Marthe, historia de una fulana

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Marthe, historia de una fulana, es la primera novela del escritor Joris-Karl Huysmans, que se convertiría en un autor de culto con À rebours (1884). Es una novela descarnada, de una sordidez luminosa, que se desarrolla en los ambientes más cutres de París, unos ambientes canallas y marginales que el escritor francés tuvo que conocer necesariamente a fondo para hacer un retrato tan vívido y tan real.
Huysmans parece querer derribar el mito de esa bohemia literaria idealizada por sus contemporáneos para sacar la verdad a la luz: la marginalidad, el hambre y la suciedad que se esconden bajo las alfombras burguesas del Segundo Imperio, que sofocan a los proletarios, condenándoles a una vida sin esperanza.
Y es un retrato que tiene simas escalofriantes en esa carrera de Marthe hacia el abismo de la prostitución, por lo realista, por lo implacable de su caída.
Hay una atracción del narrador por ese infierno, que logra traspasar a los lectores con la veracidad de lo contado, con la utilización de un lenguaje de excepcional brillantez, colorido y cuidado, hermoso pero sin lugar para la piedad con nosotros lectores, que nos vemos obligados a asistir a esa historia de una fulana sin justificación posible para nuestros estómagos agradecidos, sin tapujos, sin un gesto que atenúe la brutalidad del alcoholismo y de la pobreza que siguen minando aun hoy las sociedades. Por nuestra culpa.
Es el retrato implacable de la vida de una mujer.
Marthe, historia de una fulana, fue el primer paso de una carrera literaria destacada.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Intensa.
Argumento: Tremendo.
Personajes: Grandiosos en sus miserias.
¿Dónde puede leerse?: En París, en un cafetín de Pigalle.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual o en www.libreriamendez.net


Comentarios cerrados.