Charanga

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Charanga es un cómic firmado por Aude Picault. Cuenta poca cosa. Una noche en la que las charangas universitarias se juntan invitadas en un pueblo y pasan la noche tocando, bebiendo, vomitando y buscándose unos a otros. Alda, la protagonista, busca a Bilu. Y se va enterando de algo que ya sabe todo el mundo excepto ella misma. El muchacho no está allí porque ha ido con la novia a pasar unos días a otro lugar. Los disfraces son importantes puesto que, a medida que pasa la noche, van desapareciendo y con ellos los personajes para que las personas vayan teniendo mayor importancia. Y poco más.
El dibujo de Aude Picault es detallista, tendente a la caricatura. Cuida mucho el color jugando con las tonalidades que buscan el brillo, la soledad o la tranquilidad que acompaña a los personajes. Pero el guión es muy irregular y, muchas veces, especialmente superficial. Hacer una lectura generosa con el fin de encontrar algo que queda por debajo es difícil. No hay gran cosa.
Los personajes no terminan de aparecer con la claridad esperada. Incluida la protagonista. Esta es la razón fundamental por la que la atención del lector puede quedar dispersa hasta desaparecer. La sensación es la de estar ante un trabajo dedicado a los amigos olvidando a los lectores.
Es un cómic prescindible.

Calificación: Regular.
Tipo de lectura: Insípida.
Tipo de lector: Pues no lo sé. Quizás los jóvenes se diviertan algo más con esto. Pero me extraña porque ser joven no es lo mismo que tragar con cualquier cosa.
Argumento: Las noches de fiesta dan para mucho.
Personajes: Desaparecidos.
¿Dónde puede leerse?: Supongo que durante una noche de fiesta multitudinaria.
¿Dónde puede comprarse?: Pídelo en tu librería habitual. En las bibliotecas públicas puedes encontrarlo.


Comentarios cerrados.