Fuego en las entrañas

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Fuego en las entrañas en un libro espantoso. Lo firma Pedro Almodóvar y le acompaña con las ilustraciones Javier Mariscal. Pero es horrible. Mal escrito, sin un contenido mínimamente hondo, vacío. ¿Es un libro gamberro? Tal vez en el momento de escribirlo (se editó por primera vez en 1981) lo fue. Hoy resulta ramplón, falto de ritmo y de coherencia interna. La transgresión que suponía escribir sobre el sexo o decir muchos tacos en cada página se ha convertido en una patraña con el paso del tiempo. Aunque me temo que siempre lo fue.
El relato, desde un punto de vista argumental, es muy flojo. El lenguaje, su uso, es muy flojo. La estructura es muy floja.
Es difícil entender cómo Pedro Almodóvar permite la reedición de algo tan malo.
Lo que cuenta el autor es cómo Chu Ming Ho, empresario chino al que le dejan todas las mujeres con las que está, es capaz de inventar una compresa que convierte a las mujeres en máquinas sexuales peligrosas, letales. Poco más. Alguna gracia se encuentra en el texto, pero siendo generoso y echándole ganas. Siempre el disparate puede llegar a ser cómico. Pero, desde luego, no es nada literario.
Las ilustraciones de Javier Mariscal no son nada del otro mundo. Con los años, afortunadamente, ha madurado y su obra es otra cosa.
Hacer caja con Fuego en las entrañas está garantizado. Al fin y al cabo los autores son famosos y no les faltan seguidores. Aportar algo a la literatura, desde luego, está descartado aunque a uno le entreguen un Óscar cada año o el otro diseñe mascotas olímpicas cada cuatro.
La obra fallida, la propuesta vacía y gratuita, lo es al nacer y lo sigue siendo diez, veinte o treinta años después.

Calificación: Muy malo.
Tipo de lector: No avisado (usted ya lo está) o fan muy fan de los autores. Pero muy fan.
Tipo de lectura: Fácil y aburrida.
Argumento: Las mujeres pueden ser las jefas a poco que se pongan manos a la obra.
Personajes: Mal diseñados, superficiales.
¿Dónde puede leerse?: No se me ocurre lugar en el mundo entero.
¿Dónde puede comprarse?: No lo haga. Es un buen consejo.


Comentarios cerrados.