Decidme cómo es un árbol

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Memoria de la prisión y de la vida, subtitula el poeta Marcos Ana su biografía. Y el valor lo tiene en su testimonio directo.
Nos sorprende la falta de rabia, de desesperación, la ausencia de zonas oscuras, el trazado de ese rumbo heroico sin conflicto, y lo podemos entender porque Marcos Ana fue encarcelado por motivos políticos al terminar la Guerra Civil, con diecinueve años, y no fue liberado hasta 1961, Las cárceles del franquismo le robaron la juventud, literalmente. Pasó del idealismo del adolescente a la iniciación en la madurez y este hecho de una dureza excepcional construye el personaje de Marcos Ana como persona.
Y define a sus captores.
Marcos Ana poeta, existe en su obra salpicada entre las páginas. Una obra poética diáfana que tiene la contundencia de la belleza, en donde vemos que el activista Marcos Ana se estrena con la mirada sincera y la decisión aventurera de la juventud, aunque esa mirada se torna menos atractiva en la última parte de la biografía, que es más un repaso a sus encuentros por el mundo con personajes destacados y sus contactos políticos, que interesarán no obstante a los estudiosos de la época.
La situación de cautiverio y la poesía del preso Marcos Ana trascendieron las fronteras de España, indignaron al mundo civilizado y lo convirtieron en una figura novelesca que no está en este libro.
Porque desgraciadamente, Marcos Ana solo es un hombre que había olvidado cómo es un árbol.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Sincera, un poco más aburrida al final en el recuento de sus giras por el mundo.
Argumento: Una vida.
Personaje: Un hombre.
¿Dónde puede leerse?: Delante de una cárcel.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual


Comentarios cerrados.