El juego del ajedrez o dechado de fortuna

Artículo escrito por: Augusto Prieto

En las primeras décadas del mil trescientos, el lombardo Jacobo de Cessolis redactó en latín el que sería conocido después como Ludus scacchorum, Juego del ajedrez, una obra ampliamente difundida en Europa durante los dos siglos siguientes.
Consta de tres partes: en la primera se traza una historia, más o menos mítica, de la invención y la difusión del juego de los escaques; la segunda es la más extensa y aprovecha la descripción de cada una de las figuras del juego para definir el modelo social de la época, cada figura representará a un estamento y los peones a los distintos oficios; fábulas e historias moralizantes intentan fijar y evitar los vicios en cada una de ellas; así la manera de moverse en el tablero cada una de las piezas –última parte de la obra- es el pretexto ideal para definir la forma en que han de comportarse los individuos en atención a sus oficios o sus responsabilidades como notables.
Es una obra escrita con evidente finalidad moralizante, nos da la foto de una sociedad de la alta Edad Media muy jerarquizada e inamovible. El juego se usa como pretexto para mostrar el mundo como un tablero de ajedrez, con una partida en marcha en la que luchan las fuerzas del bien contra las del mal.
A lo largo del texto está presente la misoginia medieval y todos los tópicos de la época.
Es una obra curiosa y desfasada.

Calificación: Curioso.
Tipo de lector: Interesado en el ajedrez y la historia medieval.
Tipo de lectura: Sencilla.
¿Dónde puede leerse?: Delante de un tablero de juego.
¿Dónde encontrarlo?: Es una edición agotada, puede intentarse en www.uniliber.com


Comentarios cerrados.