feb 24 2013

Prosa literaria (II)

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Sin duda su viaje al Cercano Oriente después de 1842, inspiró la atmósfera de estos dos relatos.
Historia del califa Hakem es una novelación de la vida y los milagros del mesías de los drusos, un personaje que se mueve entre la historia y la leyenda en El Cairo, en torno al milenio de los cristianos.
Historia de la Reina de la Mañana y de Solimán, Príncipe de los Genios profundiza en el mito improbable de los amores de Salomón con Balkis, reina de Saba, con la construcción del primer templo de Jerusalén como trasfondo.
No son cuentos milyunochescos como cabría esperar del título común Dos cuentos orientales, sino más bien relatos trenzados con una confusión de leyendas, con una pesada atmósfera exótica y una visión romántica e idealizada del Oriente, envueltos en un ambiente de magia. Si el primero de ellos se acerca más a la tradición árabe, con una intriga, personajes disfrazados y esquema de parábola, la imaginación de Gérard de Nerval se desborda en la historia de Salomón hasta darle la apariencia de un sueño tenebroso en el que los humanos son títeres en manos de poderes oscuros y magníficos, víctimas de sus propias obras que les superan y trascienden.
Dos cuentos orientales beben en numerosas y oscuras crónicas, leyendas y libros gnósticos.
Esa obsesión de Nerval por darle forma a la materia histórica mediante la literatura, usando la fantasía, queda clara en Los iluminados (o los precursores del socialismo), donde reconstruye historias en torno a Cagliostro, al abate de Bucquoy, Restif de la Bretone o Jacques Cazotte, autor de El diablo enamorado. Todas son vidas novelescas y singulares que Nerval admirado, alarga a veces en exceso, personajes excéntricos, incomprendidos, sometidos a la arbitrariedad del destino y de los hombres que viven –aunque no todos vivan- en esa incertidumbre postrevolucionaria que alteró el mundo. Quijotescos y románticos.
Los Cuentos y chanzas son más ligeros y mezclan los temas favoritos de Nerval aderezados con el humor y la sátira. El Patobulo es una breve historia de la impostura, El asno de oro y El conde de Saint-Germain parten de la inmortalidad del alma para construir curiosas paradojas. En varios de estos cuentos lo sobrenatural incursiona en la vida real para trastornar su transcurso. Ingeniosos.

Calificación: Irregulares. Cuentos y chanzas son curiosos, Los iluminados largos y espesos, Dos cuentos orientales fantasiosos y extravagantes.
Tipo de lector: Algo romántico.
Tipo de lectura: Intensa en general, salvo los cuentos.
Argumento: Variados.
Personajes: Curiosos.
¿Dónde puede leerse?: Por aquí y por allá, en un viaje por Francia.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual de nuevo o de lance.


feb 17 2013

Poesía de Gérard de Nerval

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Las Quimeras son seres híbridos, creaciones de la mente, sueños o ilusiones.
El Desdichado –así, en castellano- pasa por ser el soneto más famoso de la literatura francesa y es el molde con el que podemos medir el resto de las Quimeras de Gérard de Nerval: poemas de perfecta estructura académica y forma clásica, tremendamente musicales en el francés original, son difíciles de traducir con su música al castellano; líricos, patéticos, repletos de referencias mitológicas y legendarias, particulares del escritor francés.
Su equivalente en español son los poetas modernistas latinoamericanos, pero oscurecidos por la nube negra que siempre envuelve la persona, el personaje y la obra de Nerval. Un aura. Esa mancha lívida que aparece ante su visión poética en una de las odas: El punto negro.
En Otras Quimeras busca la reminiscencia histórica en una voluntad de suscitar imágenes para el lector.
Las Pequeñas odas son más ligeras, bucólicas, determinadas por los temas de la naturaleza, fruto de recorridos y paseos, continúan evocando la presencia de un pasado idealizado; en estas composiciones, Nerval demuestra el sentido mismo de la poesía, que no es más que la capitalización por medio del lenguaje de las pequeñas cosas que enriquecen nuestras vidas y que nos pasan desapercibidas.
El resto de la obra poética de Gérard de Nerval se agrupa en Poesías diversas, casi todas dominadas por la melancolía y el sentimiento.
Nerval es un escritor maldito, loco, suicida, recuperado por ciertos temas, vetas literarias que encontraron en sus obras escritores posteriores como Proust, Baudelaire –y por su mediación Mallarmé- o Breton y los surrealistas, inimaginables sin las investigaciones previas de Nerval. Solamente con los doce sonetos de las Quimeras consiguió su consagración como poeta.

Calificación: Bueno.
Tipo de lector: Aficionados a la poesía.
Tipo de lectura: Minuciosa si se debe atender al texto bilingüe.
¿Dónde puede leerse?: En la campiña francesa.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librero habitual de nuevo o de lance.


feb 11 2013

Calcetines

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Especialmente apto para niños de 8 años en adelante, es este un libro divertido que seduce por su lenguaje y forma de mirar el mundo. Como estudiante de Publicidad que fue, su autor nos regala una fábula anti-marcas donde los objetos y en especial, la ropa de una muñeca de una niña de clase media, arma una pequeña revolución entre hermanos y padre. Cayendo a veces en el recurso fácil por nemotécnico, Felix J. Velando, que hizo ya nuestras delicias con Te vas a reír cuando te lo cuente, sabe adaptar con sencillez lo cómico a la infantil, construyendo una narración donde monopatines e inconscientes pinchazos de alfileres son más peligrosos y menos efectivos que la capacidad de los humanos para comunicarse a través de la vestimenta; que sabe aliarse entre bata, cordones, manoplas, bufandas y como no, los calcetines protagónicos, para lograr un fin común tan paralelo a lo imposible, que dará que pensar a muchos niños sobre cómo aliarse ante el mundo feroz que les ha tocado vivir, feroz por humano, por otra parte.
Toda esta coralidad (están los que son, pero hay más) recuerda a la inolvidable película Moonrise Kingdom, tanto por la magia como por el público a quién por un momento va dirigido.
Flix y Tol son dos calcetines hermanos que viven en concordia, aunque con sus piques diversos; como suele pasar en estos casos, Tol empieza a echarlo de menos en cuanto su hermano es llevado por confusión a la lavandería por la madre de Marta; más tarde descubrimos que no es la niña quién llora, sino su muñeca y lo hace simbólica y gráficamente (las ilustraciones de Marc Torrent son un complemento al texto perfecto).

Calificación: Inteligente a pesar de su inocencia.
Tipo de lector: Aficionado a la literatura infantil como juego.
Tipo de lectura: Imaginativa.
Argumento: La ropa como seña irónica de identidad.
Personajes: Desde la bata lista calixta a los guantes aguafiestas, todo un surtido.
¿Dónde leerlo?: Cerca de una guardería.


feb 3 2013

Mil soles espléndidos

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Esta es la historia de millones de personas encerradas en una cárcel, el nombre de esa cárcel es Ignorancia.
Afganistán.
Retratada a través de la vida de dos mujeres.
Una historia dickensiana de miseria, violencia y humillaciones; pero también sobre la capacidad del ser humano para salir adelante en las situaciones más difíciles. El narrador intenta situarse como espectador, pero no puede evitar tomar partido en la manera de contar, descubriéndose como un escritor –y sobre todo un nativo- deseoso de que otros conozcan la cultura de la que viene y el mundo de su infancia. En esto se aleja de la novela canónica y se acerca a la oportunista, consciente de sus lectores y comprometida con darles un gusto fácil, y no es extraño que sea así, Mil soles espléndidos es lo que se suele conocer como un superventas, con todo lo que eso supone en la dirección de la narración: una estructura lineal, cinematográfica, un desarrollo bastante previsible, un tono de melodrama; esto afecta al sesgo que toma el desenlace en lo que se refiere a las motivaciones, y a los personajes –Laila especialmente- que son bastante increíbles, planos, inconsecuentes con sus caracteres.
No obstante es una historia sentida, que nos transmite todo el terror de una edad media, y que es capaz de hacernos reflexionar sobre cada una de las concesiones y de las renuncias que anulan a la mujer como persona, rehén siempre de sus ancianos y de sus hijos.
Al menos el escritor afgano Khaled Hosseini pone cara a las sombras destrozadas de los noticiarios, y rumores a la guerra tan difíciles de escuchar desde el sofá de nuestros salones.

Calificación: Literariamente mediocre, pero bien intencionado y eficaz.
Tipo de lector: Cualquiera, amantes del melodrama.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: Lineal.
Personajes: Bastante previsibles.
¿Dónde puede leerse?: En el sofá, después de las noticias.