jaroslav Poncar, fotógrafo checo, enamorado de los majestuosos Himalayas desde niño, compendia el resultado  de treinta años de trabajo, es su tamaño. Medio metro de ancho y treinta y cinco centímetros de altura, apaisado, que permite a la impresión de las fotografías una fuerza sobrecogedora.

El formato que eligió en los setenta es la fotografía panorámica y en el plasmó para nosotros los paisajes, quizás, más dramáticos de la tierra por la fuerza excepcional con que allí se despliega la naturaleza. La mayoría de las imágenes están tomadas en el valle de Zanskar y en otros lugares de Ladakh, en el legendario reino de Mustang y en los ocultos valles de Buthan.

Poncar nos presenta una naturaleza abrumadora, retrata la soledad del hombre y el ambiente de religiosidad que empapa los valles escondidos entre las nieves eternas del Techo del Mundo. Documenta rituales mágicos, místicos y funerarios.

Himalayas, were gods and man meet, recibió el German Photo Book Award 2005. Es un documento histórico excepcional, un regalo para la vista de quien ha visitado las grandes montañas de Asia o de quien se propone hacerlo y busca documentación sobre los monumentos naturales más impresionantes. Para amantes de la fotografía y de la naturaleza.

Poncar fue el primer europeo en atravesar el Himalaya de este a oeste. Como miembro del proyecto German Apsara, ha producido importantísima documentación fotográfica sobre las ruinas de Angkor en Camboya y las pinturas murales de los monasterios budistas de Alchi, en Ladakh.

Edita Timeless una producción cuidada e impecable, con una breve introducción y citas seleccionadas para algunas de las imágenes, todo ello en una edición bilingüe en inglés y alemán.

Calificación: Estupendo

Tipo de lector: Amantes de la naturaleza y la fotografía

¿Dónde puede leerse?: Al regresar de un viaje para rememorar.

¿Dónde encontrarlo?: Inténtalo en tu librería favorita de viajes, por ejemplo www.deviaje.com