Doctor No

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Uno de los personajes más famosos de la historia de la literatura es James Bond, el agente secreto del MI6 británico. Su creador, el londinense Ian Fleming, no llegó a saber la dimensión que tomó 007 al morir de un infarto antes de que alcanzara la fama que tiene.
Bond es duro, astuto, bien parecido, valiente. No duda un instante si tiene que apretar el gatillo, pero no abandona jamás a un amigo en peligro. Es el icono de una época en la que los rusos y los chinos eran los enemigos de todos los demás; la forma -tal vez, la única- de hacer frente a los malos.
Fleming dejó que su experiencia vital se arrastrase hasta su obra literaria. Dicen que el parecido entre autor y personaje era inmenso. Lo que es seguro es que muchas cosas de las que cuenta Fleming ya las había vivido él durante su época de agente de los servicios secretos británicos.
Debe ser por ello por lo que Fleming consigue relatos fáciles y fluidos en los que apenas se encuentran fisuras. La literatura de Fleming no es gran literatura aunque los amantes de la novela policiaca o de espías se divertirán desde la primera página de cualquiera de sus obras. Buen diseño de personajes, tramas sin trampas narrativas o información sesgada y que fluye con facilidad pasmosa, unos remates de la acción coherentes.
Doctor No es muy divertida. Con un arranque solido, Fleming teje una trama en la que 007 despliega todos sus encantos y toda su potencia como agente serio, implacable y casi invencible. El villano, un chino llamado Doctor No (nombre falso que incluye el título de doctor para parecer más importante y el no como negación de la figura del padre) es un villano extraordinario que el autor sabe manejar con precisión para que la tensión narrativa sea intensa en todo momento. Honey es el personaje que acompaña a Bond gran parte de la novela. Encantadora, inocente y guapa. Es el mismo personaje que interpretó Ursula Andress en la película que adaptó la novela al cine.
Doctor No es una novela que cualquier joven leería sin enterarse. Lenguaje sencillo, trama sencilla, nada de alardes literarios que compliquen un viaje apasionante junto al agente secreto más famoso de la historia.
¿Quiere usted que su hijo o sobrino o nieto lea? Pues inténtelo con Fleming y su 007. Comenzar con Faulkner o Proust es mucho más complicado. Pero no se preocupe. Después de Ian Fleming llega lo demás.

Calificación: Muy divertido y de calidad.
Tipo de lectura: Amena, fácil.
Tipo de lector: Cualquier aficionado a la novela policiaca o de espías. Jóvenes y adultos.
Argumento: 007 viaja a Jamaica para pasar unos días al sol y acaba con un peligro mundial.
Personajes: Redondos para lo que se espera de una novela de estas características.
¿Dónde puede leerse? Junto al reproductor de DVD’s. Después del libro es emocionante ver la película Agente 007 contra el D.r No.
¿Dónde puede comprarse?: Está prácticamente agotado. Aún pueden conseguirse ejemplares en Casa del Libro. O en librerías de viejo, claro.


Comentarios cerrados.