Los últimos días de Pompeya

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Enmarcado dentro del romanticismo decimonónico inglés, pero con carácter más lírico que épico; el poeta, político y novelista, E.G. Bulwer Lytton, triunfó con esta suerte de novela histórica tan lejana en espíritu como cercana en mimbres a las de Walter Scott, situando la peripecia en un sur de Italia que nos es descrito con profusión de detalles desde sus viviendas, su circo y sus amores.
A pesar de que cómo se apunta en el título, la ciudad está a punto de desaparecer, no se abunda demasiado en el clima decadente propio de la distinción rigurosa entre patricios y plebeyos. Existen conversaciones enjundiosas entre filósofos como Salustio, con otros que no creen serlo tanto como Glauco o Arbaces y que sin embargo disertan y dialogan como si lo fueran. Empieza, además, a cuestionarse la fragilidad como falta o virtud femenina gracias a personajes como los de Nydia e Iona.
La historia principal es el amor entre Glauco e Iona, a pesar de estar a un tiempo fuera de campo; ella muestra toda su fuerza intelectual en la intuición, mientras él contempla su belleza. Arbaces se muere de celos, tanto que podríamos estar ante un principio de Otelo en el que finalmente gana el Vesubio o el catolicismo del enamorado más que cualquier veneno de fuerza mortal.
En la ingenuidad de esta propuesta aparecen muchos más personajes; se dibujan los baños turcos, donde el vicio queda depauperado por el poder de la poesía, una lírica que hoy se nos antoja tradicional, pero que gana en poder de evocación gracias a ser cantada primero por una florista para terminar en epílogo epistolar alegre.
Tal vez Salustio, que empieza siendo el epicúreo por excelencia, es el que más pruebas de tolerancia recibe, todas ellas superadas por el afán de amistad.
Todo ello nos lleva a una agradable lectura, siquiera algo alargada en su nudo, precursora de dramas, tragedias y comedias, siendo esta indefinición de género todo un sustrato sobre el que ahondar y no tanto un prejuicio.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionado a la Historia y la poesía.
Tipo de lectura: En distintas claves.
Argumento: El amor, los celos, el placer intelectual.
Personajes: Novelescos.
¿Dónde leerlo?: En una terraza cerca del Foro Romano.
¿Dónde comprarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


Comentarios cerrados.