Los misterios de Udolfo

Artículo escrito por: Augusto Prieto

No puede ser que yo no defienda aquí lo que afirman con rotundidad los editores y las enciclopedias: que Los misterios de Udolfo, de Ann Radcliffe, publicada en 1794, es uno de los más destacados ejemplos de la novela gótica.
Porque es cierto que presenta las características del género: la atmósfera de misterio, los castillos tenebrosos, la incursión en lo incierto. Y que lo inicia, puesto que lo más destacado de ese género vendrá después.
Pero por encima de todo es una novela que bascula entre lo romántico y lo racional, y sí que cumple, por tanto, con esa función de bisagra literaria entre el racionalismo de la Ilustración y la necesidad de mantener viva la llama de lo ulterior, tan típica del Romanticismo.
A la vista de hoy, podríamos decir que Los misterios de Udolfo es un culebrón, una historia melodramática de amor y negación, enrevesada hasta el enmarañamiento, en la que lo sobrenatural termina explicado, y la protagonista se mueve encorsetada por la razón y las conveniencias sociales. Una novela en la que todos los personajes viven en castillos, donde las grandes montañas, los paisajes agrestes y grandiosos, marcan el correlato con la reflexión sobre lo variable y lo insignificante de la condición humana; en medio de esas montañas el villano Montoni es la encarnación del mal, y la heroína se desvanece varias veces en cada capítulo.
Se hace presente también ese curioso trampantojo por el que los ingleses buscaron el misterio en cierto exotismo meridional, idealizado y bandidesco, cuando lo tenían en su isla envuelto en nieblas Tudor.
La información se le da al lector cuidadosamente dosificada para mantener su atención, dificultada hoy por lo farragoso de algunos diálogos y la de ciertos explicativos.
La Radcliffe destaca por una búsqueda prematura en la historia de la literatura, la de unos asideros psicológicos para el terror en vez de sostenerlo únicamente en lo sobrenatural. Una búsqueda de la verosimilitud.
Y quizá sea esa transversalidad de novela gótica, romántica, moralizante y realista, la que ha hecho de Udolfo una historia influyente y destacada.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Voluntarioso, aficionado a los folletines.
Tipo de lectura: Algo espesa.
Argumento: Enrevesado.
Personajes: Románticos y arquetípicos.
¿Dónde puede leerse?: En un castillo.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


Comentarios cerrados.