La conciencia de Zeno

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Zeno Corsini analiza los más destacados capítulos de su recorrido vital, interpretando los procesos de su conciencia en una novela psicoanalítica.
Quien se sienta en la tumbona es una clase social, la burguesía; un género, el masculino, que todo lo desprecia y lo excluye; una ciudad gris, melancólica, italiana y austriaca: Trieste; en una época histórica que declina.
Todo lo vemos a través del análisis detallado por ese hombre.
Zeno Corsini se nos hace insoportable como si conviviéramos con él. Constatamos que es un imbécil, machista, clasista, mezquino, pagado de sí mismo. El perfecto burgués.
No vamos a hacer comparaciones con otro tiempo perdido porque el de Svevo, al menos en esta novela quiere ser desechado más que recobrado. Parece amortizado.
Para que el libro hubiera sido una obra maestra, su autor debería haber publicado el contrapunto, una conciencia de los demás personajes que completasen la egolatría mentirosa y parcial de su protagonista.
El tono resulta hipócrita, notarial. Una larga, prolija y excesiva confesión psicoanalítica ordenada por capítulos distribuidos en compartimentos estancos por una mente enferma: matrimonio, amante, negocio, adicciones y figura paterna.
Al final recibimos la guerra casi con alivio para que nos saque de donde Italo Svevo nos había metido, porque sabemos por fin que la ciudad neurótica en la que se desenvuelve la novela, cambiada, será traspasada de la mitteleuropa a la periferia del evanescente nacionalismo italiano para convertirse en un mito.
Italo Svevo es un pesado que nos machaca con la introspección de su personaje, un antipático.
Para provocarnos de esa manera, hace falta ser un buen escritor, concienzudamente convencido de lo que se está haciendo.
Capaz de dar vida a sus personajes con la descripción y la palabra.
Con la creación de una conciencia, la de Zeno.

Calificación: Neutro.
Tipo de lector: Intenso, psicoanalítico.
Tipo de lectura: Monótona.
Argumento: Notarial.
Personajes: Perfectamente dibujados.
¿Dónde puede leerse?: En Trieste, en un café, un día de lluvia.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


Comentarios cerrados.