A la caza del amor

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Los libros de Nancy Mitford guardan más cosas de las que aparentan. Detrás de la novela amable, del inteligente humor británico y de una narrativa creada con la intención de entretener, la autora británica -celebrada en vida- hace un retrato exacto de su época y de su clase social, que cobran vida para el lector con sus luces y sus sombras.
Perfectamente graduadas.
Las luces son las de la civilización llevada a su grado más alto. Las sombras llegan con la guerra, el sometimiento de la mujer a las convenciones, los traumas familiares.
Los ambientes, que la autora conoció bien, son las grandes casas de campo de los Costwolds, con sus cacerías y la vida familiar, también los esquemas sociales de la temporada en Londres o el París feliz de la drôle du guerre.
Unos mundos que desaparecerán.
Pero hay momentos en los que Mitford desliza su ingenio hacia lo escalofriante, como lo que refiere de la Guerra Civil española, y lo domina para revelar grandes verdades, que pocas veces se reconocen mejor que en la opinión de un extraño civilizado.
La autora se crió en el medio de la saga que retrata, una familia excéntrica y chocante. Cada una de las hermanas Mitford seguiría después caminos diferentes e insólitos.
La materia literaria le venía dada, quizás también el barniz de la ironía y del humor. Pero dejarlo escrito para nosotros es un esfuerzo de catarsis y un mérito personal.

Calificación: Exquisito.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Muy amena y entretenida.
Argumento: Algo delirante aunque se va conteniendo según avanza, solidificándose.
Personajes: Excéntricos.
¿Dónde puede leerse?: En los Costwolds, of course.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


Comentarios cerrados.